Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/20/2011 12:00:00 AM

Miedo en Campamento

En este pueblo antioqueño asesinaron a dos candidatos y las Farc amenazan a los que intenten hacer política por La U o por Cambio Radical.

Con su alcalde suspendido por seis meses y dos candidatos asesinados por las Farc, Campamento vive hoy una tensa situación política. En realidad, los últimos cuatro años tampoco han sido tranquilos en este pueblo del norte de Antioquia, que alguna vez fue el segundo municipio panelero del departamento. Hoy una parte importante de los 9.300 habitantes de Campamento están dedicados a cultivar y procesar pasta de coca, que le venden al frente 36 de las Farc. Por el control de esta zona, estratégica para el negocio del narcotráfico, la fuerza pública y la guerrilla se enfrentan desde hace años.
 
Los pocos que habitan en el casco urbano son empleados por el municipio, que desde 2008 está en manos de Adelmo de Jesús Sánchez, un hombre que jamás había ocupado cargos de elección popular y que durante 14 años había sido el celador del único colegio del municipio. A pesar de su falta de preparación y experiencia laboral, barrió en las urnas con el apoyo de poderosos políticos conservadores como la senadora Liliana Rendón.
 
Desde que empezó su mandato, Sánchez dio señales de mal manejo de los recursos públicos y de favorecer solo a quienes votaron por él. También intentó controlar los dineros de la parroquia, lo que provocó un duro enfrentamiento con el párroco, a tal punto que Sánchez prohibió a sus funcionarios ir a misa. En la Procuraduría reposan 26 procesos contra Sánchez, uno de los cuales concluyó en su suspensión provisional porque le dio a su secretario de Gobierno un contrato de prestación de servicios cuando él aún estaba como titular en su cargo. El alcalde dice que no sabía que no podía hacerlo.
Dos de los tres candidatos que empezaron campaña para suceder al actual alcalde suspendido fueron asesinados. El primero, el tesorero del municipio -Guillermo Roldán- era un hombre muy crítico del alcalde Sánchez y se lanzó por Cambio Radical. El segundo, Donay Correa, un exalcalde reconocido por las obras que realizó entre 1995 y 1997, se veía como un firme candidato por el Partido de la U.
 
En la búsqueda de votos, Correa y Roldán encontraron la muerte. El 30 de mayo coincidieron en una carretera en zona rural. Cada uno viajaba en su carro con sus compañeros de campaña cuando fueron detenidos por hombres armados con fusiles y vestidos de civil. Los hombres hicieron bajar a todos de los carros y separaron a los candidatos de las demás personas. Caminaron con ellos unos cuantos metros sobre la vía, pero sus acompañantes todavía podían verlos. De repente, los hombres armados tomaron distancia, levantaron los fusiles y dispararon sendas ráfagas. Por último, remataron a Correa con un tiro de gracia en la cabeza.
 
La zona donde fueron asesinados ha tenido presencia histórica del frente 36 de las Farc y, recientemente, de la columna Mario Vélez, que llegó del sur de Córdoba para apoyar al frente. Días después del homicidio, las Farc se atribuyeron aquellas muertes, durante una reunión en la vereda El Carriel. Las autoridades no descartan la hipótesis de que alguien les pagó a las Farc para cometer estos crímenes e investigan si las denuncias que hizo Donay Correa por posible trashumancia electoral tuvieron algo que ver con el homicidio.

Gildardo Álvarez, el candidato del alcalde, se inscribió por el Partido Conservador y tiene el panorama despejado. Por un lado, ningún político quiso inscribirse por los partidos que iban a avalar a los candidatos asesinados y por el otro, las candidaturas nuevas apenas arrancan y están en manos de jóvenes sin mucha experiencia. Héctor Gómez, el secretario de la corta campaña de Correa, se inscribió por la ASI y la concejal Lina María Duque, por el Partido Verde. Por la intimidación de las Farc, no hay lista de La U para el Concejo, pero sí de Cambio Radical. Sin embargo, varios de los candidatos han denunciado amenazas en su contra.
 
Este preocupante panorama obliga a las autoridades a agilizar las investigaciones judiciales y a blindar a los candidatos que valientemente han decidido continuar en la contienda. De lo contrario, en Campamento no habrá elecciones libres.
(Ver multimedia 25 municipios)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.