Jueves, 19 de enero de 2017

| 1997/07/28 00:00

MIENTRAS OTROS BAJAN, YO SUBO

despues de una exitosa gestión como gobernador del Valle del Cauca, Carlos Holguín Sardi lanzó su candidatura a la Presidencia de la República y la semana pasada abrió su sede nacional en Bogotá. SEMANA habló con él sobre la solidez de sus aspiraci o

MIENTRAS OTROS BAJAN, YO SUBO


Semana: ¿Cómo ve el tema de una posible negociación de paz con las Farc?
Carlos Holguín: Con una guerrilla triunfante y que está poniendo las condiciones, iniciar un proceso de negociación es casi que una utopía. Yo creo que Samper, en el afán de lavarse ante la historia y buscar salir como un presidente que luchó por la paz, picó el anzuelo de Tirofijo y le está creando al país una ilusión y a la guerrilla un nuevo escenario para seguir mostrando su triunfalismo.
Semana: ¿De ser elegido presidente cómo manejaría usted el conflicto con la guerrilla?
C.H.: Yo le pediría a la guerrilla una propuesta seria. Primero habría que sentarse 120 días a negociar y, si no se llega a un acuerdo, que haya una consulta popular y que el pueblo diga cuál propuesta es la que quiere. Obviamente, con un compromiso garantizado internacionalmente de que la consulta popular se cumpla con transparencia y que el resultado sea acatado.
Semana:¿Cómo se va a diferenciar de los demás candidatos?
C.H.: El elemento de diferenciación tiene que ser quién habla más claro y más concreto, quién hace propuestas más específicas con las cuales el país pueda estar de acuerdo o en desacuerdo. El país necesita volver a tener unos propósitos nacionales.
Semana: ¿Cuál sería una propuesta concreta para superar la recesión económica, por ejemplo?
C.H.: Tengo una bastante simplista: la política económica que tiene que hacer el próximo gobierno es todo lo contrario de la que hizo Samper. Así de sencillo.
Semana: Usted aceptó ir a la convención conservadora. ¿Cuál es su estrategia para ganar la convención?
C.H.: Entre los contrincantes conservadores yo creo que tengo la mejor opción de ganar. Yo estoy ascendiendo y hay otros que están descendiendo. Yo tengo una trayectoria de partido muy larga y he presidido el partido en varias oportunidades. Por eso creo que yo tengo que derrotar es a Serpa o a Santos.
Semana: ¿Cuál es su opinión de la decisión de Noemí Sanín de no someterse a las reglas del partido?
C.H.: Yo no tengo más que motivos de admiración y de elogios hacia Noemí. Ella es una florecita delicada a la que cualquier zarandeo le hace caer un pétalo. Por eso ella se ha cuidado, con mucha inteligencia, de no entrar en confrontaciones. Pero no creo que le alcancen los pétalos para llegar a la Presidencia.
Semana: ¿Quiénes tienen realmente opción para llegar a la segunda vuelta?
C.H.: Los de los partidos tradicionales. El sentimiento partidista en Colombia es muy poderoso, y eso pesa mucho en una elección.
Semana: ¿Cómo ve las posibilidades de Andrés Pastrana?
C.H.: Desgraciadamente, por razones inexplicables, Andrés va bajando. Y en política la ley de la gravedad es muy fuerte. Subir es muy difícil pero bajar es fácil. Mientras todos van bajando yo voy subiendo. Al final lo que el país va a pedir es a alguien con experiencia, pero nuevo. Y ese soy yo.
Semana: ¿Se piensa posicionar como el gobernador con experiencia pero ajeno al proceso 8.000?
C.H.: Yo creo que, como en el caso de Alvaro Uribe antes de renunciar a una posible candidatura, ambos manejamos bien y exitosamente una región. Y cuando el gobierno central está en semejante caos, el país debe dar la oportunidad a que alguien que ha manejado las cosas bien desde las regiones pueda llegar. Y yo soy el único en eso. Alvaro Uribe o yo podemos mostrar una región bien gobernada, bien organizada, con grandes resultados.
Semana: Usted propone recuperar unos propósitos nacionales. ¿Cómo pretende lograrlo?
C.H.: Lo primero es restablecer los valores. Los principales son la fe, la esperanza y la caridad. A Colombia los tres se le acabaron. No espera nada sino cosas cada vez peores y no tiene ningún sentimiento de solidaridad. Quizás una de las tareas más importantes del próximo gobierno sea reinsertar a Dios en la sociedad colombiana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.