Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/08/12 18:05

Cubanos varados en Turbo ya están en Panamá

Luego de las deportaciones realizadas por Migración Colombia, los inmigrantes decidieron atravesar el Darién.

Ya son más de 700 inmigrantes que en dos días han llegado a La Miel. Foto: Archivo particular

De las playas de Sapzurro, en el Urabá chocoano, a las de La miel, en Panamá, hay un pasadizo con escalas por las que cualquier colombiano puede pasar: son veinte minutos de caminata tranquila, como quien va por un sendero natural, pero para los cubanos ese paso está prohibido, así que tienen que atravesar parte de la selva.

Ya son más de 700 inmigrantes que en dos días han llegado a La Miel gracias a que la Guardia panameña los está dejando pasar en grupos de a siete o diez personas. Duniel Rojas fue uno de los que dejó el albergue que la comunidad de Turbo les brindó, cansado ya de esperar un milagro en forma de avión que los llevara hasta Miami.

Desde que Migración Colombia empezó hace dos semanas a deportar a todos los inmigrantes ilegales que encontró en hostales de Turbo, y se dijo que sólo estaban esperando una orden judicial de la Fiscalía para entrar al albergue y hacer una deportación masiva —a algunos incluso pensaban devolverlos a Cuba— los inmigrantes pidieron salvoconducto y decidieron continuar su camino por el Darién.

“Nosotros finalmente decidimos tirarnos por el monte, y esto para un cubano es muy difícil porque no conocemos la selva. En Sapzurro se quedaron 60 o 70 personas, todos porque estaban enfermos, o son discapacitados o están con niños muy pequeños. Hay gente que se perdió en la selva, justo ahora apareció un grupo que estuvo dando vueltas por tres días”, le dijo a Semana.com Duniel Rojas.

Según Migración Colombia, la bodega de Turbo hoy está vacía, la mayoría de los ocupantes se acogieron a deportaciones voluntarias y abandonaron el territorio Nacional por sus propios medios. “A la fecha tenemos documentados 1.540 procesos de deportación voluntaria de ciudadanos cubanos que permanecían de forma irregular en el municipio de Turbo”.

Mientras tanto, el Tribunal Contencioso Administrativo de Antioquia respondió a una tutela hecha por un grupo de ciudadano, decretó medida provisional y ordenó a “Migración Colombia garantizar el debido proceso administrativo sancionatorio migratorio a cada uno de las personas que suscriben la solicitud de amparo, siguiendo cada una de las pautas establecidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Internacional de Derechos Humanos”.

Esto quiere decir que los migrantes tienen derecho a recibir asesoría legal, incluso de forma gratuita a través de la Defensoría del Pueblo, y participar de esa manera en el procedimiento administrativo de deportación.

Los migrantes que quedan en Turbo son pocos, sin embargo se sabe que en Ecuador hay más de 35.000 cubanos y el Brasil más de 40.000 hatianos esperando una chance para continuar su camino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.