Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/2013 12:00:00 AM

Las 50 pruebas que pidió Maza Márquez

Esta es la estrategia del general (r), detenido por el magnicidio de Luis Carlos Galán.

Durante el mes y medio que ha estado detenido bajo la sindicación de haber participado en el asesinato de Luis Carlos Galán, el 18 de agosto de 1989, el general (r) Miguel Maza Márquez no ha descansado un día para buscar la fórmula con la que pueda demostrar su inocencia.
 
Semana.com conoció que los abogados defensores del oficial retirado, liderados por el jurista Iván González Amado, solicitaron a la Fiscalía, por medio de un escrito, la práctica de cerca de 50 pruebas en el proceso por el que su defendido es investigado por los delitos homicidio con fines terroristas y concierto para delinquir.
 
Las evidencias, en su mayoría documentales, demostrarían que el oficial nada tuvo que ver con ese magnicidio. Esa no es la tesis del ente acusador. Ahora la defensa del general tiene un ‘as bajo la manga’. Ya solicitó las copias de los consejos de seguridad que realizó el entonces  presidente, Virgilio Barco Vargas.
 
Con ello buscan plantear no sólo cuáles eran las funciones del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) a cargo de Maza, sino determinar cuáles fueron sus intervenciones al momento de analizar los riesgos de los entonces candidatos a la Presidencia. Esto en medio de un ambiente de peligro generado por el narcotráfico.
 
Con esta prueba, la defensa busca advertir que el protocolo para la asignación de los esquemas de seguridad del precandidato Galán estuvieron vigilados por el Gobierno de aquel entonces y cumplieron todos los requisitos de ley.
 
En este sentido y dentro del proceso, la Fiscalía y la Procuraduría consideran que Maza no sólo se enteró con antelación del atentado que se fraguaba contra Galán, sino que pudiendo evitarlo “coadyuvó para el éxito de la empresa criminal, debilitando el esquema de seguridad”.
 
La Fiscalía le ha dado valor al hecho de que Maza haya debilitado el esquema de seguridad del entonces candidato Galán. También ha señalado que se cometió una irregularidad al nombrar jefe de escoltas a Jacobo Torresgrosa, un hombre con poca experiencia para asumir tal responsabilidad.
 
Los abogados buscan demostrar que el entonces director de DAS no tenía la responsabilidad directa para verificar los antecedentes de Torregrosa, quien entró a reemplazar Víctor Cruz como jefe de escoltas de Galán.
 
Según los juristas, dentro del manual de estructuración del desaparecido DAS, no era obligación de Maza verificar los antecedentes penales, la idoneidad y la experticia de un jefe de seguridad. Su labor, según ellos, era nombrarlo luego de que se le practicaran las rigurosas pruebas por parte de sus subalternos.
 
Igualmente han solicitado los archivos a la Fiscalía de la acusación contra el exjefe de Orden Público del DAS, Manuel González y del excomandante de la Policía de Soacha mayor (r) Luis Felipe Mantilla, involucrados en la muerte de Galán. Con esto los abogados buscan demostrar que no existía relación alguna entre Maza y dichas personas.
 
Estas y otras pruebas concentran la atención de la defensa que quiere insistir en que Maza Márquez no tuvo participación en el repudiable hecho que enlutó al país. Maza se encuentra detenido en el Centro de Estudios Superiores de la Policía (CESPO).
 
En dialogo con Semana.com el jurista González Amado aseguró que las nuevas pruebas solicitadas son testimoniales y documentales y de recolección de documentos, que la Fiscalía no se ha “molestado” en aportar nunca en el caso. Estas están  relacionadas con los archivos de presidencia y del DAS.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.