Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/09/14 07:04

Los ‘pecados’ que un general chileno quería esquivar con el proceso de paz

Aunque el excomandante Juan Emilio Cheyre consiguió el permiso para viajar a Colombia, la ONU desmintió que lo hubiera convocado para participar en la misión de verificación.

Los ‘pecados’ que un general chileno quería esquivar con el proceso de paz Foto: wikipedia.org

Este lunes en Chile, todos estaban escandalizados: un juez otorgó la libertad bajo fianza al excomandante del Ejército, Juan Emilio Cheyre, acusado de encubrir el asesinato de 15 opositores a la dictadura de Augusto Pinochet, en el sonado caso de la "Caravana de La Muerte".

¿La razón?, había conseguido un permiso para salir del país argumentando que se desplazaría hasta Colombia para participar en el acuerdo de paz alcanzado por el Gobierno y las FARC.

La petición que interpuso su defensa, según el diario La Tercera, argumentaba que el militar (r) "se ha desempeñado activamente durante los últimos años en la observación y seguimiento del proceso de paz y profundización democrática que ha experimentado Colombia”.

Lo cierto es que Cheyre sí acostumbra publicar artículos de opinión sobre el proceso de paz, como consta en una nota del 25 de abril del 2015 de la Universidad Católica de Chile. Pero su gestión iba hasta allí. Nunca entró en contacto con los miembros del equipo negociador colombiano.

Incluso, en una entrevista este miércoles con Blu radio, Jean Arnault, jefe de la misión de verificación del Consejo de Seguridad en Colombia, señaló vehementemente que su participación en la comisión que va a monitorear el cese al fuego y la dejación de armas nunca ha sido contemplada.

"Sólo existen en esta misión dos generales, uno de ellos el general Pérez Aquino, jefe de la misión; no hay posibilidad de que llegue otro general de otra nacionalidad”, dijo el diplomático francés.

Una vez se conoció la noticia, el programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior de Chile presentó una apelación para asegurarse de que Cheyre no pueda estar presente el 2 de octubre en el plebiscito por la paz, sin importar si tiene un papel oficial o no.

"La autorización ofende a los familiares y a las propias víctimas, eso no se puede permitir", dijo el abogado de uno de ellos, Cristián Cruz.

Por su parte, la secretaria ejecutiva del programa, Catalina Lagos, señaló que la resolución del juez "nos causa agravio" al apuntar "la gravedad de los delitos y el número de víctimas".

El perfil de Cheyre no encaja en ningún lado. "Somos extremadamente cuidadosos con relación al perfil y los antecedentes de los observadores, por razones obvias, nuestra misión perdería toda credibilidad”, apuntó Arnault sobre el grupo de 400 observadores que al final del mes estarán en terreno.

La "Caravana de la muerte" fue una comitiva militar que entre octubre y noviembre de 1973 recorrió Chile en un helicóptero y sus integrantes sacaban a presos políticos de las cárceles, los llevaban a lugares despoblados y los asesinaban.

En ocasiones, trasladaban los cadáveres a cementerios, pero en otras los dinamitaban y sepultaban de forma clandestina.

Muchos de los asesinados habían sido condenados por consejos de guerra a bajas penas por faltas leves, como el caso del periodista Carlos Berger, que estaba sentenciado a 100 días de prisión por no haber interrumpido la transmisión de una radio que dirigía en la norteña ciudad de Calama.

En algunas ciudades, los militares redactaban falsas condenas a muerte dictadas por consejos de guerra inexistentes para dar un aire de legalidad a las masacres y en otras las justificaban como supuestos intentos de fuga de los presos.

Para algunos analistas, la "Caravana de la Muerte" tuvo un doble objetivo para Pinochet: aterrorizar a los opositores y asegurarse la lealtad de los militares de las regiones involucrándolos en sus crímenes.

Por lo pronto, Cheyre no podrá escudarse en el proceso de paz entre el Gobierno y las FARC para esquivar los procesos judiciales que tiene en su contra. Con el desmentido de la ONU, ahora decenas de víctimas intentan echar para atrás la polémica decisión.

*Con información de EFE y AFP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.