Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/2015 2:14:00 PM

Mercenarios colombianos que pelean para Emiratos Árabes

Centenas de exmilitares, muchos de ellos de élite y formados por el Ejército Nacional, dejaron la institución y, por mucho dinero, fueron a pelear una guerra que no es suya.

No es el país que los vio crecer, pero pelean por él como si lo fuera. Alrededor de 450 mercenarios, en su mayoría colombianos, fueron entrenados y enviados a combatir a Yemen.

“Los Emiratos Árabes Unidos han despachado de forma secreta a cientos de mercenarios colombianos a Yemen para combatir en el violento conflicto de ese país”, revela un informe The New York Times que detalla cómo opera ese ejercito extranjero que lleva cinco años funcionando en el Golfo Pérsico.

La coalición liderada por los Estados Unidos y Arabia Saudita inició una campaña en esa convulsa región para luchar contra los rebeldes Houthi que lograron apoderarse de la capital yemení, Saná.

Frente a este panorama los mercenarios son "una opción atractiva para las naciones ricas que desean hacer la guerra, pero cuyos ciudadanos pueden no querer pelear, según Sean McFate, autor de 'El mercenario moderno', dicen los autores de la investigación Emily Hager y Mark Mazzetti.

Los salvadoreños, panameños, chilenos y colombianos que deciden unirse reciben grandes cuantías. Salarios que van de 2.000 a 3.000 dólares por mes. Además de los 1.000 adicionales que les dan por semana a quienes despliegan a Yemen.

Y es que en la zona no hay hombres para mandar a la guerra. Según el diario, los miembros de las tropas que se despliegan fueron escogidos de unos 1.800 soldados de formación de América Latina.

Al parecer, militares de Emiratos tomaron el control del programa liderado por una compañía privada conectada por Erik Prince, fundador de Blackwater Worldwide, una academia estadounidense que presta servicios de formación en seguridad.

Para ellos, los colombianos son los más cotizados. “Oficiales de Emiratos han dicho que se deben reclutar combatientes colombianos por encima de otros en América Latina porque consideran a los colombianos más preparados en batallas contra guerrillas, llevan décadas combatiendo a las FARC en las selvas de Colombia”,  se lee en el artículo.

Con esta política Arabia Saudita, Qatar y Emiratos Árabes abrazan una estrategia militar más agresiva para combatir las revoluciones árabes que comenzaron a finales del 2010. La razón para reclutar militares latinoamericanos es que los ciudadanos tienen poco interés en el servicio militar.

Pero la de las tropas de América Latina es un secreto oficial en los Emiratos, y el Gobierno no ha hecho ninguna mención pública de su despliegue en Yemen. Yousef Otaiba, el embajador de Emiratos Árabes Unidos en Washington, no quiso hacer comentarios, dice The New York Times.

Llama la atención que según el rotativo, en algún momento desde cuando comenzó el proyecto en el 2010 el gobierno colombiano intentó negociar un acuerdo con los funcionarios de Emiratos Árabes para regular el flujo de mercenarios, pero nunca llegaron a un acuerdo.

La contratación de exsoldados en Colombia es realizada por Global Enterprises, una empresa colombiana dirigida por un excomandante de operaciones especiales llamado Óscar García Batte, quien hace parte de la fuerza ahora desplegada en Yemen.

Aunque la noticia no deja de sorprender, no es nueva. Desde hace años se ha dicho que decenas de los mejores soldados del país están abandonando las filas del Ejército colombiano para viajar y enlistarse para formar parte como militares del ejército de los Emiratos Árabes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.