Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2014 12:00:00 AM

General Flórez, el militar clave en los diálogos

Su tarea sería empezar a diseñar con las FARC la desmovilización de la guerrila y el cese al fuego.

Aunque la discusión de cómo terminar un conflicto que lleva más de 50 años tiene un capítulo y un punto exclusivo en la agenda del proceso de paz en La Habana, en este tema comenzará a trabajar una subcomisión este viernes, de manera paralela al de víctimas que se está dialogando.

El punto 3 de la agenda, denominado ‘fin del conflicto’ y que se dejó para el final de las negociaciones, trata temas tan sensibles como la desmovilización de la guerrilla, la entrega de armas, la reintegración y la seguridad de quienes abandonen las filas, entre otros puntos. 

Como si fuera poco, también la subcomisión comenzará a discutir cuándo y cómo las dos partes declararán un cese al fuego y de hostilidades “bilateral y definitivo”. Es la primera vez en la historia de Colombia que en un proceso de paz se hablan estas cuestiones.

Por eso el país está ansioso de conocer si en esa discusión habrá militares y quiénes serán ellos. Cada parte puede llevar a la subcomisión hasta 10 personas, quienes establecerán su propio cronograma.

Para la instalación de ese grupo, ya viajaron a La Habana un grupo de cuatro miembros de la Fuerza Pública liderado por el general Javier Alberto Flórez Aristizábal, actual jefe del Estado Mayor Conjunto y subcomandante de las Fuerzas Militares. Así lo ratificó el presidente Juan Manuel Santos. El general también estará al mando del equipo permanente de oficiales que participen en la subcomisión, como explicó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón. El jefe de la cartera le dijo a puerta cerrada a la Comisión de Paz del Congreso, que a La Habana van tres coroneles y un almirante. Ellos pertenecen al Ejército, a la Fuerza Área Colombiana, a la Policía y a la Armada, uno de cada institución. 

Ellos se quedarían allí sólo un día. Todavía no se conoce si los cuatro miembros de la fuerza pública harán parte de la subcomisión que tratará el fin del conflicto ni cuáles son sus tareas específicas en este corto viaje. 

"Le pido a las personas que tienen cierto grado de escepticismo que confíen, que esto va por un buen camino", dijo Santos luego de afirmar que la presencia de la Fuerza Pública en las negociaciones de paz es una garantía para la sociedad y para las mismas instituciones de seguridad. 

Pero este mensaje no caló en el senador del Centro Democrático Álvaro Uribe. Unos minutos después del anuncio de Santos, el expresidente calificó de inconstitucional que unos militares de alto rango viajen a Cuba a entrevistarse con delegados de las FARC ya que para él existe “el efecto nefasto de afectar seriamente la seguridad en Colombia”. Según Uribe, la ley ordena a las Fuerzas Militares y a la Policía combatir a los grupos que denominan terroristas y no sentarse a hablar con ellos. “Esa presencia allí pone a las fuerzas armadas a deliberar en contra de la Constitución”, recalcó.

¿Cómo deberían ser los militares que van a La Habana?

Sin listas ni nombres, lo único que se conoce es el perfil que deberán tener quienes hablen de desmovilización y cese al fuego. “Los militares que van a La Habana no van a ir a rendirse ni a sentarse con sus pares sino que es gente que viene preparando a las Fuerzas Militares hace más de tres años en temas de desmovilización” y Derechos Humanos, explicó Mauricio Lizcano, senador que hace parte de la Comisión de Paz del Congreso.

El general Flórez irá a La Habana pero lo que no se conoce es si participará en la subcomisión. Lo único claro es por qué Santos lo envió como líder del primer grupo de miembros activos de la fuerza pública en participar en el proceso de paz. En febrero de este año Santos puso al militar en uno de los cargos militares más importantes del país por los golpes contundentes que ha dado a la insurgencia pero también por demostrar respeto por el Derecho Internacional Humanitario (lea lo que se jugó el presidente al elegirlo).

Además, el general conoce perfectamente al grupo guerrillero, pues durante seis años comandó la Fuerza de Tarea Conjunta Omega que trabaja en departamentos donde históricamente ha estado la guerrilla, como Caquetá, Guaviare y Meta. En sus años en la Omega, se conoce que en diferentes ocasiones le ofrecieron cambiar de unidad para darse un respiro, pero él no quiso. Siempre señaló que su misión eran los grandes jefes guerrilleros como ‘Fabián Ramírez’, alias el ‘Médico’, ‘Romaña’ y el mismo ‘Mono Jojoy’. 

Su mayor logro en sus años como integrante del Ejército fue liderar el operativo en el que murió alias ‘Mono Jojoy’, cabecillas del Bloque Oriental y jefe militar de las FARC.

En su hoja de vida se da cuenta que es oficial del arma de Ingenieros, especialista en ingeniería civil de la Universidad Militar, cuenta con magister en Defensa y Seguridad en la Escuela de Guerra, es especialista en Altos Estudios Empresariales de la Universidad de la Sabana.Además es lancero, paracaidista y cuenta con cursos en Fuerzas Especiales. Tiene diferentes distinciones a lo largo de su destacada carrera, entre ellas Orden Cruz de Boyacá, Orden al Mérito Militar Antonio Nariño, Orden del Mérito Militar José María Cárdova, Medalla de Servicios Distinguidos en Orden Público y Medallas por Tiempo de Servicios. También fue asesor Estratégico de la Junta Interamericana de Defensa ante la OEA hace algún tiempo. 

Más allá del general Flórez, no se conoce quiénes son los otros cuatro miembros de la Fuerza Pública de los que habla el Ministerio de Defensa y ni tampoco cómo trabajará la subcomisión del fin del conflicto. Lo único que se sabe de este último punto es lo que publicaron el gobierno y las FARC en un comunicado conjunto. "Esta subcomisión tratará los subpuntos de cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y dejación de armas, e inciará revisando y analizando buenas prácticas nacionales e internacionales en la materia", dice el papel.

Este es tan solo el inicio de una posible desmovilización de la guerrilla y de una tregua definitiva, y quién mejor para comenzar esa negociación que los dos grupos que se han combatido mutuamente: Fuerzas Militares y guerrilla. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.