Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/05/05 17:07

Nueve millones de toneladas de comida, a la basura cada año en Colombia

Ese revelador dato fue una de las conclusiones de un análisis de la Universidad Nacional. Con esos alimentos se podría alimentar a toda la población de La Guajira durante dos años.

Una de cada tres toneladas de comida disponible en Colombia va a la basura. Foto: Archivo particular

Con la exagerada cantidad de comida que se desecha en Colombia anualmente se podría alimentar durante dos años toda la población de La Guajira. Aunque parezca increíble, así es: al año en el país se botan más de nueve millones de toneladas de alimentos.

Esa fue una de las conclusiones del Foro de Inseguridad Alimentaria, organizado por el Instituto de Estudios Ambientales (IDEA) y el Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (OBSAN) de la Universidad Nacional en Bogotá.

Las frutas, verduras, raíces, tubérculos y productos lácteos son los que más se pierden. Según explicó el director de Seguimiento y Evaluación de Políticas Públicas del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Felipe Castro, en el último año se desperdiciaron 29.000 toneladas de estos alimentos.

El tema es del todo preocupante, sobre todo en un país donde los titulares de las noticias son sobre personas que mueren de hambre y por problemas severos de desnutrición. La mayoría de estos casos son niños que, a veces, ni siquiera cumplen su primer año de vida (Lea: Colombia, un país donde los niños todavía se mueren de hambre).

¿Qué está pasando? ¿De quién es la culpa? En Colombia ocurren dos cosas: la comida se pierde y se desperdicia. Dos conceptos que, aunque se parezcan, no son lo mismo. Según explicó Mario Rodríguez, investigador de la Universidad Nacional, la pérdida se da por ineficiencia en procesos de producción y el desperdicio está ligado al comportamiento de las personas que desechan la comida porque no es de su gusto.

“La pérdida requiere eficiencia en la producción y la logística, mientras que para disminuir los desperdicios se deben cambiar los hábitos alrededor de los alimentos”, anotó el investigador.

Pero eso no es lo único. Hay muchos alimentos que en la etapa de cosecha se ven afectados por plagas, factores climáticos, cuidado inadecuado de los cultivos y ausencia de buenas prácticas agropecuarias.

Y es que las pérdidas ocurren en casi todas las partes de la cadena de producción. Es así como en la ‘poscosecha‘ y el almacenamiento, por ejemplo, puede haber hacinamiento del ganado y, como los animales también sufren de estrés, la carne se pierde desde antes de llegar a los consumidores.

“Antes de que se empiecen a consumir los alimentos ya hay pérdida de estos. Las frutas y los vegetales que son tan sensibles, suelen magullarse y por esto no cumplen los requisitos de presentación que exigen las grandes cadenas de almacenes; sin embargo, muchos de estos alimentos aún son aptos para el consumo”, añadió Rodríguez.

Felipe Castro, del DNP, expresó que, según un estudio realizado por la entidad, el 34 % de los alimentos que el país podría consumir durante un año es desechado, es decir que una de cada tres toneladas de comida disponible en Colombia va a la basura.

Santander, Norte de Santander, Cundinamarca y Boyacá, son los departamentos donde más se pierden los alimentos. Luego, se encuentra la costa Caribe. Y por último, sigue el Eje Cafetero y el Pacífico.

“La recomendación para los hogares es realizar una mejor planificación en la compra de comida. Muchas veces no miden las necesidades y adquieren más de lo necesario”, concluyó Rodríguez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.