Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/04/04 15:58

Por ahora, Cárdenas respira tranquilo

El Partido Liberal, que se opuso a la venta de Isagen, será el salvavidas del Ministro de Hacienda que este lunes afronta la moción de censura, precisamente sobre la venta de la generadora.

El ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas Santamaría. Foto: Archivo particular

Minutos después de las tres de la tarde, el ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas Santamaría llegó al recinto del Senado donde lo esperban para responder por la venta de Isagen. El Centro Democrático, y los senadores Jorge Robledo (Polo) y Sofía Gaviria (P. Liberal) han propuesto una moción de censura, que lo destituiría inmediatamente del gabinete, precisamente por el negocio en el que el Estado se desprendió de sus acciones en la generadora.
 
El debate de moción de censura se viene programando desde el pasado martes. Pero por cortes de energía en el Centro de la ciudad, la semana pasada, y por la discusión del acto legislativo para la paz, se ha pospuesto. Este lunes, la tercera vez que se cita a Cárdenas, será la vencida. Pero el Ministro de Hacienda cuenta con todas las cargas a favor para imponerse en el Senado.
 
Antes del inicio del debate se produjo un hecho que le dio oxígeno al ministro Cárdenas. En una intensa discusión, que se prolongó por más de dos horas, la bancada de senadores del Partido Liberal decidió no acompañar la moción de censura que fue propuesta por uno de sus integrantes. Por amplias mayorías se adoptó la decisión. Sofía Gaviria, Viviane Morales y Javier Tato Álvarez fueron los tres que votaron a favor de la renuncia del ministro de Hacienda.
 
La decisión no deja de ser incómoda para el liberalismo, pues este partido se opuso a la Venta de Isagen, fue citante del debate que se adelantó en el Senado por esa causa, y varios senadores del trapo rojo demandaron ante el Consejo de Estado el decreto con el que se dio vía libre al negocio. Horacio Serpa salió en todos los medios a oponerse a la misma que ha generado la moción de censura, pero ahora saldrá, como vocero del partido, a salvar el pellejo del ministro Cárdenas.
 
El argumento de las mayorías liberales es que una moción de censura es más un mensaje contra el gobierno, y como los liberales están apoyando la presidencia de Juan Manuel Santos, la decisión coherente, según se supo, es apoyar al gobierno.
 
El apoyo liberal es determinante para Cárdenas que, a priori, contaba con el respaldo de los conservadores y el Partido de la U. Si los liberales se sumaban al uribismo en la moción de censura podrían poner en aprietos al ministro en su búsqueda de más de la mitad de los votos en el Senado que lo respalden.
 
Luego de planteada las condiciones de la discusión hablará el Ministro. Terminada su intervención se dará por concluido el debate y el Senado volverá a ser convocado diez días siguientes para la votación definitiva. Sin embargo, Cárdenas afronta a esta a hora el debate con la tranquilidad de tener los votos a su favor. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.