Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2013 12:00:00 AM

MinDefensa ajusta la cúpula de la Policía

El ministro de Defensa anunció el nuevo equipo que estará bajo órdenes del general Palomino.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, anunció en la mañana de este jueves desde el Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo), en el norte de Bogotá, importantes cambios en la cúpula policial. Se trata de cambios rutinarios que se dan a dos meses de la llegada del nuevo director, el general Rodolfo Palomino, quien con estos movimientos empieza a ajustar su equipo de trabajo.

Como inspector fue nombrado el general Yesid Vásquez Prada. Como director de seguridad ciudadana fue designado el general Jorge Nieto Rojas, quien desde hace casi un años venía desempeñándose como comandante de la Dijín. En esa dirección será asumida por el general Jorge Rodríguez Peralta.

Como nuevo comandante de la policía metropolitana de Cali quedó que coronel Hoover Penilla. Uno de los cambios que más llamó la atención fue el relevo en la policía metropolitana de Bogotá a donde llega el general Edgar Sánchez Morales en remplazo del general Luis Eduardo Martínez quien llegará a la dirección administrativa y financiera de la policía. 

De todos los cambios anunciados el de Martínez es el que más ha llamado la atención. Se trata de un oficial que a lo largo de su carrera siempre se ha desempeñado y destacado por ser un policía netamente operativo. Por eso llama la atención que sea nombrado en un cargo administrativo. En las últimas semanas al general Martínez le tocó asumir el chicharrón producto de la muerte de cinco personas en una discoteca en Bogotá. Y aunque algunos podrían relacionar su salida de la metropolitana con ese hecho, la realidad es que nada tiene que ver.

En primer lugar el promedio de permanencia de un jefe de policía en la capital está alrededor de los dos años. Martínez lleva 22 meses como comandante de la Bogotá a donde llegó después de una muy exitosa gestión como comandante en Medellín. En la capital el general consiguió cifras históricas en la reducción de la mayoría de los delitos, especialmente en el homicidio, alcanzando registros que la ciudad no tenía hace casi medio siglo. También desarticuló y desmanteló las temibles redes de tráfico de drogas que durante décadas se habían tomado el centro de la capital, especialmente en el llamado sector del Bronx. Su meritoria gestión fue posible incluso a pesar de la escaza colaboración que tuvo por parte de la alcaldía de Gustavo Petro. 

Aunque Martínez sale en días difíciles por el incidente que terminó en tragedia en el sur de Bogotá, la realidad es que su labor al frente de la metropolitana es reconocida ampliamente por el gobierno nacional, dirigentes, los gremios y la prensa. Este es el perfil del hombre que le cambió la cara a Bogotá:

En su mente aún permanece el recuerdo de ese diciembre, el de 1977, cuando en un asalto bancario en Bogotá asesinaron a su mejor amigo, el teniente de la Policía Joaquín Olmedo Botero, de Manzanares (Caldas), quien siempre le insistió que ingresara a la institución. Recuerda el general Luis Eduardo Martínez Guzmán que el día en que al municipio cafetero llevaron el cadáver del entonces investigador de la Sijín, le nacieron las ganas de ser policía, como un homenaje.

En 1982, se graduó del Instituto Chipre de Manizales como bachiller. “Era pésimo para las matemáticas, confiesa, pero bueno para el español” y también para el fútbol donde, como hincha del Once Caldas, antiguamente Deportes Caldas, se desempeñaba como defensa aplicando el lema de que si la pelota pasaba, el jugador no. Un año después, el 8 de enero, y luego de enviarle una carta al director de la Escuela de Policía de ese entonces, el general Jorge Arturo Pineda Osorio, ingresó a la institución, que hoy a sus 50 años de edad, cumplidos en marzo pasado, le permite estar en la alta esfera.

Para esa época ser profesional de la medicina era un orgullo. Pero también lo era ser comerciante de café. Sin embargo, el general que ha enfrentado las más temibles bandas en el país, entre ellas la oficina de Envigado y los Ganchos del Bronx en Bogotá, el campo no le gustaba porque su natal Manzanares no tenía fluido eléctrico e, increíblemente, le daba miedo la oscuridad. Es tal vez por eso, reconoce, que no aprendió a recolectar ni siquiera un grano de café, aunque suele tomarse más de 20 tintos al día. “Esos eran mis tragos de niño”.

El primero que se toma, y muy cargado, es a eso de las 5:00 de la mañana, diez minutos después de levantarse y mientras pide el reporte, vía radio de comunicación, de lo que ha ocurrido mientras dormía; tres horas de sueño nada más porque es de esos comandantes que se acuestan a las 2:00 de la madrugada, luego de coordinar diferentes operativos nocturnos. La noche ha sido tal vez el período de tiempo que más le ha generado trabajo.

“Por algo me dirán veneno”, apunta el comandante de la Policía Metropolitana al hacer referencia a un apodo que le pusieron bajo el título de la novela del español Pedro Antonio Alarcón titulada El Capitán Veneno, que narra la historia de un hombre rígido, agrio y con pocos sentimientos. Para el oficial las leyes son lo primero. Es abogado de la Universidad Gran Colombia y especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Militar y de Criminología de la Universidad Complutense de Madrid, España.

Además del derecho, al levantarse y al acostarse le reza a quien considera su mejor ‘parcero’ y también a una cantidad de ángeles, entre ellos San Miguel, los cuales están representados en estatuillas y estampitas, regaladas en su gran mayoría por su señora madre, y que expone sobre el escritorio y cada rincón de su oficina de la calle sexta con carrera 15 y guarda en su billetera al lado de la foto de su familia.

A estas alturas el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, dice no tenerle miedo absolutamente a nada y asegura estar preparado para cualquier circunstancia porque en este oficio un día se es un líder y al otro todos los señalan sin piedad. Ser director de la institución tampoco lo trasnocha. Pero sí desea convertirse en viajero, consultor de seguridad y profesor universitario, por lo que no deja de leer, sentado obras sobre Simón Bolívar, Alejandro Magno, Napoleón Bonaparte, Winston Churchill y Nelson Mandela, quienes para nada, según él, se parecían al ‘Capitán veneno’. Este es el hombre que hasta hoy dirigió la policía de Bogotá.

Así queda la línea de mando

Director General MG. Rodolfo Palomino

Subdirección General MG Luz Marina Bustos

Inspección General MG Yesid Vásquez Prada

Dirección de Seguridad Ciudadana MG Jorge Hernando Nieto

Oficina de Planeación BG Janio León Riaño

Dirección Talento Humano BG Miguel Ángel Bojacá

Dirección Antinarcóticos BG Ricardo Restrepo

Región de Policía No. 6 BG Nicolás Muñoz

Dirección Tránsito y Transporte BG Carlos Ramiro Mena

Dirección Investigación Criminal BG Jorge Rodríguez Peralta

Dirección Antisecuestro y Antiextorsión BG Humberto Guatibonza

Policía Metropolitana del Valle de Aburrá BG José Ángel Mendoza

Región de Policía No. 8 BG. Rodríguez González

Policía Metropolitana de Barranquilla BG. José Vicente Segura

Región de Policía No. 7 BG. Carlos Rodríguez González

Policía Metropolitana de Bogotá BG. Édgar Sánchez Morales

Región de Policía No. 5 BG. Saúl Torres Mojica

Fondo Rotatorio Policía Nacional BG. Gabriel Parada

Dirección Administrativa y Financiera BG. Luis Eduardo Martínez

Región de Policía No. 3 BG. Mireya Cordon

Región de Policía No. 4 BG. Omar Rubiano

Región de Policía No. 2 BG. Óscar Atehortúa

Policía Fiscal y Aduanera BG. Gustavo Moreno Maldonado

Secretario Seguridad Presidencia BG. Jaime Vega

Dirección Protección a Dignatarios BG. William René Salamanca

Policía Metropolitana de Cali CR. Hoover Penilla

Dirección de Inteligencia CR. Jorge Luis Vargas

Policía Metropolitana de Bucaramanga CR. Nelson Ramírez

Dirección Nacional de Escuelas CR. Álvaro Pico

Dirección de Carabineros CR. José Acevedo

Policía Metropolitana de Cartagena CR. Jorge Luis Rodríguez

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.