Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/2012 12:00:00 AM

Mintransporte aceptó que empresa contratista con el Estado volvió a manos de su familia

El ministro Miguel Peñaloza reiteró que el hecho de que su familia haya recobrado el manejo de la firma PYG no lo inhabilita para ejercer su cargo.

El ministro de transporte, Miguel Peñaloza, confirmó este jueves que la empresa PYG, contratista del Estado, regresó efectivamente a manos de su familia y reiteró que esto no le representa ninguna inhabilidad para estar en su cargo.

Peñaloza, en entrevista con Caracol Radio, explicó que la empresa PYG fue fundada por él en 1993, pero fue vendida en el 2006 con una cláusula de recompra que acaba de vencer, por lo que la empresa volvió a manos de su familia.

Según el funcionario, dicha empresa únicamente está inhabilitada para contratar con el Ministerio de Transporte y el Departamento Administrativo de la Presidencia, a los cuales Peñaloza ha estado vinculado. Y agregó que si sus explicaciones no son satisfactorias, está dispuesto a renunciar.

Peñaloza ha sido cuestionado a raíz de que el periodista Daniel Coronell revelóen su última columna en SEMANA que su familia ha recibido miles de millones de pesos en contratos con el Estado. (Ver: Prosperidad democrática).

Peñaloza había dicho este lunes que los contratos que tiene la empresa de abogados de su familia con el Estado son pequeños y que no le representan inhabilidad. (Lea: Si los contratos me preocuparan, no me habría posesionado: Mintransporte).

Agregó que antes de posesionarse en su cargo solicitó concepto de la propia Presidencia de la República.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?