Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/11/10 00:00

MISION IMPOSIBLE

A pocas semanas de que la Corte se pronuncie sobre las Convivir, una circular de la IV Brigada complica las cosas.

MISION IMPOSIBLE

las Convivir volvieron a quedar en el ojo del huracán. En efecto, el martes de la semana pasada el senador Fabio Valencia Cossio presentó un memorando dirigido por el comandante de la IV Brigada del Ejército con sede en Medellín, coronel Juan Octavio Triviño, a las Convivir mediante el cual impartía algunas instrucciones para que le informaran a esa guarnición militar acerca de las simpatías de los candidatos a corporaciones públicas hacia las "instituciones democráticas, gobierno y Fuerzas Militares". En la llamada 'Misión de Trabajo 0001' el oficial solicitaba, además, la información relacionada con la filiación política del candidato y el grado de aceptación que tenía dentro de la población.
La revelación del político conservador, como es natural, levantó ampollas en el Congreso de la República, donde comparten por igual defensores y detractores de las llamadas Asociaciones Convivir. La senadora Piedad Córdoba, quien se ha opuesto a dichas asociaciones en varias ocasiones, sostuvo que la circular era una prueba fehaciente de que las "Convivir sí realizan trabajos de inteligencia y es una muestra de la manera como se está debilitando el Estado de derecho".Los ministros del Interior, Carlos Holmes Trujillo, y de Defensa, Gilberto Echeverri, también se mostraron sorprendidos por el contenido de la circular. El primero de ellos anunció que el gobierno averiguará la gravedad de los términos del memorando, mientras que Echeverri sostuvo que todo pudo tratarse de un "error de buena fe del coronel Triviño". El asunto se puso tan delicado que hasta el propio gobernador de Antioquia, Alvaro Uribe Vélez, considerado por muchos como el padre de las Convivir en el país, debió pronunciarse al respecto. Uribe Vélez calificó como un error del Ejército el "andar preguntando por el grado de simpatía que los candidatos a alcaldías y corporaciones públicas tengan por el gobierno y las Fuerzas Armadas".Pero, ¿qué tan grave es el asunto? Para algunos, como el senador Valencia Cossio, la denuncia no tiene nada que ver con presuntas rivalidades políticas con el gobernador de Antioquia sino que, según él, lo que ha quedado en evidencia es una clara participación en política de un comandante de las Fuerzas Militares, en este caso el comandante de la IV Brigada del Ejército. "El tema es fundamental y si hay un error debe enmendarse de verdad", dijo el senador a SEMANA.
Aunque la circular del coronel Triviño no es violatoria de ninguna ley, puesto que hay normas que facultan a las Fuerzas Militares para obtener información de la población civil cuando lo estime conveniente, lo cierto es que el memorando del alto oficial se dio a conocer pocas semanas antes de las elecciones en un departamento donde la actividad política se ha venido polarizando cada día más. Y de allí la polémica que suscitó. El memorando dejó en evidencia, más que una colaboración esporádica entre el Ejército y las Convivir, una estrecha relación operativa entre ambas partes. Y ese es precisamente el punto más delicado de la discusión entre defensores y detractores de dichas asociaciones. En las próximas semanas la Corte Constitucional tendrá la última palabra sobre ese tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.