Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/01/28 00:00

Misteriosa desaparición de patrullero en Bogotá

Autoridades, sin rastro de Jairo Díaz, patrullero que atendió un llamado de la comunidad.

El patrullero Jairo Díaz estaba adscrito al CAI Villa Nidia desde el pasado 16 de enero. Foto: Cortesía

A la búsqueda adelantada por unidades del grupo de operaciones especiales en emergencias y desastres de la Policía para dar con el paradero del patrullero Jairo Díaz Vergara se unió al mediodía de este lunes el Cuerpo de Bomberos de Bogotá y la Defensa Civil para hacer un barrido por la zona en la que Díaz pudo haber caído.

La desaparición del patrullero es un misterio. Todo se inició el domingo en horas de la tarde cuando recibieron una llamada al cuadrante en la que se informaba de personas armadas en los barrios Cerro Norte y Santa Cecilia, los cuales son separados por una especie de cañada natural.

Al sitio arribaron dos motos con igual número de integrantes de la Policía. Decidieron separarse para hacer la búsqueda, pero lo único raro que vieron fue una pareja bañándose en una río que pasa por la zona.

Cuando decidieron regresar notaron que faltaba Díaz. Lo llamaron a gritos, lo buscaron y hasta le marcaron a su teléfono, pero no había rastros del uniformado de la Policía nacido hace 24 años en Manizales y quien desde el pasado 16 de enero estaba adscrito al CAI Villa Nidia, de la localidad de Usaquén.

“Después de varias horas de búsqueda, trajimos caninos frescos para que nos ayuden en el operativo. Si a las 7:00 p.m. no hay resultados positivos, Policía Judicial asumirá de lleno el caso”, dijo el coronel Diego Páez, comandante del grupo de operaciones especiales en emergencias y desastres de la Policía.

Una de las pistas con la que trabajan los caninos es el chaleco antibalas que portaba Díaz. De allí vienen las primeras circunstancias extrañas en el caso del patrullero. Ese chaleco es una prenda que no se puede quitar con facilidad. “Lo encontramos en la parte baja de la cañada y es lo único que tenemos hasta el momento”, explicó el coronel Reynaldo Rojas, comandante de Usaquén.

Es decir, que en caso de que se hubiera caído por esa cañada, cuya altura es aproximadamente de unos 50 metros, es muy poco probable que en el descenso esa prenda se le hubiera desprendido. “El chaleco es tan seguro que uno se lo quita o se lo quitan”, dijo un oficial.

De allí que no se descarta que Díaz haya sido blanco de un secuestro. Es de recordar que en esa zona tienen injerencia la banda de los ‘Pascuales’ que en días pasados fueron protagonistas de una masacre que obligó a una intervención especial por cuenta de las autoridades.

No obstante, esta hipótesis está por establecerse. Sin embargo, se ofreció una recompensa de hasta 20 millones de pesos para quien dé información que permita ubicar al patrullero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×