Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/04/16 00:00

Mockus y Petro acaparan las simpatías en la Universidad del Norte

Al debate fue organizado por la Comisión Andina de Fomento y Fedesarrollo, en alianza con la Universidad del Norte y la Cámara de Comercio.

Mockus y Petro acaparan las simpatías en la Universidad del Norte

Si los estudiantes e invitados especiales que asistieron hoy al foro con los candidatos presidenciales en el Universidad del Norte simbolizaran el universo del electorado colombiano y las expresiones de simpatía (aplausos y ovaciones), reflejaran el grado de afinidad por los candidatos, los ganadores indiscutibles serían Antanas Mockus y su fórmula a la vicepresidencia Sergio Fajardo, seguido por Gustavo Petro, para quien también hubo expresiones de aceptación a las respuestas dadas.

Al debate, organizado por la Comisión Andina de Fomento y Fedesarrollo, en alianza con la Universidad del Norte y la Cámara de Comercio, asistieron los candidatos presidenciales Juan Manuel Santos, Germán Vargas y Gustavo Petro, y los candidatos a la vicepresidencia por el Partido Conservador, Luis Ernesto Mejía, y por el Partido Verde Sergio Fajardo. No asistió Rafael Pardo Rueda, quien tampoco envió a su compañero de fórmula a la vicepresidencia. La presentación del debate la hicieron los anfitriones Víctor Traverso de la CAF y Roberto Steiner, de Fedesarrollo.

Los temas propuestos a los cuales respondieron los candidatos fueron comercio exterior, finanzas territoriales y región Caribe. El debate se hizo en torno a investigaciones y análisis de las dos entidades convocantes y fue moderado por el exministro Jorge Humberto Botero. Los temas fueron introducidos por Roberto Steiner (sistema financiero), Mauricio Reina (internacionalización de la economía) y Alexandra García, politóloga y catedrática de la Universidad del Norte, el tema de región Caribe. Para cada pregunta los candidatos tenían dos minutos y dos minutos al final de cada ronda para ampliar sus propuestas si no habían logrado explicarlas o si querían ampliarlas.

Al culminar, les otorgaron un minuto a cada candidato para que se dirigieran al público y explicaran por qué sus propuestas, su partido y su nombre, simbolizan la mejor candidatura u opción presidencial. En este momento final fue cuando más se manifestaron las simpatías por la fórmula Mockus – Fajardo, Petro en segundo lugar y hubo rechiflas hacia Juan Manuel Santos, repudiadas por algún sector del público que dio durante las tres horas una muestra de respeto y atención al debate.

El debate comenzó con las finanzas territoriales, y se les expuso a los candidatos cuál es el escenario: un país de regiones, con finanzas propias, sistema de transferencias y comportamiento fiscal. El moderador Jorge Humberto Botero expuso a grandes rasgos los resultados de un estudio en el que se muestra como los ingresos territoriales se han duplicado desde la constitución de 1991, siendo hoy un 4.3% del PIB; que las transferencias son las principales fuentes de recursos de los departamentos y municipios, y también han aumentado las regalías. En cuanto a ingresos tributarios locales, también han crecido, pero las licoreras y las loterías, principales fuentes de ingresos y rentas departamentales, desparecieron, quedando en la actualidad sólo cuatro o cinco empresas licoreras, mientras que los otros departamentos compran licores a los productores .

El informe fue especialmente crítico en el manejo de regalías y en el control a los juegos de azar. Las propuestas para éste escenarios son acabar con los monopolios rentísticos departamentales, aumentar los impuestos al consumo de licores y tabacos, promover el chance electrónico, impulsar la creación de una lotería única nacional y remplazar de manera inmediata a ETESA. La pregunta que se hizo a los candidatos fue cómo mejorar el sistema de transferencias, qué proponen ante las regalías, si se debe cambiar las reglas de distribución?

Entre todos los candidatos hubo consenso en torno a la corrupción en ETESA y en el gasto de las regalías. El exsenador Germán Vargas Lleras propuso que todas las entidades territoriales se beneficien del sistema de distribución de regalías y no sólo las regiones productoras de carbón, gas y petróleo, como sucede hoy en día. Sergio Fajardo manifestó que existen unas desigualdades regionales y que las regalías deben destinarse para corregirlas y que uno de los mecanismos es el propuesto por el Observatorio del Caribe y el Banco de la República de Cartagena de constituir un Fondo de Compensación Regional.

El exministro Juan Manuel Santos dijo que las regalías ha sido una de las venas rotas y que durante su eventual gobierno se asignarían con criterios de buen gobierno y eficacia, con la novedad de entregar el 10 % del total de las regalías a la promoción de ciencia y tecnología. El también eximistro Luis Ernesto Mejía, del Partido Conservador, no está de acuerdo en que se les quite a los municipios mineros y petroleros las regalías, porque la industria extractiva produce impactos negativos en el medio ambiente, que habría que buscar fórmulas para que los recursos se apliquen bien y compensen los impactos dañinos. Finalmente ante esta pregunta, el candidato Gustavo Petro dijo que el problema es que las regalías han sido robadas y no debieran ser ahorradas porque se trata de recursos no renovables, propuso invertirlas en educación pública en toda Colombia y en la recuperación, conservación y mantenimiento de las cuencas hidrográficas.

Al tema de regalías siguió la financiación de los departamentos. Cada ronda comenzaba con un candidato distinto, correspondiéndole a Fajardo, quien dijo que como los departamentos tienen pocas posibilidades de generar nuevos recursos y las licoreras han sido liquidadas en la mayoría de los departamentos, no era necesario decretar su desaparición y que sí había que premiar los buenos desempeños de gestión de entidades públicas que han sobrevivido a la corrupción, como es el caso de las loterías y las licoreras. Está de acuerdo en crear una lotería única nacional y darle la posibilidad a los departamentos para que participen en los impuestos de valorización y regalías. El exministro Juan Manuel Santos manifestó que si a las licoreras se les da libertad para competir, tienen posibilidades de éxito en el mercado de licores y que el chance es un foco de corrupción que debiera tener controles más estrictos a nivel nacional y local.

El candidato a la vicepresidencia por el conservatismo, Luis Ernesto Mejía, manifestó que las finanzas departamentales tienen unas dificultades y que ante la quiebra de las licoreras, como la producción de alcohol es un activo, debiera entregarse en concesión, pues el monopolio puede generar mayores ingresos. Lo grave, agregó, ha sido la operación, no el monopolio y respaldó la propuesta de Fedesarrollo de crear el chance electrónico. El candidato del Polo, Gustavo Petro, dijo que si desaparece el monopolio de licores el único que gana es Antioquia en detrimento de otros departamentos. Propuso anular los contratos del chance con aquellos concesionarios que están por fuera e la ley y también que se creara una tasa de retribución por contaminación al agua como fórmula de ingresos a los departamentos.

Por su parte Germán Vargas manifestó que de todas maneras los monopolios de licores desaparecerán como consecuencia de la firma de tratados de libre comercio, que si sólo hay cuatro o cinco licoreras que funcionan, propuso simplificar el régimen. En cuanto a las loterías dijo que se trata de un juego que dejó de ser atractivo, que lo que se impone hoy son juegos novedosos y dijo que era necesario establecer mayores controles al chance porque determina la elección de autoridades territoriales.

Hay consenso entre los candidatos en la necesidad de fortalecer las finanzas territoriales, en que haya un uso eficiente del gasto público, en mayores controles a la corrupción generada en el manejo de la regalías, en que una lotería única nacional podría dar mayores ingresos a los departamentos y que el chance no puede ser una fuente de corrupción.

Alrededor de las propuestas en torno al sistema financiero, los candidatos también están de acuerdo en eliminar el impuesto del cuatro mil, unos de manera gradual, otros de manera inmediata y existen diferencias en torno al mantenimiento y supresión de las tasa de usura. El más radical es Petro quien propuso reconstruir la banca pública quebrada por manejos dolosos durante los años 80 y 90, porque la banca privada sólo le presta a quien tiene, mientras que la banca pública sería un instrumento de democratización del crédito. Mejía y Santos coincidieron en señalar que el nombre del juego es la formalización, una gran cantidad de colombianos no acceden a los recursos bancarios porque no tienen cuentas bancarias o sencillamente porque trabajan informalmente, entonces no cotizan, no ahorran, etcétera.

Mientras Mejía señaló que el problema es el techo de las tasas de interés, Vargas propuso eliminar el cuatro por mil, fortalecer los programas de los corresponsales no bancarios (en la cual existe consenso con excepto de Petro), evitar los abusos de las centrales de riesgo, reducir los costos del servicio financiero, fortalecer el microcrédito y llevar a las zonas rurales el Banco Agraria eliminado por el Gobierno Nacional. Mientras Petro y Vargas están de acuerdo en no eliminar la tasa de usura, Fajardo sostiene que ese no es el problema, ue el Estado tiene que intervenir y asumir una responsabilidad directa y no está de acuerdo en suprimir el cuatro por mil sino hay una reforma tributaria.

Se refirieron también a la actual violencia urbana, a la internacionalización de la economía y a la reglamentación de un nuevo sistema de ordenamiento territorial. Vargas Lleras se despidió reafirmando su compromiso con la región porque su candidata, Elsa Noguera, es el símbolo de la superación y del buen gobierno.
 
Por su parte Fajardo dijo sí a la región caribe y al fondo de compensación y recalcó que durante el gobierno de Antanas se desmostrara como lo hicieron los cuatro exacaldes durante sus administraciones en Medellín y Bogotá, que los recursos públicos son sagrados, uno de los grandes males del país y en especial de los departamentos de la costa.
 
Juan Manuel Santos, quien fue abucheado por un grupo de estudiantes, tuvo que hacer un esfuerzo para que su voz se escuchara, dijo que también apoyará la creación de la región caribe como una autónoma y de planeación y que su gobierno continuará la obra del presidente Uribe, porque si 'nos desviamos, ponemos en riesgo la eguridad democrática y ahora hay que pasar a la prosperidad democrática'.
 
Luis Ernesto Mejía dijo que el estado ya había sido modificado , que el tema es de reglamentación y por provenir de una región con niveles de atraso como lo es la Pacífica también apoya el Fondo de Compensación Regional y pidió a los asistentes que eligieran a una mujer, la primera que ocuparía la presidencia en Colombia.
 
Finalmente Petro, quien recibió muchos aplausos por sus propuestas, dijo que él provenía de Cereté, Córdoba, la tierra de sus ancestros, que nació bajo techo de palma y en casa cubierta con boñiga y que durante un gobierno suyo se construirá una región Caribe trayendo inversión para la educación profesional y que Barranquilla será la sede alterna de la presidencia, y que como el caribe está en su corazón y en su sangre sed acabarán los días de la tierra del olvido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.