Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2011 12:00:00 AM

Mockus y Petro: ¿alianza posible?

En esta coyuntura política, son más las cosas que los acercan que las que los separan, dicen los analistas. No obstante, una alianza depende en buena parte, del desarrollo de la campaña.

La campaña por la alcaldía de Bogotá se calentó tras dos hechos importantes: el anuncio de la candidatura de Gustavo Petro, este lunes, y el distanciamiento de Antanas Mockus del candidato de su partido, Enrique Peñalosa, la semana pasada.

Como en la pasada campaña por la Presidencia, nuevamente la posibilidad de una alianza entre los Mockus y Petro se abre paso. Una vez entró en crisis el Partido Verde por la decisión de algunos de sus militantes de no apoyar a Peñalosa, Petro invitó a Mockus a hacer parte de “progresistas”, nombre del movimiento que fundó el excandidato del Polo.

Mockus por su parte no ha dejado de expresar su admiración por Petro y agradeció la invitación. “Espero que de algún modo los caminos conduzcan en algún momento de la vida, no sé si ahora pronto o más tarde, a una construcción conjunta”, dijo Mockus este jueves. Así, entre coqueteo y coqueteo, los dos líderes políticos no descartan la posibilidad de una alianza.

La posibilidad de un acuerdo ha sido celebrada por integrantes del Polo. Por ejemplo, el senador Camilo Romero, dijo en RCN Radio “me gusta una posible alianza, por Bogotá, más allá de los colores, partidos, diferencias y distancias. Bogotá ganaría mucho en una posible alianza entre Antanas Mockus y Gustavo Petro”.

Y del lado de los verdes, la representante Ángela Robledo dijo en LaSillaVacia.com que la candidatura de Petro le imprime pluralidad al debate sobre la ciudad. “Petro realizó agudos análisis sobre Colombia y presentó importantes alternativas frente a problemas nacionales como: la tierra, el conflicto, la corrupción, la injusticia o el desempleo”, reconoció la congresista.

Sin embargo, el propio Petro ha dicho que una alianza con Mockus no sería coyuntural, sino se haría sobre la base de un programa. Es decir, que debe ser para rato. Y por su parte excandidato presidencial de los verdes aún tiene un asunto qué resolver: su permanencia o retiro del Partido Verde.

¿Qué los acerca?

La relación

La relación de Petro y Mockus es de vieja data. Son amigos desde hace varios años, incluso, desde mucho antes de que Mockus fuera alcalde en Bogotá.

El analista político Fernando Giraldo recordó que “Petro fue quien descubrió a Mockus, lo escuchó, lo promovió y terminó convenciéndolo”. Giraldo considera que tácitamente germinó una deuda, razón por la cual Mockus siempre ha visto con admiración y respeto a Petro.

Por su parte, el politólogo Alejo Vargas consideró que “una alianza es posible dada su cercanía personal y política”. No obstante, si sería una adhesión de Mockus a Petro, o viceversa, aún no está definido. A pesar de que Petro ya lanzó su candidatura no hay que descartar que el exmandatario Álvaro Uribe sea candidato. “En ese caso es muy probable que Mockus se decida, y Petro podría terminar adhiriéndose a su campaña”, dijo.

Antiuribismo

Los dos candidatos están en la otra orilla del uribismo. Petro, mientras estuvo en el Congreso y durante la campaña presidencial fue un duro crítico del presidente Uribe pero además de las reelecciones promovidas por sus copartidarios, de las interceptaciones ilegales del DAS, y denunció la llamada parapolítica, que comprometió a varios congresistas cercanos al exmandatario.

Por otra parte, la candidatura de Mockus en el Partido Verde surgió como rechazo a los aspectos negativos de la gestión de Uribe. Para el excandidato hay “una herencia muy problemática del Gobierno anterior”. Así se ha referido a la “yidispolítica”, como se conoce el cohecho en el que incurrió la excongresista Yidis Medina, entre otros, para favorecer la primera reelección; los “falsos positivos”, ejecuciones extrajudiciales cometidas por integrantes de la Fuerza Pública; y las interceptaciones ilegales y las denuncias por corrupción en varias instituciones del Estado.

Por esta razón, Mockus ha cuestionado el apoyo que Peñalosa ha recibido del expresidente, razón por la cual le pidió al candidato que se vaya para La U, el partido de Uribe.

Para los analistas, la posibilidad de que Uribe se lance a la alcaldía podría precipitar la alianza de los dos dirigentes.

Por fuera de los partidos

“Los dos tienen posiciones antipartidista. En ese sentido, Petro ha sido muy enfático, prefiere más los movimientos que los partidos. Antanas coincide en eso”, dijo Vargas.

Sin embargo, los dos han intentado estar en partidos, o al menos consolidarlos. Mockus recientemente ha reconocido la necesidad de que los partidos políticos sean instituciones fuertes. En la campaña por la presidencia, el año pasado, una vez pasó la primera vuelta, los dos partidos que representaban Petro y Mockus estuvieron a punto de aliarse. Sin embargo, integrantes de cada partido se atravesaron a esa fusión. “Hoy, los dos tiene las manos libres”, dijo Giraldo.

“Petro tuvo dificultades con el Polo y terminó saliéndose. Antanas está en la frontera de retirarse o quedarse en el Partido Verde. Los dos han demostrado que no necesitan estar en un partido para hacer política”, agregó el analista.

Anticorrupción

Petro fue una de las primeras personas que denunció la concentración de la contratación en Bogotá y los indicios sobre la existencia de un ‘carrusel’.

Por su parte, el excandidato presidencial de los verdes es recordado por su gestión transparente en dos períodos de alcaldía y su consigna “los recursos públicos son sagrados”.

En síntesis, “para Mockus la transparencia es un principio ético, para Petro es una bandera política”, dijo Giraldo.

La posición ideológica

Para Vargas, los dos dirigentes políticos se ubican en el centro del espectro ideológico de la política. “Petro antes parecía más a la izquierda, Mockus siempre ha estado en el centro”.

Esta posición los hace proclives a llegar a acuerdos mucho más fácil que si estuvieran en las antípodas.

¿Qué los separa?

Los énfasis en la política

Los analistas coincidieron en que mientras para Mockus lo más importante es cambiar la “cultura del atajo”, es decir, combatir la corrupción con la pedagogía, para Petro lo más importante son los problemas sociales.

Sin embargo, para Giraldo, en una posible alianza “Petro no tendría problema en postergar su agenda en aras de un buen resultado, y plegarse a una candidatura de Mockus”.

El pasado

La militancia de Petro en el M-19 ha sido un lunar que sale ha salido a relucir en cada campaña política por cuenta de sus contradictores.

Para Vargas, ese pasado “es una barrera que para Mockus no es tan fácil de digerir”. En la campaña por la presidencia, uno de los argumentos que esgrimió Mockus para no aliarse con el Polo fue que en ese partido había quienes no habían roto tajantemente con la lucha armada.

Sin embargo, Petro ha condenado con determinación la lucha armada. Cuando militó en el Polo fue uno de los principales críticos de la masacre cometida por las Farc contra los diputados del Valle.

Los estilos

Mockus, en criterio de los analistas, encarna el “antipolítico”. Su formación filosófica, sus convicciones éticas y su forma simbólica de hacer campaña buscan la coherencia entre el mensaje y el fin. Esa visión, a veces rígida de la política, lo ha llevado a actuar sin “cálculo”, y por el contrario a sobreponer sus “principios” sobre las decisiones.

Petro es más pragmático, tiene una más habilidad para llegar a acuerdos con sus adversarios políticos. Muestra de ello fue que se reunió con Santos para que tuviera en cuenta algunos de los temas de su agenda de campaña, en su gestión. Entonces los dirigentes de su partido, el Polo, calificaron la reunión como “la absolución” al gobierno de Uribe, pues Santos había sido ministro de Defensa.

Para los analistas es probable que esas diferencias de estilo en algún momento generen fricciones.

No obstante, como dice Vargas “si bien tienen distancias, no son abismales, ni insuperables”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.