Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2012 12:00:00 AM

Mockus quiere enseñar sobre la paz a las FARC

En una emotiva carta, el excandidato presidencial ofreció 1.000 horas de trabajo voluntario a la guerrilla si llega a un acuerdo con el Gobierno en menos de nueve meses.

Antanas Mockus, quien en las pasadas elecciones presidenciales fue un fenómeno de masas, hoy quiere darle vida a una tendencia optimista frente a los diálogos de paz. El filósofo propone que los ciudadanos fortalezcan su poder en "ofrecer o retirar pacíficamente la cooperación" a la negociación que avanza en La Habana, Cuba.

En su caso, manifestó su interés en aportar horas de trabajo voluntario a las FARC, según el tiempo que demore el proceso de paz en llegar a un acuerdo. El político no pretende tomar las banderas de la guerrilla o intentar hacer política a su lado.

Como si fuera una fórmula matemática, el dos veces alcalde de Bogotá propone, a través de una carta, "aportar mínimo 1.000 horas de trabajo voluntario a las FARC o a las organizaciones políticas herederas, a las tareas relacionadas con la implementación del acuerdo", esto, si el Gobierno y las FARC logran conciliar en nueve meses o menos, a partir de la instalación oficial de las conversaciones, que se realizó en Oslo, Noruega, el pasado 17 de agosto.

El excandidato presidencial del Partido Verde contempla otras opciones.
 
"En el caso de que ustedes hicieran el milagro de construir la paz en menos de seis meses doblaría entusiasmado mi oferta. Si se demoran más de nueve meses y menos de dos años, la oferta sigue en pie pero menor: 240 horas (equivalente a cinco semanas de 48 horas) al servicio de las fuerzas políticas herederas de las FARC o al servicio de la transición".

'El Profe', como lo llaman sus colaboradores, explica que si las negociaciones se postergan más de dos años, su contribución se limitaría a 50 horas. 

El inesperado anuncio fue calificado por Mockus como un "compromiso previo personal y unilateral que pretende contribuir al proceso de paz", a través de sus conocimientos y su experticia.

En un nuevo intento por mover las emociones de la gente, el académico invitó a dirigentes, intelectuales, expertos, educadores y empresarios, "a aportar doblemente al proceso de conversaciones (...) para ofrecer nuestra cooperación, pero también impulsando un sentido de urgencia".

En ese sentido, el político siguió la línea del jefe de Estado, Juan Manuel Santos, al hacer eco sobre la importancia de la efectividad del proceso.
 
"Concluir el trabajo sobre los puntos de la agenda de manera expedita y en el menor tiempo posible, para cumplir con las expectativas de la sociedad sobre pronto acuerdo", destacó el matemático, quien enseguida hizo un llamado a "no procastinar".

"Invito con mi gesto a los filántropos del mundo que exploren la posibilidad de ejercer una presión similar, ofreciendo tiempo de trabajo de ellos, de sus equipos, y/o recursos económicos donados por ellos, al proceso de transición o a las futuras fuerzas políticas legales herederas de las FARC", añade Mockus, quien, no obstante, deja claro que ante la ausencia de avances, el apoyo debe reducirse.

"FARC y Gobierno son poderosos, es cierto, pero también es cierto que hay un poder de nosotros, los ciudadanos, que radica en nuestra capacidad de ofrecer o retirar pacíficamente nuestra cooperación", insistió.

El excandidato a la Presidencia concluyó su misiva al asegurar que quiere "curarse del odio y el resentimiento causado por amenazas y agresiones".

"Busco transformar mi indignación y mi censura contra el uso de la violencia en deseo y voluntad de construir", dijo el filósofo, quien firmó la carta como "voluntario por la paz en Colombia".  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.