Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2017 2:22:00 PM

“Me dijeron que me subiera el vestido y les mostrara mis partes íntimas”: Kathe Martínez

La mujer que fue víctima de un video sexual en una estación de policía en Cali habló con SEMANA y contó detalles del indignante episodio

Desde hace dos días Katherín Martínez se ha convertido en noticia. No es para menos. Esta mujer “salto a la fama” cuando en las redes sociales se conoció un indignante video del cual ella es protagonista.

La noche del pasado lunes 24 de julio la joven mujer fue conducida por un grupo de uniformados a una estación de policías en el sur de Cali argumentando que había protagonizado una pelea. Allí fue esposada a la reja de una ventana. Aprovechando su estado de alicoramiento los policías que la detuvieron la incitaron para que se desnudara. Los uniformados grabaron el video en el que se escuchan la algarabía y gritos de quienes presenciaban el abuso, incluidos varios detenidos que estaban el sitio. Se trató sin duda de hecho bochornoso y reprochable.

"La mujer decide despojarse de sus prendas y hacer actos obscenos, pero lo que lamentamos profundamente es que los policías, en lugar de evitar esta acción y proteger la moral de la mujer, decidieron filmar con sus celulares lo que hace esta persona para luego compartirlo por WhatsApp. Como comandante pongo la cara y repudio esta actuación", afirmó a los medios el general Hugo Casas, comandante de la Policía de Cali, quien también anunció una investigación interna por este indignante episodio.

La mujer tiene 27 años, es madre soltera de una niña de tres y modelo desde hace unos meses. En Cali es conocida como Kathe Martínez, y en la mañana de hoy acaba de entablar denuncia en la Fiscalía y la Procuraduría contra un grupo de uniformados por un aberrante hecho.

Kathe, quien además afirma que trabaja como Dj, habló con SEMANA y narró que fue obligada a realizar esa escena para que le pudieran pasar una silla y sentarse en vista de que tenía un esguince de tobillo, luego de permanecer horas esposada en la reja de una ventana de esa estación. 

SEMANA: ¿Cómo ocurrieron los hechos?

Katherín Martínez (K.M): Estábamos en un establecimiento público en una cancha de tejo y hubo una discusión. Es totalmente falso lo que dicen ellos (los policías), que me capturaron por una riña. Las que estaban peleando era una amiga y la mamá, no yo. ¡Cómo va a haber una riña entre hija y madre! ¡Jamás! En ese momento llamaron a la Policía y ahí mismo fueron por mí sin ninguna razón. Yo le preguntaba a los policías por qué me están llevando si yo no he hecho nada. Inclusive me iban a esposar, pero no me dejaba porque me movía para todo lado y ahí fue cuando entre varios de ellos me cogieron, me pegaron, me metieron al carro y me llevaron a la estación.

Ya en la estación me amarraron en la ventana y se siguieron burlando de mí. A ellos no les importó que yo tuviera un esguince de tobillo. Les decía que no me trataran así, porque yo soy una mujer y que no se aprovecharan del uniforme. En varias ocasiones les pedí que me acercaran una silla, pero no le prestaban ni cinco de atención a mi tobillo y se siguieron burlando. Y no solo eso, seguían diciéndome: modelito Kathe Martínez, borracha, te vamos a boletear en todas las redes y me grababan.

Yo les decía que si me iban a boletear, que mostraran cómo me tenían toda golpeada, pero eso no lo mostraron. ¡Me tenían horrible! Después me dijeron que me subiera el vestido y les mostrara mis partes íntimas para que me pasaran la silla y que me quitaran las esposas. Y así fue, apenas terminé de hacer todo eso me quitaron las esposas y me pasaron la silla. Yo me senté y me puse a llorar de manera descontralada. Tanto así que los presos hacían bulla y les gritaban que por qué me trataban así. Como ellos vieron que la situación se les estaba de las manos, me quitaron las esposas y me dejaron salir a un jardín. Todo después de ese show tan vergonzoso.

Esto es un caso de violación de género: me pegaron, me estrujaron, me llevaron en contra de mi voluntad sin ningún cargo. Ahora tengo el tobillo del color de mi cabello, que es negro, por todo el tiempo que me tuvieron de pie. ¡Está moradísimo! Y ahora la gente todo lo que está diciendo, se están aprovechando de esta situación para hablar cosas que no son. Dicen que yo hago parte de una banda de microtráfico, que le doy escopolamina a los hombres. Mejor dicho, no saben todo lo que he llorado, pero este caso está en manos de mi abogado.

Escuche parte de la entrevista en este audio

Escuche más audios de la entrevista haciendo clic aquí

Lea la historia: El escandaloso video sexual en una estación de Policía 

SEMANA: ¿Cuántos policías y presos estaban en la estación cuanto la estaban grabando?

K.M: El patrullero Washington Valverde es el primer policía responsable de este caso, porque él fue quien me llevó, él me esposo, me llevó de manera grosera junto con los otros. No recuerdo su cara, pero sé que se llama así porque en la minuta aparece. Cuando llegamos a la estación otros policías se unieron para pegarme, burlarse de mí y hacerme este caso tan bochornoso. Emocionalmente, personalmente, laboralmente y con mi familia estoy súper preocupada; también en la parte de seguridad.

SEMANA: ¿Usted estaba esposada a una reja de la ventana y al frente estaban los presos?

K.M: ¡Sí, claro! Allá estaban los presos. Es que yo desde cuando llegué me bajaron empujada, me entraron y me mostraron, me exhibieron delante de ellos y les decían: miren a quién les trajimos, a la modeleito Kathe Martínez. Eso fue una revolución y empezaron a gritar, unos emocionados y otros para ayudarme. Algunos presos les decían a los policías que no me hicieran eso. Pero los policía no montaron los otros videos, solo en el que me obligan a hacer esa ‘boleta‘, porque fueron ellos los que me hicieron hacer eso para quedar en vergüenza, y todo para pasarme una silla en la que yo me pudiera sentar.

SEMANA: ¿A qué hora la dejaron salir de la estación?

K.M: Yo no puedo decir exactamente la hora porque mi celular se había descargado y estaba bajo los efectos del licor. Yo no tenía celular, ni reloj. En ese momento llegaron por mí y me fui a dormir. Eso tuvo que haber sucedido entre las 10 de la noche y 2 de la mañana, pero lo que le diga es mentira.

Vea el video de la escena

SEMANA: ¿A qué se dedica?

K.M: Actualmente, me estoy dedicando al modelaje y también soy Dj, me conocen como Dj Keith. Antes de ingresar al mundo de la farándula era fisioterapeuta. Soy egresada de la Escuela Nacional de Deporte, trabajé en el Hospital Universitario hasta enero de este año y trabajé también en una unidad de cuidados intensivos. Me conocen como una doctora. O sea, la gente sabe que yo no soy capaz de hacer todo lo que están diciendo de mí. ¡Y ahora dañaron mi imagen esos policías atrevidos, porque son unos atrevidos! No es justo.

SEMANA: ¿Qué espera de la justicia?

K.M: Lo que espero es la decisión que tome mi abogado penal. Lo que él decida está bien. Yo no sé qué vaya a pasar. Ya entablamos la denuncia para que estos policías aparezcan ante todo el mundo y me ofrezcan disculpas, porque quiero que el todo el mundo los vea por atrevidos. Lo que la gente hace tiene que pagar y ellos tendrán que pagar las consecuencias. No dan la cara porque saben que la ley se les puede ir encima, por eso andan escondidos. Jamás me había pasado una cosa así. ¡Jamás!

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.