Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/2015 11:30:00 AM

Nuevas decisiones en caso de modelo mordida en el rostro

María José Rivas, a quien le suturaron 42 puntos en el rostro, fue otra vez evaluada por Medicina Legal. También ampliará los detalles de su denuncia.

Este martes se conoció la historia de María José Rivas, la joven estudiante de Comunicación Social que señaló a su exnovio Sebastián Pedroza de un brutal ataque: fue mordida en el rostro, lo que le provocó una profunda herida. Su anhelo, por ahora postergado, era seguir su carrera de modelo y llegar a las pasarela del Reinado Nacional de la Belleza.

El mismo día Semana.com reveló la identidad y la imagen del joven, a quien la Fiscalía investiga por el presunto delito de lesiones personales agravadas. A la víctima le suturaron 42 puntos luego de la agresión.

El lunes en la tarde, varios fiscales se reunieron para tomar una decisión de fondo en este doloroso caso, pues había un problema. Según las normas, la lesión no daba para una orden de captura, pues Medicina Legal certificó una incapacidad de 20 días para la víctima. Una posible detención se da si esta sobrepasa los 30 días. Así las cosas, el presunto delito quedaría en una conciliación.

Entonces los fiscales decidieron dos cosas. En primer lugar, ordenaron un nuevo examen de Medicina Legal para la joven, que se hizo efectivo este miércoles, muy temprano en la mañana.

También decidieron que un fiscal tomara una nueva declaración de María José en el búnker de la Fiscalía. Con esto se determinará si procede o no una eventual orden de detención para el joven o una solicitud de medida de aseguramiento.

“De todas maneras se trata de una lesión muy grave que debe ser evaluada por los fiscales más allá de la incapacidad”, dijo un abogado penalista.

La historia

“Él tenía que hacerme daño para poder dejarme tranquila. Me golpeó frente a mucha gente, nadie hizo nada, y cuando intenté soltarme, me mordió la cara y me quitó un pedazo de mejilla. Estaba muy asustada”, fueron las dolorosas palabras de María José.

Hoy esos sueños están frustrados, por ahora, después de la brutal agresión de su exnovio. El joven, en una noche en la que le pudieron más los celos que la cordura, la golpeó a las afueras de una discoteca en la capital, la mordió en la cara y le dejó una herida que le valió una sutura de 42 puntos.

María José contó su dura historia: “Él llegó a la discoteca porque tenemos amigos en común. En algún momento salimos y empezó a golpearme, me estaba pegando muy duro, me cogió de los brazos y cuando intenté soltarme, levanté la cara y me mordió”.

Su relato se hace cada vez más desgarrador: “Yo pensé en ese momento que me había mordido con rabia y que tenía un morado, pero cuando me soltó me vi en un espejo y salía mucha sangre. Fui a la clínica Santa Fe y me tuvo que atender un cirujano plástico”.

De acuerdo con su denuncia, todo se trataría de un caso de celos. La pareja había terminado recientemente una relación de dos años en los que, como todo noviazgo, hubo algunos inconvenientes menores. “Yo creo que es un ataque de celos porque no le veo otro nombre. Si tú estás tranquila con tus amigas y llega un hombre a pegarte como si nada, sin motivos, eso es”, relató María José.

Según la joven, “mi familia y yo queríamos conciliar, pues lo conocemos hace mucho tiempo. Pero su familia nunca quiso hacerlo. Desde el ataque él no se ha comunicado conmigo”.

La información inicial indicó que  Juan Sebastián Pedroza Hincapié estaría relacionado con un exmagistrado que fue presidente del Consejo Nacional Electoral. Así mismo, tendría familiares en la Secretaría de Salud de la ciudad.
Pero, más allá de una pelea de novios, es un doloroso caso que llama a la reflexión en un país que está buscando la reconciliación. Además, urge el accionar de las autoridades para que procedan con severidad y sin vacilaciones frente a este tipo de repudiables hechos.

“Él anda por ahí, campante en la calle. Sale todos los días y los fines de semana publica fotos. No sé qué puedo esperar de él, nadie ha sido capaz de controlarlo”, concluyó la adolorida joven.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.