Sábado, 25 de febrero de 2017

| 2016/07/12 12:45

Investigan muerte de exmagistrado a causa de disparo

En la madrugada este martes murió el exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia Édgar Lombana Trujillo, aparentemente víctima de un arma de fuego.

Lombana Trujillo fue fundador de la firma Lombana y Lombana Abogados. Foto: Semana.com

En medio del luto amanecieron este martes los representantes del poder judicial, al conocerse la noticia sobre la muerte del exmagistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia Édgar Lombana Trujillo.

A las 5:00 de esta mañana se produjo el deceso del exintegrante de la Sala Penal del alto tribunal, quien fue recluido de urgencias en la Fundación Santa fe, en Bogotá, tras haber recibido un disparo en el estómago, que se produjo de manera aparentemente accidental.

Las autoridades investigan cuáles fueron las verdaderas causas de la muerte de este hombre, que hasta el 2007 se desempeñó como integrante de ese tribunal y fue fundador de la firma Lombana y Lombana Abogados, en la que más adelante tomó el mando su hijo José Ignacio Lombana Sierra.

De hecho, el deceso del exmagistrado impidió el desarrollo de la audiencia en la que la Fiscalía presentaría el principio de oportunidad con el que intenta a cobijar a Juan Carlos Ortiz y Tomás, a quienes se culpa por el descalabro de Interbolsa.

La fiscal Alexandra Ladino explicó que la audiencia en la cual se presentaría el requerimiento para suspender la acción penal contra los indiciados por el delito de captación masiva e ilegal de dineros del público no pudo realizarse debido a que la defensa, en cabeza del abogado Lombana Sierra pidió aplazarla por la muerte de su padre.

Lombana Trujillo se desempeñó como magistrado de la Sala Penal y estuvo a cargo de decisiones como la ratificación de la la absolución del jefe de las Autodefensas Carlos Castaño, por el homicidio del senador de la Unión Patriótica (UP) Manuel Cepeda Vargas.

Le sugerimos leer: Gobierno dice que el Estado sí tuvo la culpa de la muerte del senador comunista Manuel Cepeda Vargas

En el 2004, él proyecto el fallo que, según notas de prensa de la época, señalaba que los datos contenidos en el libro de Castaño Mi confesión, por sí solos, no podían constituir prueba que confirmara la responsabilidad del exjefe de las AUC en el asesinato del dirigente de izquierda. Según el fallo, esos elementos no podían hacerlo merecedor a una condena.

En esa misma época, los medios registraron que el togado presentó su carta de renuncia a su cargo aduciendo motivos personales, pero la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia no la aceptó, por lo que continuó desempeñándose como integrante de la Sala Penal y logró culminar su período poco más de dos años después.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.