Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/14/2013 12:00:00 AM

Incertidumbre por muerte de juez en La Picota

La investigación se desarrolla a partir del dictamen entregado por Medicina Legal luego de practicar la necropsia.

Ante el revuelo que causó la noticia de la muerte del Juez 24 Civil Municipal de Bogotá Hugo Carmelo Ortiz Clavijo en la cárcel La Picota en abril pasado, el director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) general Gustavo Adolfo Ricaurte y el director del Instituto Nacional de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, entregaron  los detalles de cómo se presentaron los hechos y cuáles fueron las causas de muerte.

Ricaurte explicó que el interno fue capturado el 12 de abril de este año. El 15 del mismo mes fue enviado a La Picota con medida de aseguramiento luego que se le imputara el delito de prevaricato por acción y al día siguiente falleció en un centro médico al que fue llevado.

“El interno Ortiz Clavijo fue llevado a las 11 de la noche del 15 de abril y a medio día del día 16 fue trasladado a un centro hospitalario donde falleció. Quiero aclarar que el interno durante su permanencia en la cárcel La Picota, en esas 12 horas, permaneció en las celdas primarias mientras se reunía la junta de clasificación de patios y determinaba a dónde debía ser llevado”, explicó el oficial.

El director del Inpec añadió que no es cierto que hayan cursado ante la entidad solicitudes de traslado, de cambio de patio o de pabellón. “No había sido siquiera clasificado, ni siquiera había sido objeto de una reseña”.

El oficial explicó que Ortiz fue llevado a un centro hospitalario porque presentaba una sintomatología extraña en su comportamiento.

Mientras Valdés explicó que la manera de muerte de Ortiz de 52 años de edad fue violenta y por establecer cómo se produjo, pues en el cadáver se encontró que había tres tipos de golpes, unos por auto agresión, otros por sujeción y en tercera medida unos que no se sabe aún cómo se produjeron o si fueron por causa de alguna reanimación. El forense indicó que todo se sabrá una vez culmine la investigación de la Fiscalía.

“La necropsia reveló que presentaba unas fracturas múltiples de 13 arcos costales, la evaluación de estas fracturas y de enfermedad cardíaca reveló que la causa de la muerte correspondió a asfixia mecánica”, señaló Valdés.

Adicionalmente, el médico explicó que se encontraron problemas cardíacos y un corazón grande, que junto con los traumas le ocasionó la muerte al juez. El experto forense añadió que el funcionario de la rama judicial presentaba un diagnóstico médico con problemas mentales y físicos.

“Este señor venía diagnosticado con una enfermedad cardiovascular, tenía antecedentes de enfermedad mental orgánica, se le había diagnosticado estado de esquizofrenia y un estado de un trastorno bipolar, que se caracteriza por estado de depresión y exaltación”, explicó.

El director de Medicina Legal indicó “al ingreso del cadáver se realizó la necropsia hallando que el cuerpo presentaba gran cantidad de traumatismos de diferentes edades, es decir, presentaba traumas contundentes  superiores a 48 horas, entre 24 horas y 48 horas, y traumas recientes contundentes, localizados en tórax, abdomen anterior, pared abdominal posterior, en miembros inferiores y superiores”, indicó.

Menestras Ricaurte aseguró que entregarán todas las pruebas que tengan a la Fiscalía y a la Procuraduría para que se lleve a feliz término la investigación.

La última palabra se conocerá tras el resultado de la investigación, en ese momento se sabrá si el funcionario fue asesinado o si las lesiones que él se pudo causar provocaron su deceso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.