Sábado, 20 de diciembre de 2014

| 2013/02/05 00:00

Muerte del patrullero Díaz fue accidental

El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, entregó detalles de la necropsia.

Medicina Legal confirmó que la muerte del patrullero Jairo Díaz fue accidental. Foto: Archivo SEMANA


Luego de diez horas de exámenes forenses en el Instituto de Medicina Legal, esa entidad reveló que la muerte del patrullero Jairo Díaz se produjo por “varias lesiones con elemento contundente con un patrón de caída de altura”, y así dio por finiquitado el misterio del deceso del uniformado cuyo cuerpo apareció ayer en un canal del aguas del nororiente de Bogotá.

Los resultados fueron entregados por el director de la entidad, Carlos Valdés, quien agregó que se descarta alguna lesión por trato inhumano, cruel o degradante. Es decir, que para los especialistas forenses el policía no sufrió algún tipo de tortura que le produjeran su muerte.

“Se encontraron politraumatismos secundarios a caída desde altura, por lo que se concluye que la manera de la muerte se cataloga como violenta accidental”, dijo Valdés y explicó que las lesiones se presentaron en cráneo, cuello, cintura y fémur izquierdo.

Con respecto al tiempo de muerte que tenía Díaz, Valdés indicó que una serie de exámenes practicados al cadáver les permitieron establecer a los peritos que la cantidad de días coincide con los de la desaparición del uniformado adscrito a la estación de Policía de Usaquén. O sea, nueve días.

“Los resultados que se han obtenido hasta este momento son totalmente concluyentes y permiten descartar cualquier otra situación que hubiese concurrido diferente a la caída”, enfatizó Valdés.

Sobre la posibilidad de establecer cuánto tiempo permaneció el cuerpo sobre el agua, Valdés dijo que no es posible determinar ese factor, ya que las condiciones de clima (frío y húmedo) no permiten entregar ese resultado.

Pese a esta nueva conclusión, es de recordar que la Unidad Nacional contra la Desaparición y el desplazamiento Forzado de la Fiscalía asumió la investigación por la muerte del patrullero.

Vale aclarar que se entregó el expediente a esta dependencia toda vez que la primera denuncia que se recibió sobre el caso daba cuenta de que se trataba de una desaparición.

En esta unidad se buscará determinar, entre otras, las razones por las que el chaleco antibalas que portaba Díaz el día en que se extravió apareció muy cerca del sitio en el que lo vieron por última vez con vida.

La otra teoría que surge tras el dictamen de Medicina Legal es si la caída fue por accidente o si fue empujado al vacío. Sobre esta segunda hipótesis también trabajan los investigadores, no obstante, serán el tiempo y las pesquisas los que desmientan o corroboren esta versión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×