Lunes, 22 de diciembre de 2014

| 2013/01/13 00:00

¿Mujer que raptó bebé no es un peligro para la sociedad?

El juez consideró que la entrega por voluntad propia y la aceptación de los cargos indican que la mujer quiere ayudar a la Justicia. Estos son sus argumentos.

Liliana Marcela Castillo aceptó cargos. Foto: Colprensa

En la audiencia en la que le formularon cargos a Liliana Marcela Castillo por el rapto en el sur de Bogotá de la bebé de 17 días de nacida, el juez 31 de control de garantías sorprendió al conceder la libertad a la mujer, al considerar que la joven de 23 años no es un "peligro para la comunidad". 

Aunque el juez admitió que se trata de una decisión polémica, la dejó libre, ya que, según su argumento: “No basta con decir que la señora Liliana Marcela Castillo Borja es un peligro para la comunidad, básicamente porque habría que asumirse que (…) es capaz de cometer nuevamente una conducta similar. De acuerdo con lo que se ha dicho aquí, esta persona, para llegar a cometer esa conducta, pasó por un proceso sicológico y personal que la llevó a cometer (el hecho). No es un acto de todos los días”.

Su familia ha dicho que la joven perdió un bebé en el mes de septiembre del 2012. Desde esa época su estado de ánimo cambió, lo que la llevó a cometer el delito. Así lo sustentó su abogado defensor en la audiencia.

Tras varias horas de audiencia, la mujer aceptó el cargo de secuestrosimple agravado que le imputó un fiscal de la Unidad Nacional Antisecuestro.

El juez además tuvo en cuenta que Liliana Marcela no tenía antecedentes penales y que no se trató de un secuestro extorsivo.

De inmediato el fiscal del caso anunció que apelará la decisión proferida por el juez de control de garantías, pues considera que este es un delito grave. La libertad de Liliana no ha escapado a las críticas por tratarse de un secuestro, delito que en el país tiene altas penas.

Padrino

Luego de una revisión médica, en la mañana el director de la Policía, general José Roberto León Riaño, entregó a la menor a sus padres. En el acto público, que se llevó a cabo en el barrio Arbolizadora Alta, el general Riaño aceptó ser el padrino de la niña.

Hacia el medio día del sábado y tras tres días de secuestro, la niña de 20 días de nacida fue hallada en el barrio Acapulco de la localidad Simón Bolívar. En este lugar las autoridades habían desplegado un intenso operativo.

Liliana presuntamente raptó la bebé el miércoles 9 de enero, luego de que se ganó la confianza de la madre de la niña. La joven la abordó en una cafetería del sur de la ciudad contigua al Hospital de Meissen. Liliana le pidió que le ayudara con leche materna. Mientras la madre fue al baño, la joven mujer aprovechó para subirse a un taxi y huir con la menor en sus brazos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×