Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/2011 12:00:00 AM

Multitudinario funeral de la española asesinada en Colombia

Aunque estaba previsto que la familia velara el cadáver durante 24 horas, se decidió inhumarlo este lunes. Durante el sepelio varias personas exigieron justicia por el asesinato.

Unas 200 personas asistieron en la ciudad española de Vélez-Málaga, en Andalucía (sur de España), al entierro de Irene Cortés Lucas, asesinada el 2 de marzo en Barranquilla.

El féretro con los restos mortales de Irene Cortés, de 30 años, llegó poco después del mediodía a un tanatorio ubicado junto al cementerio municipal, y aunque estaba previsto que la familia velara el cadáver durante 24 horas, se decidió inhumarlo este lunes.

Según fuentes de la familia, las causas han sido el mal estado en el que se encontraba el cadáver y "la voluntad de no alargar el sufrimiento, principalmente de la madre", quien esperó 12 días que el cuerpo fuera trasladado de Colombia a España.

La víctima, madre de cinco hijos, llegó a Colombia el 27 de febrero en compañía de su esposo para disfrutar del popular Carnaval de Barranquilla.

En la madrugada del 2 de marzo, la pareja y unos amigos fueron víctimas de un atraco en un bar del sur de esa ciudad, en el que uno de los dos delincuentes -ya detenidos- disparó en el pecho a la española, quien murió horas después en un hospital de la ciudad. 

Este lunes, durante el sepelio, varias personas exigieron justicia por el asesinato de Irene Cortés y recriminaron a su marido, el colombiano Farid Llinás, de 34 años, por no acudir al entierro.

En este sentido, Pedro Lucas, tío de la víctima, explicó que la ausencia de Llinás reafirma las sospechas de la familia, que lo acusa de planear el crimen.

En España, los familiares de Irene han denunciado con insistencia que ella viajó engañada a Colombia y que su marido planeó el crimen y "contrató a un sicario" para matarla.

Según los familiares de Irene, ella y su pareja tenían problemas desde cuando ella mantuvo una relación con otro hombre mientras él estuvo en prisión, "y desde entonces le juró venganza y poco a poco logró llevarla engañada a Colombia, donde ha pagado a un sicario", precisó.

Llinás, que emigró a España en el 2001, denunció recibir amenazas por parte de la familia de su mujer, razón por la que solicita protección para poder regresar a España con sus hijos.
 
EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.