Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/11/17 00:00

Nace un patrón

Protegido por un verdadero ejército de sicarios, Daniel Barrera, alias el 'Loco', se ha convertido en el narco más peligroso y poderoso del país.

Esta una de las pocas fotografías que se conocen de Daniel Barrera Barrera, un hombre absolutamente desconocido para la mayoría de los colombianos. Sin embargo, ‘El Loco’ –como se le conoce en el mundo de la delincuencia- hoy por hoy es uno de los más temidos entre narcos y paras por su inmenso poder y su absoluta sangre fría a la hora de ejecutar sus acciones.

HACE UNA SEMANA MIGUEL Ángel Pérez, alias el 'Cojo', un curtido sicario y cobrador de cuentas, fue asesinado a plena luz del día en el San Andresito del centro de Bogotá. El pasado 17 de octubre el esmeraldero Yesid Nieto, que tenía un ejército de 30 guardaespaldas, apareció muerto con un disparo en la cabeza en Ciudad de Guatemala, Guatemala. Entre julio y septiembre de este año, cerca de Puerto Gaitán, Meta, y otras zonas aledañas, existen informes sobre más de 200 muertos en menos de tres meses. Media docena de cuerpos descuartizados han aparecido en lo que va del año en diferentes lugares de la capital. Unos 18 asesinatos selectivos, incluidos los de investigadores de organismos de seguridad, se han registrado en el último semestre en Bogotá. Estos, entre muchos otros, son tan sólo algunos de los más recientes actos que, según las autoridades, tienen como responsable a un solo hombre: Daniel Barrera Barrera.

Para la mayoría de los colombianos es un completo desconocido. Sin embargo, en el bajo mundo del crimen organizado todos saben quién es este hombre. Conocido como el 'Loco' Barrera, la simple mención de su nombre produce temor aun entre los más respetados criminales. Algo similar ocurre con las autoridades. En todos los organismos judiciales y de seguridad del Estado saben de la existencia de Barrera. De hecho, el 3 de noviembre de 2006, durante un consejo comunal en Villavicencio, el presidente Álvaro Uribe públicamente les pidió a las autoridades judicializarlo y capturarlo. "Como Presidente de la República siento vergüenza de que haya unos individuos, como este señor Barrera a quien le dicen el 'Loco' Barrera, que estén en una acción notoria, delinquiendo, financiando delincuencia y que aún continúen sin orden de captura", dijo entonces. Aunque no era la primera vez que el Presidente se refería públicamente a Barrera, y ya ha pasado un año desde ese pronunciamiento, es muy poco lo que se ha hecho contra este hombre. "Para tener una idea del poder del tipo el ejemplo perfecto es que él sería el resultado de meter en una licuadora a Wílber Varela, al 'Mono Jojoy' y a Vicente Castaño". Sin embargo, para la Policía Antinarcoticos su captura se ha convertido en una prioridad", dijo a SEMANA un oficial antinarcóticos.

¿Y quién es él?

Barrera se inició en el mundo del narcotráfico a comienzos de los años 80 en San José del Guaviare. Allí, junto con uno de sus hermanos, Omar, incursionó en el mundo del tráfico de drogas tras aprovechar los vínculos que éste último tenía con narcos de esa región. El 7 de febrero de 1990 el 'Loco' fue capturado en San José del Guaviare sindicado de narcotráfico. En octubre de ese año se fugó de la cárcel de ese municipio y huyó a un sector conocido como Caño Rayado, cerca de Puerto Lleras, Meta. Para esa época la zona tenía extensos cultivos de coca y estaba dominada por el frente 43 de las Farc. Allí Barrera comenzó una próspera relación con las Farc. Entre sus labores estaba comercializar la coca que producía la guerrilla. En poco tiempo, según las autoridades, se ganó la confianza de varios comandantes guerrilleros y empezó a trabajar con los frentes 14, 17, 10 y 16, este último comandado por Tomás Medina Caracas, alias el 'Negro Acacio'.

Durante la época de la zona de distensión, entre 1998 y comienzos de 2002, el 'Loco' se convirtió en un hombre clave para las Farc. No sólo compraba la droga de la guerrilla, sino que también la comercializaba y se encargaba de hacer algunas inversiones en propiedades y tierras para la guerrilla. Prueba de esa relación fue encontrada durante la Operación Gato Negro, adelantada por el Ejército en 2001 contra el 'Negro Acacio'. En documentos de contabilidad que dejaron abandonados los guerrilleros aparecen decenas de recibos en donde está relacionado el nombre de Barrera cancelando sumas que superaban los 30.000 millones de pesos mensuales por concepto de droga.

Barrera consiguió algo que parecía improbable: unir a los paramilitares con la guerrilla. Logró que varios bloques de los primeros, entre ellos el Vencedores de Arauca, bajo el mando de Miguel Ángel y Víctor Mejía Múnera, alias 'los Mellizos', compraran la droga que era producida por las Farc para después ser comercializada y exportada por ellos.

Parte de la sustancia que era producida por diferentes frentes de las Farc en el oriente del país también era comercializada por el 'Loco' con narcotraficantes del cartel del norte del Valle, Antioquia, la Costa y Nariño. Barrera manejaba la producción, distribución, rutas y pistas en Meta, Vichada, Guaviare, Putumayo, Casanare y parte de Cundinamarca. Gracias a esto entró a las grandes ligas del narcotráfico en el país. A mediados de 2003 la policía y la DEA hicieron un operativo en una finca del 'Loco' en el municipio de Tabio, Cundinamarca. Se estaba desarrollando una cumbre convocada por Barrera con seis grandes capos del narcotráfico, solicitados en extradición y por quienes se ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares. Entre otros estaban Hernando Gómez, alias 'Rasguño', Jhony Cano, Orlando Sabogal y Jaime Maya.

Para mediados de 2004 Barrera era un narco clave y muy conocido entre la guerrilla, los paras y varios carteles de la droga, principalmente el del norte del Valle. Hasta ese año Barrera había tolerado la presencia en Meta de Miguel Arroyave, quien había surgido públicamente como el jefe del Bloque Centauros de las AUC. Para la opinión pública y para las autoridades antinarcóticos, Arroyave era el responsable de gran parte de los movimientos de droga, principalmente en Meta y Cundinamarca. La situación era conveniente para Barrera, ya que toda la presión estaba enfocada en Arroyave, lo que le permitió seguir manejando un perfil muy bajo.

No obstante, cuando este último estaba listo para desmovilizarse, con un ejército de 3.000 hombres, fue asesinado. El crimen de Arroyave fue ejecutado por Pedro Guerrero, alias 'Cuchillo', un paramilitar que se suponía era leal y de las estructuras de Arroyave, pero que en realidad siempre, hasta hoy, ha estado bajo las órdenes de Barrera.

Con la muerte de Arroyave, Barrera surgió como el amo y señor del oriente del país y la capital de la República. "No hay un sólo kilo de coca de los que pasan por Bogotá que no sea de Barrera o autorizado por él", dijo a SEMANA un agente de la DEA. A sangre y fuego Barrera no sólo domina las actividades relacionadas con narcotráfico en Bogotá, sino que además controla oficinas de cobro que actúan en toda la ciudad.

Algunos pocos han intentado infructuosamente disputarle al 'Loco' parte de su imperio criminal. Uno de ellos fue Carlos Mario Jiménez Naranjo, alias 'Macaco', ex comandante del Bloque Central Bolívar (BCB). A finales del año pasado ex desmovilizados del BCB aparecieron en el oriente del país y formaron una estructura autodenominada Cooperativa de Seguridad de Meta y Vichada (Csmv). El objetivo era apoderarse de rutas, pistas y laboratorios, principalmente en el departamento del Meta, los cuales eran controlados por Barrera. La incursión de 'Los Macacos', como eran conocidos, desató una violenta guerra entre este grupo y el llamado Ejército Revolucionario Popular Anticomunista, que no es otra cosa que un brazo armado de Barrera, el cual es comandado militarmente por alias 'Cuchillo'. Municipios como Puerto López, Puerto Gaitán y Cubuyaro, entre otros, fueron escenarios de los combates entre estas dos facciones. Según los estimativos de las autoridades, entre octubre de 2006 y septiembre de este año ese conflicto pudo haber dejado más de 300 muertos y varias poblaciones, como Casibare, desplazadas.

Esa guerra se definió a favor del 'Loco' hace tan sólo dos meses. El traslado de 'Macaco' a la cárcel de Cómbita, en agosto, así como la captura de varios de los principales cabecillas de la Csmv, hicieron que los combatientes de ese grupo se quedaran sin recursos, lo que permitió la victoria de los hombres de Barrera. Con el dominio en el oriente del país, el 'Loco' ha consolidado nuevas alianzas, como la que tiene con Wílber Varela, alias 'Jabón', para exportar droga vía Venezuela. De hecho, autoridades de ese país han confirmado que existe información de varias reuniones entre Varela y Barrera en territorio venezolano. No conforme con dominar el oriente del país, Barrera 'compró' parte del territorio que controlaba en el Atlántico Miguel Villarreal, alias 'Salomón', un jefe paramilitar que tras la desmovilización del Bloque Norte de 'Jorge 40' había quedado al mando de los negocios de narcotráfico en parte de la Costa.

¿Y por qué no lo cogen?

Lo que más sorprende de toda la situación no es sólo el inmenso poder de Barrera, sino el hecho de que este hombre no tiene una sola orden de captura vigente en el país. La explicación es tan increíble como sencilla: la gigantesca maquinaria de corrupción en todas las entidades oficiales que maneja el 'Loco' Barrera pagó para desaparecer sus huellas dactilares de la Registraduría Nacional. En una maniobra muy hábil consiguió que muchos de los procesos judiciales que se han iniciado en su contra terminaran en nada. Su estrategia es muy simple. Barrera consigue, mediante sobornos, que las investigaciones que se le han adelantado se hagan a nombre de un hermano suyo llamado Arnoldo. Este hombre tiene problemas de retardo mental y por lo tanto para la justicia es inimputable, es decir, no le pueden formular cargos. Otra de las estrategias que utiliza es acudir a sus contactos en la rama judicial, principalmente en la Fiscalía, para torpedear cualquier intento de investigación. Prueba de ello fue un proceso que se inició en su contra en 2005 por el delito de enriquecimiento ilícito. El caso pasó de una fiscalía a otra con la intención de tumbarlo, cosa que efectivamente sucedió el pasado 16 de febrero, cuando una fiscal decretó la preclusión de ese proceso.

Barrera se cuida al extremo de no dejar huellas de sus actividades dentro y fuera del país. A comienzos de diciembre del año pasado, un detective del DAS fue capturado por funcionarios de la misma entidad cuando intentaba borrar los registros migratorios de Barrera de los años 2001 y 2002. Por ese 'favor' había pagado 200 millones de pesos. Pero no sólo funcionarios de la Registraduría, Fiscalía y DAS hacen parte de la red de colaboradores oficiales del 'Loco'.

El principal cuerpo de seguridad de Barrera está conformado por un ejército de sicarios muy bien contactados con las autoridades, quienes son los encargados de velar porque no le ocurra nada, advertirle de operativos en su contra por parte de las autoridades nacionales y extranjeras y, en algunos caso, incluso, realizar ajustes de cuentas. Cuando Barrera tiene que movilizarse en Bogotá o Villavicencio lo hace en vehículos oficiales. Tan sólo para pagar por este tipo de 'servicios' Barrera destina 300 millones de pesos mensuales en sobornos en la capital. Tras ver este panorama, no hay duda por qué, tanto para los criminales como para las autoridades Barrera es, hoy por hoy, quizá junto con Wílmer Varela, el verdadero patrón del narcotráfico en el país. n

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.