Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2010 12:00:00 AM

Nadie quiere con el Inpec

En una 'papa caliente' se convirtió la dirección del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario. Y es que solo ahora, tres meses después de la llegada del Gobierno de Santos, hay luces para la elección de una cabeza que le dé orden.

Hace pocas horas, el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, anunció que la dirección del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) estaba cerca de tener nombre propio. Dijo que se adelanta el concurso respectivo por parte de la Comisión Nacional del Servicio Civil y que por tarde la próxima semana se tendría un nuevo director. La noticia alivia, entre otros, a quien desde hace casi tres meses ha tenido que lidiar con esa 'papa caliente': el abogado Juan Felipe Henao.

Henao ya había estado en la misma posición en la Dirección Nacional de Estupefacientes, pero cuando fue encargado del INPEC por el Ministerio del Interior, no se imaginó que su estancia en ese cargo le sacaría tantas canas. “Han sido días muy difíciles, ojalá que se elija pronto a la persona que ocupe ese lugar”, dice Henao, quien reconoce que entre los problemas más grandes de la institución está el desorden administrativo.
 
“Creí que encontraría una organización administrativa más clara, personal con mejor formación académica y profesional. Es increíble que como director deba estar pendiente de firmar un recibo de caja menor por 20.000 pesos para comprar una cafetera, así como de los traslados de internos de alta peligrosidad”, dice el abogado.

Pero el problema administrativo es solo uno de muchos. Hace apenas unos días, la Procuraduría General de la Nación abrió una investigación disciplinaria por irregularidades en centros penitenciarios. Principalmente, en la cárcel La Picota de Bogotá.

Las razones que llevaron a que el Ministerio Público tomara la decisión son, según el procurador Alejandro Ordóñez, las reiteradas denuncias sobre el ingreso de drogas y alcohol y la realización de fiestas en el llamado ‘pabellón de los parapolíticos’. "Hemos convocado al ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, a una reunión en la Procuraduría para instalar una mesa de trabajo sobre el INPEC, pero los aspectos disciplinarios ya se están iniciando y se están investigando los hechos denunciados, porque no pueden desbordarse los hechos en las cárceles, eso deslegitimaría al Estado en esas materias", dijo entonces Ordóñez.

Sobre esa denuncia, Henao responde. “El Ministro del Interior recién llegado a su cargo ordenó abrir una investigación sobre los permisos que se han dado, y encontró que sí había internos que tenían un uso reiterativo de permisos médicos y que a esto se sumaba un problema logístico: solo hay un carro encargado de esos traslados, lo que hacía que se demorara en recogerlos y el permiso fuera aprovechado para hacer otras cosas, además de cumplir con una cita médica”.

Pero ni la investigación de la Procuraduría, ni el desorden administrativo es todo. El hecho de que dentro del INPEC existan 34 sindicatos es otro dolor de cabeza, dice Henao. “Y no es nuevo, pero manejarlo es muy difícil”, dice y además asegura que “la persona que llegue a la dirección deberá, sin duda, ser alguien con formación castrense”. 

Lo agradezco, pero no 

La dirección del INPEC se ha vuelto un tema más que complicado. A principio de este año, después de que se destaparan varios escándalos ocurridos durante su administración, Teresa Moya renunció. A reemplazarla llegó el coronel Carlos Barragán, a quien al poco tiempo de estar en el cargo y por el cambio de Gobierno, el Ministro de Interior y Justicia le aceptó su renuncia. Desde entonces la dirección está en manos del abogado Juan Felipe Henao.

Según lo declaró el mismo ministro Vargas Lleras tres personas rechazaron el cargo: el ex fiscal Alfonso Valdivieso y los generales Rosso José Serrano y Jorge Enrique Mora. Todos le dijeron no al INPEC.

Hace un mes, el mismo Ministro del Interior se lo propuso a Valdivieso. “Y de inmediato le dije que no. Considero que el tema carcelario requiere de una experiencia especial en política criminal que yo no tengo. Uno después de un recorrido no puede dar la sensación de que se le mide a todo, de ser un burócrata”, dice el exsenador, quien reconoce que también le dijo no al ofrecimiento del ministro Germán Vargas Lleras de tomar la dirección de Estupefacientes. “No me voy a meter en lo que no tengo un mínimo conocimiento”, dice Valdivieso.

Por su parte, el general Mora, en diálogo con Semana.com, reconoció que el ofrecimiento del ministro Vargas Lleras fue una sorpresa. Y aunque muy grata, prefirió no aceptar. “El Ministro me pidió un encuentro, pero nunca esperé que fuera para eso. Cuando me lo dijo me sorprendí, le agradecí por haberme tenido en cuenta, por creer que yo podía aportar y ayudar en esos cambios trascendentales que se harán al interior del INPEC”, señala el general Mora, quien a pesar de sentirse honrado, dijo no.

Compromisos personales adquiridos con anterioridad, dice, no le permitieron acceder al cargo. “De no haber sido por eso, habría sido un honor compartir con el Gobierno el reto de hacer los cambios necesarios que permitan darles a los organismos del Estado mayor agilidad y un mejor funcionamiento”, dice el general.

Parece que a Vargas Lleras no le quedó más remedio que adelantar el concurso respectivo por parte de la Comisión Nacional del Servicio Civil, que le permita nombrar de una buena vez quien ocupe ese lugar. Y Henao cuenta los días. “Quedarme en el INPEC nunca fue mi interés. Dios quiera que la próxima semana se defina la situación”, dice el Director encargado.

Los retos

“El Ministro me decía que la entidad requiere reformas de fondo. El tema de privatizar el servicio está latente”, señala Alfonso Valdivieso, al dar pistas de los que serían los retos de quien llegue a ese cargo. Juan Felipe Henao, por su parte, dice que hay unos puntos básicos que requieren de urgente atención.

- Poner en pleno funcionamiento las cárceles nuevas. La de Guaduas (Cundinamarca), la nueva Picota y Pedregal en Medellín.

- Lograr una reestructuración a fondo en materia de personal de guardia.

- Acabar con el hacinamiento carcelario, luchar contra la corrupción, sacar adelante nuevas cárceles y hacer un seguimiento riguroso sobre los brazaletes electrónicos.

Henao remata diciendo: “No hay que olvidar que estamos tratando con delincuentes, que es una institución vulnerable a la corrupción, donde entran drogas, trago, celulares".
Por eso la expectativa por saber quién se convierta en el nuevo director del IMPEC es grande. Sobre todo, cuando el ministro Germán Vargas Lleras anunció que esa institución está bajo lupa por presuntas irregularidades y hechos de corrupción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.