Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/01/18 11:13

El rostro de Natalia Ponce vuelve a ver la luz

La joven, que hace más de un año fue atacada con ácido, participó en el acto de promulgación del proyecto de ley que endurece las penas contra los atacantes.

El presidente Juan Manuel Santos promulgó este lunes la Ley 1773 del 6 de enero del 2016, que aumenta las penas por ataques con agentes químicos, ácido o sustancias similares. Foto: Efraín Herrera / SIG

No cabe duda de que Natalia Ponce de León es una mujer valiente, con muchas ganas de vivir. Tantas, que en la mañana de este lunes se presentó ante un nutrido grupo de personas a celebrar un gran logro que conquistó desde cuando fue atacada salvajemente: la promulgación de la ley que endurece las penas y protege a quienes sean víctimas de ataques con ácido.

En el recinto estaba el presidente Juan Manuel Santos, acompañado a lado y lado de dos mujeres que sufrieron las agresiones. Una de ellas era Natalia Ponce de León, promotora del proyecto. A su lado, Gina Potes, quien también ha logrado superar con mucho tesón este doloroso episodio de su vida.

Natalia les dio la cara a los atacantes con ácido. Con su rostro descubierto dejó ver lo mucho que ha avanzado su proceso emocional y físico. Esta vez, no había un sombrero que cubriera su rostro y se le vio segura y confiada durante el acto.

“Trabajemos juntos para que podamos hacer de Colombia un país más justo y más grande”, señaló la joven en su intervención. "Quiero dedicar mi vida a hacer realidad algo que necesitamos urgente en Colombia y es una unidad de atención para quemados acorde con las necesidades de nuestro país”, agregó.

No es para menos, se trata de una tragedia que han tenido que enfrentar 628 colombianos en los últimos seis años. Es decir, un promedio de 100 por año.

Con la sanción al proyecto se refuerzan las normas para castigar a los responsables de los ataques. De acuerdo con la ley aprobada, la pena para quienes cometan ese delito aumenta de 150 a 240 meses de prisión si la conducta es simple; de 251 a 360 meses de prisión si el ataque causa deformidad o daño permanente en la víctima, y se aumenta la pena hasta en una tercera parte si la conducta conlleva deformación del rostro.

Además, prevé que el homicidio agravado (cuando la conducta sea cometida con sevicia) y las lesiones causadas con ácido no gozarán de los beneficios de suspensión condicional de la ejecución de la pena, de prisión domiciliaria, y de ningún otro de carácter judicial o administrativo.

Natalia y la bancada del Partido Mira, que impulsaron el proyecto, consiguieron que se establezca el ataque con ácido como un delito específico, con penas fuertes que corresponden con su gravedad. Con ello se ataca toda la cadena: tenencia, fabricación y tráfico de sustancias peligrosas.

“A la fecha, hay más de 1.400 establecimientos inscritos que han reportado cerca de 255.000 ventas. Ese registro permite tener una trazabilidad de la venta, es decir, información del comprador”, indicó Santos.

Y lo más importante, obliga al Instituto Nacional de Medicina Legal a brindar toda la información a los médicos tratantes, para facilitar la atención a la víctima.

"Natalia hoy nos da un ejemplo maravilloso. Esas palabras que leyó no fueron simples palabras escritas, muestran su coraje”, dijo el mandatario, quien no dudó en felicitar a la joven por su gestión y su gallardía.


Foto: SIG

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.