Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/09/09 22:24

El día en que Álvaro Uribe se iba a reunir con las FARC

Semana.com publica un fragmento de El hombre clave, el libro en que Henry Acosta describe su trabajo silencioso durante años para ambientar los acercamientos entre el Gobierno y las FARC.

Senador Álvaro Uribe y el empresario Henry Acosta. Foto: Archivo particular

Como es bien sabido, el empresario Henry Acosta se convirtió en al facilitador clave para echar a andar la negociación entre el Gobierno y las FARC, que concluyó con el acuerdo final alcanzado en La Habana y ahora está pendiente de la refrendación popular.

Acosta jugó un papel fundamental, y como ha contado SEMANA, se fue convirtiendo en un canal informal y directo entre el presidente Juan Manuel Santos y Timochenko.

Pero sus labores como facilitador se remontan varios lustros, desde antes de la llegada de Santos al poder. De hecho, durante el mandato de Álvaro Uribe llevaba y traía mensajes entre el Gobierno y la guerrilla.

Uribe, en su momento, estuvo dispuesto a organizar una reunión con las FARC en Brasil. En este fragmento de El hombre clave, el libro de Acosta recientemente publicado por Aguilar, el facilitador recapitula esa aproximación previa a la negociación de La Habana.

“Es importante, y no importa que sea repetitivo decirlo, que ese evento del 5 de marzo del 2010 es un hecho histórico del doctor Álvaro Uribe Vélez como Presidente de la República de Colombia, porque fue la primera y única vez que hizo una propuesta concreta para reunirse con las Farc-ep fuera del país, saliéndose de la condición de siempre de que solo era posible hacerlo dentro. Y es destacable que la propuesta fue elaborada milimétricamente, con todos los detalles de desplazamiento, los sitios de acceso, los sitios de encuentro y las autorizaciones de Brasil y el CICR. todo gracias a un eficiente, eficaz y efectivo trabajo del doctor Frank Pearl, Alto Comisionado para la Paz del doctor Uribe en ese momento. Luego hago un resumen ejecutivo para la Presidencia de la República de todo el intento de encuentro Gobierno-farc, generado ese 5 de marzo del 2010 mediante propuesta del presidente Álvaro Uribe Vélez:

Abril 21 del 2010

Dr. Frank Pearl Alto

Comisionado para la Paz

Bogotá

Apreciado doctor Frank:

Permítame hacer un informe ejecutivo de toda mi tarea desde el 5 de marzo, fecha de nuestra reunión con el señor presidente Uribe, hasta el 16 de abril, fecha en que recibí la respuesta a la propuesta.

1. El 5 de marzo del 2010 recibí del señor presidente Uribe la instrucción para hacer llegar a las farc una propuesta de encuentro secreto entre Gobierno y farc, en Brasil, con agenda abierta.

2. El 10 de marzo recibí de parte suya, de manera escrita y por correo, la referida propuesta de encuentro secreto.

3. El 16 de marzo hice entrega al Secretariado de las farc de la referida propuesta. Fue recibida con optimismo y aunque no hubo respuesta inmediata, se vio factible.

4. El 1.º de abril recibí de su parte el mapa e indicaciones de los posibles sitios, en Brasil, para el encuentro secreto.

5. El 5 de abril, durante las exequias de los restos del coronel Guevara, el señor presidente Uribe dio marcha atrás en su propuesta (anexo texto del discurso bajado de la página web de Presidencia de la República). El día 8 de abril, el señor ministro de Defensa se pronunció públicamente, en igual sentido al del señor Presidente.

6. El día 9 de abril, en reunión nuestra en Bogotá, manifesté que las palabras del señor presidente Uribe y las del señor ministro de Defensa serán un obstáculo a la bienvenida final (porque inicialmente había sido bien recibida) de la propuesta por parte de las farc. Me respondieron, en esa reunión, que esas palabras eran retórica, cuando habían sido precisas y vehementes.

7. Del día 13 al día 17 de abril viajé a la zona rural. Allá hice espera para poder encontrarme con el Secretariado de las farc. El día 16 de abril un mando de las farc me hizo entrega de un mensaje escrito, que estoy adjuntando a usted, y me explicaron que la posibilidad de encontrarme con el Secretariado no era posible, en esa ocasión, por razones de seguridad. Me explicaron también cuáles eran las causas de la negativa pública a la propuesta de encuentro secreto, que no eran otras que las de que el señor presidente Uribe, públicamente, el 5 de abril, había dado marcha atrás y les había dado un portazo en la cara.

8. Las causas reales de la fallida propuesta de encuentro secreto entre las farc y el Gobierno Nacional están en las palabras del señor presidente Uribe el día 5 de abril. Lo de «de cara al país» es un adicional de última hora, pero la realidad es que diálogo en el exterior están dispuestos a tenerlo.

9. Yo, que conversé con quienes elaboraron la propuesta y con quienes la recibieron, puedo decir que la verdadera causa del fallido «encuentro secreto» no es otra que el discurso del presidente Uribe del día 5 de abril del 2010.

Nota: Adjunto carta explicativa de las razones de la negativa, escrita a mí, por parte del miembro del Secretariado Pablo Catatumbo. En ese mismo texto va la respuesta, a usted, por parte de las farc, y que ya ha sido hecha pública. Le solicito y ruego que este texto de la carta de Catatumbo, a mí, sea solo para usted, aunque obviamente puede ser relatada, más no copiada, al señor Presidente. Discúlpeme usted, pero es mejor así.

Atentamente,

Henry Acosta Patiño

Yo digo que el intento del presidente Uribe del 5 de marzo quedará para la historia, pero las Farc podrían haber dicho que sí, porque siempre han dicho que no están negociando con el Gobierno sino con el Estado. Quedaba que el presidente Santos recogiera eso y dijera que daba continuidad o no a lo que acordó Uribe, porque era el nuevo presidente, pero no lo hizo. De todas maneras yo digo que ese fue el sello, el cierre de todas las posibilidades de negociar el conflicto colombiano por parte del presidente Uribe, aunque este siempre se negó a reconocer que había un conflicto interno armado.

Solamente en mayo del año 2006, como ya he relatado, después en unas reuniones lo reconoció, pero no hay constancia escrita de ello y es un simple asunto de credibilidad de lo que yo digo. Pero públicamente no lo reconoció, públicamente decía que ellos eran unos bandidos, terroristas, entonces no los reconocía como insurgentes, como guerrilleros, como rebeldes. Por esa misma razón tampoco aceptó lo de canje de prisioneros, sino que lo denominó acuerdo humanitario, una consecuencia más de no aceptar que aquí había un conflicto”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.