Martes, 21 de febrero de 2017

| 2016/08/09 18:01

Nelson Castro, primer concejal destituido en Bogotá

La Procuraduría lo destituyó e inhabilitó por haber sido contratista del Distrito dentro del año previo a su elección como cabildante de la capital.

Nelson Castro concejal del Polo Democrático. Foto: Bogotacomovamos.org

La Procuraduría destituyó e inhabilitó para el ejercicio de funciones públicas por 13 años al concejal del Polo Democrático, Nelson Castro.

Lo hizo al comprobar que el político fue elegido estando inhabilitado, pues fue funcionario de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá  durante el año previo a su acto de elección como representante de la autoridad civil de la capital.

Le recomendamos: Concejal del Polo no se ha posesionado y ya tiene líos

Desde antes de su posesión el dirigente de izquierda fue objeto de controversia, pues se dijo de él que buscó apartarse de su cargo en la empresa de servicios públicos con el único interés de dedicarse a hacer campaña para llegar al Concejo de la ciudad.

Algunos integrantes de su partido, el Polo Democrático, se percataron de que la licencia que pidió por esa época coincidió con el tiempo de su campaña, lo que los llevó concluir que su marginación temporal solo tenía el propósito de satisfacer sus aspiraciones políticas.

Además, muchos vieron con ojos de desconfianza su presencia en el sindicato de la empresa como presidente, como un malabar para asegurarse los votos necesarios para llegar al cabildo. A algunos de los más destacados lìderes de la colectividad de izquierda que le dio el eval a Castro no les cayó nada bien el respaldo que este recibió.

Ante esa eventualidad, sus adversarios, en este caso jurídicos, interpusieron una demanda para anular su elección ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca y una queja disciplinaria ante la Procuraduría.

En diciembre del 2015 este último organismo ya había abierto la respectiva indagación en contra de este integrante del Sindicato de Trabajadores de la Empresa de Acueducto, al considerar que era probable que no hubiera renunciado a su cargo. Al parecer, su marginación fue temporal, lo que no lo habilitaba para aspirar al Concejo.

Al iniciar un proceso verbal en contra de Castro, la Procuraduría Distrital encontró que el dirigente sí violó la prohibición que tienen los aspirantes a cargos de esa naturaleza para celebrar contratos con entidades de la circunscripción electoral que pretenden representar, dentro del año previo a la contienda electoral.

Cabe precisar que esta determinación no tiene aún la capacidad de dejar por fuera del cargo al concejal Castro, quien tendrá la oportunidad de apelar la decisión y, en el entre tanto, ocupar la curul para la cual fue elegido en octubre del año pasado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.