Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/18/2014 9:45:00 PM

“El ministro Cristo y yo somos ‘llaverías’”

El ‘superministro’ Néstor Humberto Martínez hace balance de su gestión. Dice que no opaca al ministro del Interior e invita al expresidente Uribe a dialogar.

En agosto, cuando el presidente Juan Manuel Santos creó cinco nuevos ministerios adscritos a la Presidencia, designó a Néstor Humberto Martínez encargado de adelantar las relaciones con los partidos políticos. Sus funciones, en buena medida, se cruzaban con las del Ministerio del Interior, y por esta razón el ministro de Presidencia se convirtió en protagonista clave en el primer periodo de sesiones del Congreso.

De hecho, Martínez tuvo que ir al Capitolio para conjurar personalmente algunas de las rebeliones adelantadas por los congresistas de la propia Unidad Nacional. Y según muchos parlamentarios, su presencia fue determinante para que el Congreso terminara aprobando los proyectos del Gobierno.

Martínez califica de exitosa la legislatura; dice que no ha eclipsado al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y asegura que la presencia del expresidente Uribe en el Congreso fue saludable. Asevera, además, que en el nuevo año uno de los objetivos será adelantar un diálogo más fluido con la oposición.

Semana.com: De los diez proyectos que presentó el Gobierno en el Congreso, ocho superaron su trámite. No le pudo ir mejor al Gobierno en esta legislatura…

Néstor Humberto Martínez: Estamos muy complacidos porque todas las iniciativas del Gobierno en el ámbito del equilibrio de poderes, los recursos para seguir avanzando en esta transformación social y de la infraestructura, los proyectos en educación, y aquellos para mejorar la justicia en Colombia, todos han salido adelante. Como lo ha dicho el señor presidente lo importante no es tanto el número de proyectos de ley sino ir adelante en la acción de Gobierno.

Semana.com: Pero se hundió la reelección de alcaldes, y la propuesta de ampliar el período presidencial a cinco años fue derrotada en el parlamento. ¿No es eso un fracaso?

N. H. M.: Las reformas del Estado, las reformas constitucionales, no son temas fáciles porque implican ante todo consensos, y creo que los hemos logrado en los temas fundamentales, como la eliminación de la reelección presidencial y todo frente a una oposición fuerte, lo cual hace que la democracia nuestra sea más madura, mucho más actuante, porque la manera de arbitrar los disensos es justamente a través del diálogo político en el parlamento.

Semana.com: Es muy pronto para evaluar las gestiones del gabinete, pero ¿usted cree que los ministros cumplieron en estos primeros meses de Gobierno?

N. H. M.: Debo reconocer en los 16 ministros del gabinete un equipo de gobierno maravilloso.

Semana.com: Eso quiere decir que este gabinete por lo menos cumplirá un año intacto…

N. H. M.: Eso hay que preguntárselo al presidente de la República.

Semana.com:¿Usted cree que en la próxima legislatura llegarán proyectos para crear la pista de aterrizaje de los acuerdos de paz?

N. H. M.: Como lo ha dicho el presidente, todos estos temas y de la justicia transicional sólo dependen de La Habana.

Semana.com: Durante la campaña el presidente Juan Manuel Santos hizo algunas promesas de última hora como una reforma integral a la salud y revivir las horas extras. Ninguno de ellos fue presentado en esta legislatura ¿Se quedaron en promesas?

N. H. M.: De ninguna manera, esos son temas que están siendo trabajando en los distintos despachos ministeriales y en su debido momento serán puestos a consideración del Congreso.

Semana.com: Se ha vuelto a hablar del referendo para establecer la cadena perpetua en el país para agresores de menores. ¿El Gobierno lo va a respaldar?

N. H. M.:
Ese es un compromiso del presidente de la República que quedó refrendado con el Partido de La U. Le anticipo que será uno de los temas de la siguiente legislatura.

Semana.com: Hace unos días se conoció un decreto en el que se aumentaba la nómina de la Presidencia en 873 cargos. ¿No es excesivo este aumento en la nómina oficial?

N. H. M.: Me complace ratificarle a la opinión pública que la nueva nómina de la Presidencia de la República tiene un valor fiscal menor a la que tenía antes de ese decreto. En su mayoría son cargos de funcionarios que trabajaban en Derechos Humanos y antiminado que estaban al servicio de la Vicepresidencia de la República, que fueron reasignados al Ministerio Consejero del Posconflicto, de tal manera que pasan bajo la responsabilidad del general Naranjo y se mantiene la planta que estaba vigente en la Presidencia de la República, no hay incrementos, en consecuencia, desde el punto de vista de costos. La ciudadanía debe tener la tranquilidad absoluta que en esta materia hemos actuado como siempre con sentido de responsabilidad.

Semana.com: ¿Cómo evalúa al uribismo, que se convirtió en una fuerte bancada de oposición?

N. H. M.: Ese ejercicio de que haya una fuerte oposición es importante para un gobierno. El control político es útil en la acción de gobierno, y desde esa perspectiva nosotros nos sentimos muy satisfechos, tanto porque las iniciativas del Gobierno salieron adelante en ese ambiente de oposición, como por la circunstancia de que la bancada del Gobierno en el Congreso es muy sólida, muy consistente y mostró buenos resultados.

Semana.com: En el momento más crítico de la relación Uribe-Santos, el presidente invitó a su antecesor a un diálogo. ¿Esa invitación quedó en el olvido?

N. H. M.: Estamos tendiendo puentes con todos los sectores políticos, por supuesto con la oposición. Queremos hablar con el doctor Óscar Iván Zuluaga, con el expresidente Uribe, como lo ha hecho públicamente el presidente de la República. Nos parece que eso no soóo es conveniente para la Nación, sino que además ese es un mandato para poder construir consensos sobre tantos temas de importancia nacional.

Semana.com: Resulta paradójico, pero en buena medida algunos proyectos del Gobierno salieron gracias al respaldo que el mismo Centro Democrático les dio a ellos, como el TLC con Corea del Sur…

N. H. M.: La primera parte de esta legislatura fue de control político y la otra nos dedicamos a los proyectos de ley. De alguna manera la bancada del Centro Democrático advirtió la conveniencia de todas esas iniciativas en materia de salud, educación. En materia de justicia hubo consenso absoluto. El Centro Democrático ha actuado en ejercicio de la oposición con sentido de responsabilidad frente al país.

Semana.com: ¿Y cómo evalúa la labor inédita de un expresidente en el Congreso?

N. H. M.: Uribe ejerció un liderazgo natural, pero hay muchos liderazgos importantes que se dejaron ver, conocer, y consolidar en esta legislatura.

Semana.com: Usted tuvo que venir en persona al Congreso a conjurar varias rebeliones de parlamentarios de la Unidad Nacional. ¿Acaparó las funciones del Ministro del Interior?

N. H. M.: Para nada. Cuando el presidente decidió que el cargo fuera el de ministro de la Presidencia fue para entregarle una vocería política y una representación frente a los partidos a la coalición de Gobierno, en consonancia con el ministro del Interior. La verdad es que el ministro Cristo y yo, como dicen los muchachos, somos ‘llaverías’.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.