Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2014 12:00:00 AM

‘Superministro’ pidió a opositores dejar de ser “pendencieros”

Así lo dijo Néstor Humberto Martínez, quien se la jugará por estrechar lazos con la oposición.

El llamado superministro Néstor Humberto Martínez, quien llegó al Gobierno para coordinar a los jefes de carteras ministeriales y motivar el diálogo social, está en la línea de que el gobierno de Juan Manuel Santos abra de una vez por todas las puertas a sectores de oposición.

Y esa apertura no se haría de cualquier manera. El Gobierno espera que en el diálogo con la oposición de izquierda, en cabeza del Polo Democrático, y la de derecha que lidera el expresidente Álvaro Uribe, se encuentren caminos de entendimiento con participación en el Estado.

La idea, en palabras del ministro de la Presidencia, es que haya un diálogo con sectores que no creen en el proyecto de Santos pero con los cuales espera iniciar una “dialéctica política”. Así lo dijo en el programa Semana en Vivo

Ya la presidenta del Polo Democrático, Clara López Obregón, estuvo en la Casa de Nariño para dejar claro que ellos se mantendrían por fuera del Gobierno, pero que deberían existir cambios que les permitieran ejercer una oposición más efectiva.

Ahora se sabe de una reunión entre el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el excandidato presidencial y hoy presidente del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, la cual confirmó el propio ministro de la Presidencia. El tema será la reforma a la justicia.  

La crítica más constante al gobierno Santos es que este cerró los ojos para los que no eran sus amigos y por eso el hoy exsenador Juan Lozano, cercano a Álvaro Uribe, aseguró que en algunos asuntos es necesario que las partes se sienten, así no se logren acuerdos. Pero el Gobierno tiene que entender que no necesita “una barra unánime de aplausos”. 

Para el ministro de la Presidencia, es claro que el Ejecutivo no puede cometer el error de los cuatro años anteriores, en los que se cerró al diálogo con sectores que, desde la tribuna, no ovacionaban sus políticas. Según el ministro Martínez, no se puede establecer un diálogo exclusivo “entre una misma línea de pensamiento” y por ello hay que hacerlo “con otros sectores sociales”. 

Incluso, ese acercamiento con la oposición se podría ver traducido en el respaldo de algunos cargos en los que esos partidos podrían desempeñar un papel de control. Entre ellos, el Consejo Nacional Electoral, el Banco de la República o en ternas de las altas cortes. Todos puestos que sin el apoyo del Gobierno serían impensables para un integrante de una colectividad ajena a los aliados de Santos.   

El propio Néstor Humberto, quien se ha mostrado a favor del diálogo, aseguró que el presidente Santos tiene el compromiso con los sectores democráticos para incluirlos en los temas del Estado. Por eso no descartó que en la integración de Consejo Nacional Electoral puedan existir integrantes el Polo y el Centro Democrático.

“Nadie se imagina una democracia funcionando sin la representación de la oposición”, dijo.

Pero para que se llegue a eso, Martínez pidió a los miembros de la oposición “dejar de ser mojigatos y pendencieros”, cuando el Gobierno quiera llamarlos a concertar, a trabajar por un tema específico y a la hora de recibir cargos.  

Néstor Humberto les respondió a sus interlocutores: “No podemos resolver los desencuentros a punta de Twitter sino de diálogo, ese es el mandato”.

La presidenta del Polo Democrático, Clara López, quien mantiene el respaldo a la paz de la cual dijo no se ve “retorno”, reclamó porque en los últimos años el Gobierno no le ha dado cabida a la oposición para que existan personas de izquierda en sillas claves desde donde puedan ejercer control del Ejecutivo. Por esa razón le dijo al ministro Martínez: “Usted necesita tener las distintas visiones de lo que es el Estado (…) El diálogo construye, es lo único que necesita esta sociedad para dejar atrás estos antagonismos y pugnacidades”.  

Lo cierto es que no sólo el diálogo con los partidos ajenos al Gobierno es importante. En el pasado gobierno Santos se vivieron el paro de los agricultores, el de los transportadores de carga, empleados judiciales e incluso, al inicio del primer período, el de los estudiantes. El analista la corporación Dejusticia César Rodríguez reclamó por qué en los cuatro años anteriores no hubo diálogo social.  

Según Néstor Humberto Martínez, el Gobierno no puede estar de espaldas a los sectores sociales y por eso, a partir de ahora, señaló que este será un tema "prioritario", aunque dijo que se va a cambiar la fórmula. “Hay que anticiparse en el diálogo… Esto no puede ser de coyuntura, episódico frente al conflicto que es como se ha hecho antes”.

Finalmente, hubo un tema sobre la mesa y fue el de los impedimentos que se le han indilgado a Martínez. De estos dijo que se va a declarar impedido en algunos temas y que iba a cerrar su oficina de abogados.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.