Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2012 12:00:00 AM

¡Ni una Rosa más!

Mujeres de diferentes organizaciones marcharon en repudio por el crimen de Rosa Elvira Cely. Piden que no haya rebajas de penas para los violadores. El segundo sospechoso del asesinato se entregó en las últimas horas a la Policía.

Dos marchas simultáneas que partieron de diferentes puntos de la ciudad y se encontraron en el Parque Nacional a las 10:00 a. m. se constituyeron en un acto masivo de repudio por el crimen de Rosa Elvira Cely, la mujer que fue encontrada empalada en inmediaciones de ese lugar.

La iniciativa de estudiantes de la Universidad Nacional  se concretó tras la creación de una página en internet llamada ¡Ni una más!, como una petición a parar los crimenes contra la mujer. Según cifras de las ONG asistentes, dedicadas a la defensa de los derechos de género, en los últimos ocho años fueron violadas 92.000 mujeres en el país.

Rosa Elvira Cely fue violada y empalada. Uno de los sospechosos, Javier Velasco Valenzuela, fue capturado el pasado viernes en inmediaciones del barrio Galerías. En la audiencia de imputación de cargos, se declaró inocente de los delitos de homicidio agravado, tortura, y acceso carnal violento. El segundo hombre, cuya identidad no ha sido revelada, se entregó en las últimas horas.

En el plantón realizado este domingo en Bogotá, los asistentes, que pertenecían a organizaciones como la Ruta Pacífica de las mujeres por la paz, la Casa de la Mujer, Oxfam y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, pidieron no rebajar las penas para los asesinos de mujeres e incluso cadena perpetua para los delitos atroces como el cometido contra Rosa Elvira.

"Por la dignidad y el derecho a la vida, ni una rosa mas", gritaron los asistentes. En el Parque se hizo una ruta hacia el lugar donde fue hallada Rosa Elvira, con carteles que llevaban nombres de otras mujeres asesinadas y violentadas. En el árbol donde la mujer alcanzó a pedir auxilio a las autoridades fue ubicada una foto con su rostro y ofrendas florales que fueron acompañadas de oraciones y minutos de silencio.

La gente oró y le pidió a Dios "iluminar a los administradores de justicia", para que este crimen no quede en la impunidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.