18 noviembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Nicaragua no se da por enterada

OTRA MIRADAA diferencia de otras épocas en las que el litigio con Colombia exaltaba los ánimos, ahora pocos están pendientes del fallo.

Nicaragua no se da por enterada. Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Foto: EFE

Hace unos años el litigio con Colombia era tema de comidilla diaria en Nicaragua. Los medios así lo registraban: “San Andrés y Serrana son sandinistas’, deletrean los niños nicaragüenses para aprender la ‘s’ en sus cartillas de lectura”. Y el presidente Daniel Ortega no ahorraba oportunidad para ven
irse lanza en ristre contra Colombia. Por eso, a pocos días de conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia, es inusual la casi indiferencia que reina en Nicaragua.

Lo único que es evidente es el optimismo que reina en los periódicos que dan como seguro el triunfo.

El fallo, sin embargo, no parece importar demasiado a los nicas. “El gobierno aborda el tema como algo que exacerba el patriotismo en el país y los medios oficialistas plantean la idea de que nos quieren despojar de algo. Pero la verdad es que fuera del pequeño círculo de expertos y políticos involucrados en el caso, la gente no se conecta con el litigio”, dijo a SEMANA Ismael López Ocampo, periodista del programa televisivo Esta Semana de Nicaragua.

“Solo sabemos lo que el país busca porque sale en los medios. Le quieren dar gran importancia, pero creo que la estrategia no les ha funcionado. No hay mucho conocimiento sobre esto, no se discute en la calle”, dijo a esta revista Julie Vallejos, quien atiende una librería en Managua.

Las razones para la apatía pueden ser varias. La primera, es que ya no está la palabra mágica de San Andrés en disputa. La segunda, que después de tantos años el tema, que fue usado como bandera para exacerbar el nacionalismo, se gastó. Y en tercer lugar, también puede tener que ver que la renovada relación de buenos amigos entre Colombia y Venezuela tiene también sus efectos pacificadores sobre el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, aliado incondicional de Hugo Chávez.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad