Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2012 12:00:00 AM

A la niña desaparecida en Huila parece que se la tragó la selva

Lo intrincado de la zona donde desapareció la menor, hace nueve días en el municipio de Tello, ha complicado las labores de búsqueda. La familia ha acudido incluso a las Farc para pedirles ayuda.

"Han pasado nueve días desde cuando la niña se perdió. Lo que han hecho la Policía y el Ejército por encontrarla ha sido poco, porque dicen que la zona es muy peligrosa. Entonces le hemos pedido ayuda al frente 17 de las FARC, que tiene presencia en esa selva, para que nos colaboren con información o rastreando el lugar para ver si la consiguen viva o muerta".

Así lo contó Henry González, el abuelo de crianza de la niña Sahara Valentina Cardoso Triviño, de 4 años, quien desapareció en la mañana del primero de mayo, supuestamente mientras jugaba en el área de ordeño de la finca de un familiar, ubicada en la vereda El Vergel de San Andrés de Tello, al norte del departamento de Huila.

Sahara estaba al cuidado de su tía de 15 años, pero ese día se quedó sola con un individuo de nombre Pavel Camilo Barbosa Vargas, de 28 años, quien era el marido de la joven. Al parecer, la tía salió para acudir al médico y cuando regresó a la finca se enteró de que la niña ya no estaba ahí. Su compañero sentimental alegó que él se había quedado dormido y al despertar no vio más a la menor.

"Ese señor dice cosas que no cuadran. Cuenta que la dejó en el ordeño a las 7 de la mañana, y que una hora más tarde ya no estaba ahí. Y luego dice que estaban en la casa y él se quedó dormido. Tenemos un mal presentimiento porque él había desaparecido y teníamos fe en que cuando regresara iba a traer a la niña, pero volvió solo y no quiere contar nada", dijo preocupado el abuelo de la niña de ojos claros.

Los parientes de la niña han contado que establecieron contacto con miembros del grupo guerrillero que actúa en esa zona selvática-montañosa del Huila, para que se sumen a la búsqueda de la pequeña. No sospechan que la tengan ellos en su poder porque se trata de una familia humilde que no tendría dinero para pagar un rescate.

El comandante de la Policía de Huila, Juan Francisco Peláez, explicó que, efectivamente, el lugar donde se desapareció la hija de Lina Triviño es de difícil acceso. Desde la ciudad hasta la finca hay que caminar cerca de tres horas y media, y andar por estos caminos selváticos es muy peligroso porque en el trayecto se pueden encontrar emboscadas de la guerrilla y minas antipersonal. "Esa es la razón por la cual no habíamos ido. Pero hace tres días hicimos un fuerte operativo, con el apoyo del Ejército, y no encontramos nada", precisó.

Peláez explicó que en la noche de este miércoles se entregó el principal sospechoso de la desaparición de Sahara Cardoso. Sin embargo, el sujeto no aportó ningún dato que permitiera dar con el paradero de la niña. Y lo peor es que su versión no coincide con la que aporta la tía. Por eso se presume que la pareja pudiera estar ocultando información valiosa para la solución del caso.

"No queremos ser fatalistas pero hay 50 por ciento de posibilidades de que la niña esté viva, y 50 por ciento de que esté muerta. Vamos a continuar con las investigaciones y los interrogatorios para tratar de ubicar a la menor, pero no descartamos ninguna hipótesis", indicó Peláez.

El gobierno departamental de Huila ofreció una recompensa de 10 millones de pesos para quien ofrezca cualquier información que permita dar con el paradero de la niña.

Y en la mañana de este jueves, decenas de vecinos, amigos y familiares de Sahara hicieron una marcha para clamar por su regreso. Pidieron a las autoridades que no cesen las labores de búsqueda y se castigue al responsable de los hechos.

Henry González no pudo asistir a la manifestación, pero aprovechó el contacto telefónico con este medio para pedir a la prensa nacional que no se olviden de este caso: "No nos dejen solos. Nosotros no somos una familia de dinero ni tenemos influencias en el Gobierno. La que se perdió no es la hija de un gobernador, pero la queremos de vuelta. Contamos con ustedes –los periodistas-, con los vecinos y los amigos, con los policías y los militares, para que nos ayuden en la lucha por el retorno de Saharita", dijo entre llantos.

Nota: La foto de la niña se publica por petición de la familia para ayudar en su búsqueda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.