Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2017 3:46:00 PM

Niño encontrado sin vida en río de Santa Marta se 'ahogó y fue agredido por el caimán'

Según el reporte de Medicina Legal Sebastián Alvarado Granados, quien fue encontrado en el río Piedras sin vida, murió por ahogamiento.

El miércoles en la tarde cuando varios niños se bañaban en el río Piedras, zona rural de Santa Marta, ocurrió una tragedia. Sebastián Alvarado Granados, un menor de ocho años, desapareció en las aguas. El cuerpo sin vida fue hallado por la Defensa Civil en horas de la noche. En ese momento las versiones giraban en torno a la idea de que el pequeño había muerto a causa de un caimán.

La versión fue confirmada a Semana.com por Medicina Legal. “El menor murió por ahogamiento. Sí tuvo agresiones por el animal, las heridas fueron leves. El niño se ahoga, el animal lo sumerge”, aseguró Carlos Valdés, director de la entidad.

Con el dictamen de Medicina Legal se disipan las hipótesis de la muerte. Al principio el miedo de los organismos de socorro y de los habitantes de la zona era que el caimán aguja se hubiera comido al pequeño. Dicha posibilidad dejó de existir cuando el cuerpo fue encontrado sin vida pero completo, valga decir que cuando un animal de estos caza destroza a su presa. Por eso, nació la posibilidad de que el niño hubiera caído cerca al caimán y éste lo hubiera sumergido en el agua causándole la muerte. 

Los hechos ocurrieron en el río Piedras, que se encuentra en el límite de un área protegida, en el lugar hay un letrero que advierte la presencia de los animales. Precisamente por eso desde el momento de la emergencia Parques Nacionales Naturales de Colombia, el Ministerio de Ambiente y la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpomag) aunaron esfuerzos para investigar lo sucedido.

Cuando el niño desapareció en el agua Parques Nacionales expresó, por medio de un comunicado, su solidaridad a la familia del menor y recalcó que “desarrollan jornadas de capacitación y señalización para prohibir el baño en el río ante la presencia de estos caimanes”.

Por su parte, la Corporación Autónoma Regional del Magdalena señaló que la presencia de esas especies es "indicador de conservación del área protegida y se encuentran en peligro de extinción".

"Hay que atender los avisos de precaución en el Tayrona", añadió la entidad, y detalló que especialmente entre enero y mayo cuando se cumple el período de anidamiento de estas especies.

Semana.com se comunicó con Julieth Prieto Rodríguez, encargada del manejo de conflictos de Fauna Silvestre en la corporación, para entender cómo es el comportamiento de los caimanes y qué medidas de prevención existen para evitar este tipo de tragedias.

Semana.com: ¿Sabían de la existencia de esos animales en el río?

Julieth Prieto: Los caimanes los reconocemos en el río Piedras desde hace más de tres años y todos sabemos que están ahí y los animales cuando ven a las personas ahí ellos no salen, lo hacen cuando están solos.

Semana.com: ¿Se había presentado otro caso de ataque de un caimán en el río?

J. P.: Hace tres años ocurrió el primer ataque.

Semana.com: ¿Cuándo atacan?

J. P.: No es normal que ataquen y menos a personas. Su comportamiento normal es que cacen maniferos pequeños como aves, algunos reptiles. Son carnívoros, pero generalmente sus presas son medianas. El caimán es un gran depredador, hablemos de caimán y jaguar al mismo nivel. No invierten su energía en capturar una presa que no se van a comer, entonces si la presa es más grande que ellos desisten. Ellos comprenden el hombre como un animal más grande.

Semana.com: ¿Cuándo hay mayor peligro de que ‘ataquen‘?

J. P.: Sí tienen una época de su vida un poco más agresiva cuando las hembras han puesto sus huevos y están esperando a que salgan, eso sucede entre enero y mayo. En ese tiempo ellas defienden mucho su territorio. Por eso en esos meses es cuando más alerta hay de no bañarse en esa zona. Con Parques Nacionales y la Corporación hemos hecho unas charlas para contarles que esa zona no es para bañistas porque tienen riesgos.

Semana.com: ¿Cuándo un caimán se puede sentir atacado por una persona?

J. P.: Cuando pasan sus límites, es decir, si yo me encuentro un caimán en la playa asoleándose yo no me puedo acercar demasiado. Hay que mantener una distancia para observarlo. Se sienten atacados cuando los agreden con palos, caucheras, piedras. Lastimosamente aquí hay una cultura en la que los niños atacan a la fauna silvestre.

Semana.com: ¿Los caimanes están bajo protección por peligro de extinción?

J. P.: Sí, ellos están en un área protegida que tiene el propósito de conservar la flora y la fauna. Acá no cabe la posibilidad de que esos caimanes de ese río sean movilizados a otro lugar porque el área está declarada como zona protegida.

Semana.com: ¿Se han presentado casos de que los seres humanos maten a los caimanes?

J. P.: Sí, básicamente las noticias en las que se dice que por un caimán muere un niño disparan el conflicto entre los humanos y los animales. Vienen los cazadores que habitan en estos lugares y los buscan para matarlos y asegurarse de que ese riesgo no exista.

Semana.com: ¿Cómo mata un caimán a una persona?

J. P.: Si un caimán ataca una presa la fuerza que tiene su mandíbula es muy grande. Él cierra con fuerza, la atrapa y empieza a girar en el mismo eje y de esa manera ahoga a sus presas y cuando termina de girar y siente que pierde fuerza lo que hace es triturar. Después se lo come por partes.

Semana.com: ¿Qué recomienda para evitar este tipo de sucesos?

J. P.: Es bueno advertir a la comunidad que en las desembocaduras de estos ríos tengan prudencia si ven caimanes. Que hagan caso de los avisos que dicen "prohibido bañarse".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.