Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/6/2015 1:53:00 PM

Piden archivar caso de menores (no) abusados en Ciudad Bolívar

Averiguaciones de la Fiscalía cambiaron radicalmente el relato de los hechos. El verdadero culpable estaría libre.

El panorama del caso de cuatro menores de edad, entre ellos una bebé de tan solo 17 meses de edad, que presuntamente fueron víctimas de maltratos y violencia sexual en un entorno de prácticas satánicas en un barrio del sur de Bogotá, cambió radicalmente.

Dos jóvenes, padres de la infante y familiares cercanos de los otros tres menores de 10, 12 y 13 años, se encuentran tras las rejas. Ellos fueron señalados como responsables. Luego, se inculparon. Pero todo, como estableció el ente acusador, fue obra de sus temores.

La historia conmovió al país y, bajo los reflectores, las autoridades acudieron prestas. Hasta se movió de nuevo el tema de la pena de cadena perpetua para tan atroces hechos.

Pero, al parecer, todo fue obra de la febril mente de Luis López, descrito por sus vecinos como un fanático religioso que gritaba sus consignas semidesnudo en la terraza de su casa, la misma en la que le arrendó a la joven pareja (ella embarazada), en la que convivía con su pequeña hija y, recientemente, los hermanos menores de edad de la mujer.

Las declaraciones del dueño de la vivienda fueron el -aparentemente equivocado- punto de partida que tomó las autoridades para tratar de desenredar esta historia.

López, así como pareció ocurrir con los otros protagonistas de esta historia, asistía al Centro Misionero Bethesda (CMB), una congregación evangélica que se autodenomina la “iglesia del millón de almas”. En ese marco él logró su ascendiente sobre Luisa y Fabián, la joven pareja.

La pareja, que cruza apenas los 19 años, perdió la custodia de su bebé de y de su recién nacido, dado a luz pocas horas después de haberse expuesto el caso. Los otros tres menores, hermanos de la mujer, también quedaron bajo la tutela de Bienestar Familiar.

Basándose en un dictamen de Medicina Legal, el testimonio pasado por alto del menor de 10 años (“me dijeron que hoy hice el amor, pero no me acuerdo”, dijo) y la confesión final de Luisa, los fiscales solicitaron que se precluya el caso y que los dos jóvenes queden en libertad. Un juez tendrá que definir si acepta o no la petición.

Según el ente acusador, a partir del testimonio de la joven, López sería el presunto responsable y la pareja se declaró culpable por miedo a López que, según les increpó, era “un enviado de Dios” a quien debían obedecer o podían molerlos a golpes, como al parecer ocurrió.

Entretanto, mientras se define la suerte de Luisa y Fabián y se logra encausar a López, la Fiscalía ordenará una valoración psiquiátrica a todos los involucrados en la investigación, junto con un examen de toxicología para saber si son consumidores de algún tipo de alucinógeno.

No obstante, el fiscal del caso, Camilo Burbano, dijo que lo de devolver los hijos a la pareja sería casi imposible porque: “ellos están bajo un tema de adoctrinamiento”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.