Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/22/2011 12:00:00 AM

“No soy de Anonymous”

Esta es la primera entrevista que concede el joven 'hacker' detenido por interceptar las cuentas electrónicas de políticos, artistas y periodistas.

Joan Armando Cubillos, de 23 años, fue capturado en su casa del barrio Kennedy de Bogotá hace dos meses, luego de que la unidad de delitos informáticos de la Dijín logró ubicarlo y establecer que él era Sophie Germain, un hacker que con ese antifaz cibernético penetró en las cuentas electrónicas de varios personajes de la vida nacional. Horas antes de su captura Cubillos había ingresado a la cuenta del periodista Daniel Samper Ospina, tomó información privada y la publicó. Tras este golpe las autoridades lo detuvieron. Ahora está recluido en la cárcel La Modelo y pasa sus días entre paramilitares y lejos de los computadores.

SEMANA: ¿Quién es Joan Armando Cubillos?

JOAN ARMANDO CUBILLOS: Soy un joven de 23 años, estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional. En el colegio, gracias a una profesora empezó mi afición por las matemáticas. Me destaqué en eso y luego me empecé a enfocar en la profesión. Seguí aprendiendo de manera autodidacta, más lo de la universidad, con compañeros.

SEMANA: ¿Cómo llegó a ser un 'hacker'?

J.A.C.:
Un hacker es una persona con bastantes conocimientos, experto en el tema informático, y esa ni siquiera es mi profesión. Yo simplemente tengo algunos conocimientos.

SEMANA: ¿Cómo terminó en la cárcel?

J.A.C.: Mi problema empieza cuando ingreso a la cuenta de Daniel Samper Ospina y se establece una denuncia. El 14 de agosto llega la Policía a mi residencia. Me hacen un allanamiento, me capturan y desde ese momento estoy acá.

SEMANA: ¿Cuál era el objetivo de ingresar a la cuenta?

J.A.C.: Simplemente fue un reto, sin un fin específico como tal. No es una costumbre, fue un reto. Ver a una persona reconocida y simplemente vi si podía entrar y ya. Cometí un error.

SEMANA: Además publicó información privada de la cuenta.

J.A.C.: Sí.

SEMANA: ¿Para qué?

J.A.C.: Simplemente ingresé y busqué información personal.

SEMANA: ¿Falsificó la información que publicó?

J.A.C.: No, yo no publico información falsa.

SEMANA: ¿Se arrepiente de algo?

J.A.C.: Por supuesto. Ingresé a la cuenta de Daniel Samper y publiqué cierta información. Al siguiente día de la captura, en la audiencia, le ofrecí mis disculpas. Él me preguntó si detrás había algún interés político o económico. Le dije que no, actué de forma independiente, pero no tengo nada personal contra él. No tuve ninguna motivación. Me equivoqué, pero no soy ningún peligro para la sociedad.

SEMANA: Parece que usted pensó que esto era un juego y terminó en la cárcel acusado de varios delitos…

J.A.C.: Sí, hay que ver la severidad del delito según si se es un peligro para la sociedad, por asesinar, violar, hurto y demás… pero yo en ningún momento fui un peligro. Soy un estudiante que le dio por curiosear. Toda la vida me he dedicado a estudiar. No sé de qué le puede servir al Estado tenerme encerrado, lo único que quiero es continuar mis estudios.

SEMANA: Pero está acá porque cometió delitos…

J.A.C.: Una cosa es el castigo y otra la justicia. Usted puede castigar a su hijo por algo que hizo, pero cuando hablamos de justicia es cómo remediar y cómo buscar la forma para que él no siga cometiendo el mismo error. Para mí está claro que cometí un error, necesito retomar mis estudios y estar con mi familia.

SEMANA: ¿Usted también violentó otras cuentas, como la del exalcalde Samuel Moreno, la del ministro Germán Vargas, la del expresidente Uribe y la de la actriz Isabella Santodomingo?

J.A.C.: No. Una cosa es tener el correo público, las direcciones públicas, los e-mails que la gente da, eso fue lo que me encontraron y lo que los medios publicaron. Es muy distinto a tener acceso a esas cuentas.

SEMANA: ¿Por qué decidió llamarse Sophie Germain en el ciberespacio?

J.A.C.: Busqué un nombre que fuera mujer, que fuera destacada en el ámbito académico, heroico o patriótico. Una mujer que no fuera muy nombrada y que se diera a conocer. Por la historia de esa mujer, fue más como para darle reconocimiento a ese personaje.

SEMANA: ¿Qué opina de grupos cibernéticos como Anonymous?

J.A.C.: No estoy de acuerdo con el accionar de Anonymous, que ataca al Estado y a organizaciones. No me gusta que su propósito sea tumbar las páginas.

SEMANA: En su casa encontraron literatura sobre Anonymous. ¿Usted fue integrante de ese grupo?

J.A.C.:
No.

SEMANA: ¿Subestimó a las autoridades?

J.A.C.: No, no las subestimé.

SEMANA: ¿Qué quiere hacer cuando salga de la cárcel?

J.A.C.: Seguir mis estudios, estar con mi familia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.