Martes, 21 de febrero de 2017

| 2007/09/22 00:00

No contaban con su astucia

El libro del hijo de Gilberto Rodríguez Orejuela va a dar mucho de que hablar, pues revela abiertamente lo que todo el mundo sospechaba : los nexos de la mafia con el fútbol, la política y la farándula.

No contaban con su astucia

Antes de que saliera oficialmente a la venta El Hijo del Ajedrecista, ya todo el mundo estaba hablando de él. Hasta El Chavo del Ocho y La Chilindrina. Los dos artistas mexicanos salieron la semana pasada con versiones contradictorias. Roberto Bolaños desmintió un show privado que él y su elenco le ofrecieron a los ex jefes del cartel de Cali y sus familias. Pero María Antonieta de las Nieves sostuvo que eso es verdad.

Esta es apenas una de las miles de anécdotas que decidió contar Fernando Rodríguez Mondragón, el hijo mayor del confeso narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela. Según le dijo a SEMANA, su intención era relatar sus vivencias dentro de la mafia y el drama de ser hijo de unos de los grandes capos. Pero las revelaciones que hace en las 200 páginas del libro, que sale esta semana al mercado, van más allá de su vida como la 'oveja negra' de la familia Rodríguez Mondragón y volverán a armar el avispero en el país, sobre historias no contadas del cartel de Cali. De su padre y de su tío Miguel. De sus nexos con el fútbol, los políticos y la farándula.

El Hijo del Ajedrecista es un diario que resulta atípico. Cuando se podría pensar que el primogénito de uno de los más grandes mafiosos salga en defensa de su padre, en los primeros capítulos muestra una clara intención de mostrarlo como un hombre cruel y despiadado que jamás perdonó a un hijo que cometió los mismos errores que él. "Yo llegué a odiarlo y se lo manifestaba con mi rebeldía. Él era un tipo autoritario, tuvimos varios encontronazos. Los castigos eran severos. En alguna ocasión me dio correa, me dio pata, puño y me puso un revólver en la cabeza. Todas esas cosas me fueron marcando y nuestra relación se volvió casi invivible", le dijo a SEMANA Rodríguez Mondragón .

Esa vida insoportable que dice haber vivido al lado de su padre lo motivó a contar las verdades ocultas de la mafia en las que se mezclan las grandes fiestas con artistas internacionales como Juan Gabriel, Albita Rodríguez, Óscar de León o el Gran Combo de Puerto Rico. Relata también las relaciones de su padre y su tío con el fútbol y el grado de corrupción al que llegaron árbitros, técnicos y jugadores. También devela las estrategias de los Rodríguez para ocultar su fortuna antes de ser extraditados, el ingreso de su dinero 'sucio' en las campañas políticas y la vida mafiosa de reconocidas modelos.

Estos son algunos de los relatos que el hijo del 'Ajedrecista' le hizo al escritor del libro, Antonio Sánchez Jr., que probablemente se venderá como pan caliente como todos los libros de la mafia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.