Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/17/2010 12:00:00 AM

"No me extralimité en mis funciones": Bernardo Moreno

El secretario general de la Presidencia, Bernardo Moreno, responde sobre la polémica carta en la que solicitó información sobre el viaje de magistrados de la Corte.

SEMANA: ¿Por qué llamó usted a Satena y pidió información sobre el viaje de los magistrados?
 
Bernardo Moreno: Todo el mundo cree que mi oficina es la de quejas y reclamos. Viene gente de todas las entidades a traer chismes. Entonces a mi oficina llegó ese cuento de un viaje de unos magistrados, y eso fue lo que originó que entrando a un consejo de ministros le preguntara a María del Pilar (Hurtado) quién es un tal Ascencio Reyes del que tanto hablan.
 
SEMANA: ¿Cuándo fue eso?
 
B.M.: No podría precisar pero yo diría que por ahí en 2007. Días después de preguntarle a María del Pilar, me siguieron llegando cuentos de gente que trae y lleva. Y me dijeron que el famoso chárter fue en Satena. Llamé al director o al subdirector de esa aerolínea, no me acuerdo, y le dije: “Me están contando que hubo un chárter que se pagó a Neiva”. Él me dijo que iba a averiguar. A los pocos días me envía una carta con un contrato de Satena con una empresa de turismo, más una copia de la consignación por medio de la cual pagaron el viaje. Luego, en una reunión que relata Mario Aranguren y que yo también relato en la Procuraduría, le dije: “Por qué no mira qué es eso”. Mario cuenta en la Procuraduría que se lo llevó y se lo entregó a un muchacho, y el muchacho dice en la Procuraduría que iba el contrato del supuesto chárter y copia de una consignación. Esa reunión con Mario sí la tengo, fue el 21 de noviembre de 2007. Eso fue lo que realmente pasó. No puedo exagerar.        

SEMANA: ¿Dentro de las funciones del secretario general de la Presidencia está solicitar ese tipo de documentos?
 
B.M.: Voy a ponerlo en contexto. Si usted estuviera en mi oficina un día, usted no sabe la locura que es. Llaman los alcaldes, el embajador, el gobernador, el Vicepresidente, etcétera. En el segundo artículo dice “apoyar al Presidente en el desarrollo de todas las funciones”, es muy amplio ese segundo punto. El Presidente me dice a mí “venga a un consejo de seguridad, hay muchos problemas en La Guajira, pregunte a ver lo qué está pasando, pregunte”. Yo no soy el jefe del DAS. Lo que sí les transmito a todos los funcionarios antes de un consejo de ministros es “vea siguen preguntando por este X contrato, al Presidente le llegaron con esta historia”, y eso fue lo que le dije a María del Pilar: “Directora, qué sabe usted de este señor Ascencio del que tanto hablan estos tipos, porque el Presidente quiere estar informado”. Esos cuentos rondaban en los medios y por eso le pregunté quién era ese señor. Pero no le dije, ni me extralimité diciéndole “hágame el favor de chuzar a tales personas”, jamás hice eso. Pero lo que sí necesito es información, porque el Presidente pasa todos los días a preguntarme “Bernardo, qué pasa con esto, qué pasa con lo otro”. Lo que yo quería era información, jamás di una orden.
 
SEMANA: Pero hay por lo menos un abuso de poder por parte suya al solicitar a Satena esa información. ¿Por qué tiene que ser usted el que solicita esa información y no, por ejemplo, la seguridad de Palacio, el propio DAS o alguna entidad que tenga facultades para eso?
 
B.M.: Es un documento público, yo soy un funcionario público. Lo que no puedo decirle a Satena es “mándeme un avión ya para mi familia” o “cómprele las turbinas a tal proveedor”. Ahí sí estaría extralimitándome. Uno cree que gobernando desde la Presidencia uno puede decir “¿Hombre, qué saben de tal cosa?”. Es lo mismo que cuando uno le pregunta a un ministro “¿siguen los problemas en tal carretera?”. Es lo mismo que decirle al señor de Satena “¿qué saben de un vuelo que hicieron en Satena?”. No me extralimité en mis funciones.

SEMANA: ¿Qué hizo usted con esa información que le pidió a Satena?

B.M.: En una reunión con Mario Aranguren, director de la Uiaf, en mi oficina le conté sobre eso. Le dije “por qué no mira qué es eso”. Él se lo llevó y se lo entregó a sus colaboradores. Eso fue lo que realmente pasó.        

SEMANA: Los documentos que Satena le envió con toda la información completa sobre el viaje de los magistrados tienen fecha del 9 de noviembre. Pero, de acuerdo con las declaraciones ante Fiscalía y Procuraduría de los funcionarios del DAS que están siendo investigados por ese caso, esa entidad solo obtuvo esa misma información que usted tenía en abril de 2008. Es decir, usted tuvo casi cinco meses antes toda la información que finalmente después recopiló el DAS sobre el viaje de los magistrados.¿Por qué nunca le dijo al DAS que usted ya tenía eso? ¿El que usted haya esperado cinco meses no fue con la intención de esperar que ellos hicieran esa investigación para usted ‘legalizar’ su actuación cubriéndose con la que había hecho el DAS? 
 
B.M.: Diez días tuve la información, simplemente le pregunté a Satena qué sabían del vuelo chárter, y le pasé eso a la Uiaf.
 
SEMANA: ¿Y al DAS por qué no le dio esa información que ya tenía? María del Pilar Hurtado ha declarado que el DAS empezó a investigar el tema por una conversación informal con usted sobre Ascencio Reyes, pero para ese momento usted ya tenía toda la información que le había entregado Satena
 
B.M.: Lo que le dije a María del Pilar antes del consejo de ministros es qué sabía del tema. Yo no sé si ellos se demoraron, si se aceleraron, si yo fui un poco acelerado. Yo llamé a amigos que están en el medio jurídico y me dijeron que (Ascencio Reyes) era un tipo muy serio, muy vinculado con el sector de la justicia. Y luego le pregunté a María del Pilar. De ahí a que le haya dicho que “hay que perseguir” es muy distinto. Los muchachos dicen que dejaron la información de Ascencio Reyes cinco meses después, ¿Ese era el afán mío?, ¿esa era la saña contra quien fuera?
 
SEMANA: El hecho de que usted haya sido el primer funcionario que pide información relacionada con los magistrados despierta muchas suspicacias, considerando que para esa época había un fuerte enfrentamiento entre la Corte y el gobierno.¿Por qué tanto interés suyo en averiguar sobre los magistrados?

B.M.: La verdad es que esto nunca fue contra la Corte, simplemente era por saber quién era el señor Ascencio Reyes. A mí ese tema se me borró de la agenda, pues aquí entran millones de problemas al día. Cuando César Mauricio me empezó a decir en abril de 2008 que ya se iba a publicar algo sobre eso, le preguntamos a Mario Aranguren qué supo de ese cuento. Le dije cinco meses después: “¿Se acuerda del documento que le entregué?,¿qué pasó con eso?”. Si esto fuera tan sistemático, yo habría llamado a los ocho días a preguntar. Aranguren envió a dos muchachos de la Uiaf que explicaron claramente el tema. Ellos mismos lo dicen en la Procuraduría bajo gravedad de juramento. Nos explicaron el informe parcial de Ascencio Reyes, y preguntamos qué tan grave era. Nos contestaron que no era grave y les dijimos “ah bueno, adiós”.
 
SEMANA: Lo que desconcierta es que esa información que usted tenían en noviembre, el DAS la vino a obtener en abril. ¿Hay una doble investigación entonces, una suya y otra del DAS?
 
B.M.: Yo de María del Pilar estaría pensando, “Bernardo lo pidió por varios lados. Me lo pidió a mí y al señor de Satena”. Uno de los problemas que tenemos aquí es un estilo que nos enseñó el Presidente, que le da una orden a César Mauricio, pero también se la da a otros 10 a ver quién la cumple primero. Yo no veo en eso malicia, que yo haya guardado información, porque yo tuve esa información 10 días en mi escritorio.
 
SEMANA: Pero preguntándoles a funcionarios del DAS si eso que usted hizo al solicitar información de ese caso es normal, afirmaron que no creían que lo fuera porque para eso justamente está el DAS que es el organismo para hacer esa investigación, suponiendo que fuera sobre Ascencio Reyes.
 
B.M.: Es que yo soy un departamento administrativo como lo es el DAS. Y no soy el jefe del DAS y puedo llamar. Si yo diera una orden al DAS estaría cometiendo una irregularidad terrible. Pero creo no estar haciendo nada indebido. Aquí nos llegan muchos problemas diarios y uno tiene que ir evacuando.
 
SEMANA: ¿Pero es innegable que es por lo menos sospechoso que sea precisamente usted, un funcionario de Palacio con quien la Corte tiene una enfrentamiento, quien pida datos sobre magistrados?
 
B.M.: Esos muchachos de la Uiaf jamás dijeron en la Procuraduría que presentaron un informe sobre los magistrados, sino que mostraron el informe de avance de Ascencio Reyes. Eso es también para mostrar que acá nunca hubo una orden sistemática de la Presidencia para chuzar a los magistrados. Tenga la certeza de que no estoy mintiendo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.