Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2011 12:00:00 AM

No habrá indulto o amnistía para grupos armados ilegales: Gobierno

Tras un rifirrafe entre el vicepresidente, Angelino Garzón, y el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, el Gobierno terció y aclaró la posición de la Casa de Nariño.

El gobierno nacional emitió en la noche del miércoles un comunicado en el que anuncia que en los próximos días se reglamentará la Ley 1424 de 2010 (o Ley de Desmovilizados), que amplía el alcance de la Ley de Justicia y Paz “respetando los principios del Derecho Internacional Humanitario, y sin permitir la posibilidad de indulto o amnistía para quienes cometieron delitos de lesa humanidad”.
 
Con esta nota, la Casa de Nariño busca zanjar una discusión que sostuvieron el miércoles el ministro del interior, Germán Vargas Lleras, y el vicepresidente, Angelino Garzón, quienes dieron declaraciones contradictorias acerca de si el gobierno nacional preparaba una legislación que presuntamente permitiría una política de indultos masivos para aquellos que voluntariamente se desmovilizaron de grupos armados ilegales.
 
Garzón había insinuado que tal normativa permitiría que "toda persona desmovilizada de los grupos armados ilegales, que no esté implicada en delitos de lesa humanidad, se acoja al principio de verdad, justicia, colaboración, reconciliación y no repetición y se reintegre a la vida civil”.
 
Por su parte, Vargas Lleras manifestó que “no existe ningún proyecto de decreto modificando la política de indultos” y argumentó que la normativa vigente desde diciembre pasado señala que no habrá indulto por delitos políticos para aquellos que los hayan cometido junto con delitos atroces o de lesa humanidad. También recordó que los paramilitares rasos “no son delincuentes políticos”, tal y como lo señalara en su momento la Corte Suprema de Justicia.
 
Posteriormente Garzón ripostó que aquellos “que se acojan a la Ley 1424, llámense como se llamen, quedan en libertad”, desde el punto de vista de que el Gobierno había reconocido el conflicto armado y las autodefensas y guerrillas como actores. “Busquemos todos los sinónimos”, dijo al referirse a esa libertad, aunque nunca mencionó el termino indulto.
 
Tras el ‘rifirrafe’, en el portal en Internet de la Presidencia de la República se publicó el siguiente comunicado, en el que se recuerdan las condiciones para que los desmovilizados accedan a los beneficios de ley:
 
En los próximos días se reglamentará la Ley 1424 de 2010, que busca que se cumplan los compromisos de paz adquiridos por el Gobierno Nacional con los desmovilizados de los grupos armados ilegales y garantiza a las víctimas la reconstrucción de la memoria histórica, la verdad frente a los hechos violentos y el derecho a la no repetición.

La Ley 1424 otorga beneficios jurídicos a las personas que se desmovilizaron de los grupos armados ilegales, respetando los principios del Derecho Internacional Humanitario, y sin permitir la posibilidad de indulto o amnistía para quienes cometieron delitos de lesa humanidad.

Esta norma permitirá que a las personas desmovilizadas, que así lo requieran se les suspenda la ejecución de la pena por el delito de concierto para delinquir agravado, siempre y cuando, no hayan incurrido en los delitos que cobija la Ley 975 de 2005, y que cumplan con las siguientes condiciones:

1. Estar activos o culminar formalmente el proceso de reintegración que lidera la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración (ACR).

2. Participar en las actividades de servicio social y de reparación que forman parte integral del proceso de reintegración.

3. Participar activamente en el Mecanismo no Judicial de Contribución a la Memoria Histórica que propone la Ley.

4. No haber incurrido en delitos con posterioridad a su desmovilización.

Aquellas personas desmovilizadas que estén alejadas del proceso y que no hayan incurrido en actos delictivos con posterioridad a su desmovilización, deben presentarse ante la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración antes de diciembre de 2011 para acceder a los beneficios de esta Ley. De no hacerlo podrán perder su libertad.

La Ley 1424 es una pieza clave dentro de los mecanismos de justicia transicional y una muestra del compromiso del Gobierno Nacional con la reintegración y con la paz de Colombia. Es importante apoyar a estas personas, quienes en algún momento tomaron el rumbo equivocado, pero que hoy le están cumpliendo al país, apostándole a la paz.

Bogotá, junio 15 de 2011

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.