Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2011 12:00:00 AM

"No hubo acuerdos clandestinos"

El conocido empresario Jaime Lara aclara por qué existe una circular de Interpol con su nombre.

SEMANA: En algunos medios de comunicación ha salido en los últimos días que hay una circular roja de la Interpol con su nombre. Usted hasta ahora no se ha pronunciado.

JAIME LARA:
Esa solicitud lleva varias semanas y mis abogados están manejando el caso. Sin embargo, como ahora se han publicado versiones distorsionadas, me parece oportuno hacer algunas precisiones.

SEMANA: Aclárenos de qué se trata...

J.L.: En Estados Unidos, la Corte Distrital del Sur de la Florida dictó un indictment (acusación), contra una compañía aérea y a tres particulares, un señor Luis Augusto Afanador, Rodrigo Hidalgo y yo, de "conspirar para restringir el intercambio comercial entre Colombia y Estados Unidos".

SEMANA: ¿Y eso qué quiere decir en la práctica?

J.L.: Según la denuncia, entre 2002 y 2006, el señor Afanador, como representante legal de una agencia de carga, y yo, como asesor de esa misma compañía, participamos en unas reuniones para coordinar tarifas del transporte de flores con el objeto, según la acusación, de "eliminar" a la competencia. Se imaginarán la sorpresa que fue esa acusación y por eso contraté unos abogados para que manejaran el caso. Fue en medio de esa situación que salió el comunicado de la Interpol.

SEMANA: ¿Y están pidiendo su detención en cualquier parte del mundo por ese delito?

J.L.:
El comunicado de la Interpol es algo que se llama red notice y no consiste en pedir mi detención, sino que, entiendo, es una solicitud para que comparezca ante un juez en Estados Unidos en la eventualidad de que yo viaje allá. En otras palabras, es un asunto de procedimiento por no haberme presentando ante el juez y no un asunto de fondo por culpabilidad.

SEMANA: ¿Y por qué no se presentó ante el juez?

J.L.: Como les dije, se está manejando la situación a través de mis abogados. En Estados Unidos, cualquier problema con la justicia es complejo. El caso del que se me acusa no es un asunto blanco o negro, sino una cuestión de interpretación. Lo que se está determinando es si somos una línea aérea o un intermediario de transporte como agencia de carga.

SEMANA: ¿Y cuál de las dos cosas es usted?

J.L.: Las versiones de prensa tienen muchas inexactitudes. Para comenzar, dan la impresión de que yo soy dueño de una aerolínea y sacan fotos de un avión con el nombre de Frontier, que era una línea aérea regional de pasajeros con base en Denver, Colorado, con la cual yo nunca he tenido nada que ver.

SEMANA: Pero muchas personas en Colombia lo asocian a usted con Frontier.

J.L.: Eso era una empresa que se llamaba Frontier de Colombia, que nunca fue una aerolínea, sino una agencia de carga y que fue liquidada hace muchos años.

SEMANA: ¿Pero no hubo en ese momento acusaciones de evasión de impuestos?

J.L.: Esas acusaciones fueron desvirtuadas por la misma justicia. Los procesos se surtieron tanto ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca como ante el Consejo de Estado y los dos entes fallaron a favor nuestro.

SEMANA: Pero, aun así, se supone que usted llegó a acuerdos de precios con otras personas y con una aerolínea para evitar la libre competencia. ¿No es esa la acusación?

J.L.:
Cuando uno es intermediario o agente en el negocio del transporte de carga pasa gran parte del día hablando de las tarifas del mercado de las distintas líneas aéreas. Al fin y al cabo para eso es que lo contratan a uno los clientes: para que les consiga los mejores precios. Dentro de las docenas de conversaciones que una agencia tiene sobre ese tema, la justicia de Estados Unidos considera que algunos corresponden a acuerdos clandestinos. Eso no es así y es lo que están aclarando nuestros abogados con la justicia estadounidense.

SEMANA: ¿Pero al estar usted buscado por Interpol no lo pueden extraditar?

J.L.: Como ya les dije, yo no estoy buscado por la Interpol en el sentido que algunas personas han interpretado. El red notice es un asunto de procedimiento para llevarme ante un juez. Además, el delito del que se me acusa en Estados Unidos no es delito en Colombia, y yo no lo cometí. En Colombia, los temas de acuerdos de precios son competencia de la Superintendencia de Industria y Comercio y no tienen categoría penal. Al no ser delito en Colombia, no puede proceder la extradición.

SEMANA: ¿Y si se considera inocente por qué no se presenta?

J.L.: Mis abogados no descartan la posibilidad de una exoneración una vez que presentemos las pruebas y se hagan las aclaraciones del caso. Jamás pensamos que este episodio fuera a tomar la dimensión que le han dado algunos medios. Yo sí pienso presentarme en Estados Unidos tan pronto me lo indiquen mis abogados norteamericanos

SEMANA: ¿Y si lo declaran culpable?

J.L.: Yo creo en la justicia norteamericana. Entiendo que se abran procesos, pero esto no significa, en manera alguna, que se haya cometido un delito y se nos condene de antemano. Confío en el manejo serio que con mis abogados le estamos dando a esta situación y estoy seguro de que desembocará en un fallo favorable y absolutorio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.