Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2006 12:00:00 AM

No más basura

Un ultimátum de la autoridad ambiental tiene a Cali al borde de la emergencia sanitaria. Tiene tres meses para ponerse al día.

"Si huele a caña, tabaco y brea, usted está en Cali, ay mire, vea", así cantaba la orquesta Guayacán en la década del 90 como homenaje a la Sultana del Valle. Pero el aire puro y los buenos olores son cosa del pasado para los caleños, al menos eso es lo que sugiere una encuesta publicada recientemente por el diario El País, del Valle del Cauca. A la pregunta de cuál considera que es el principal problema de la ciudad, el 53 por ciento de los encuestados señaló las basuras, por encima incluso de un tema sensible como la corrupción, que sólo obtuvo el 25 por ciento. Estos resultados parecen darles la razón a los que, como el presidente Álvaro Uribe, dicen que Cali está sucia y fea. Para debatir el tema, SEMANA, junto con la Cámara de Comercio, la Unidad de Acción Vallecaucana, Telepacífico, RCN radio, Caracol radio y el diario El País, realizarán el foro 'No más basura', el próximo jueves 16 de marzo.

Este foro se da al poco tiempo de que la Superintendencia de Servicios Públicos intervino la empresa pública de aseo de Cali, Emsirva, por estar al borde del colapso financiero. Además, la Corporación Autónoma Regional del Valle (CVC), autoridad ambiental de la región, declaró el cierre del basurero municipal conocido como Navarro, que se hará efectivo en tres meses. De ahí que las basuras sean centro de debate entre la comunidad y los medios locales.

La crisis de Emsirva refleja el manejo politiquero que durante los últimos 10 años le dieron los concejales de la ciudad. La Procuraduría regional investiga 30 denuncias que presentaron varios de los 600 operarios temporales de Emsirva a quienes, según los denunciantes, les despojaban del 50 por ciento de sus ingresos y los obligaban a conseguir votos para conservar el empleo. Fueron tantas las irregularidades que, por ejemplo, nunca se renovó la flota de 60 carros recolectores. "Aunque existen los recursos, extrañamente la política de la empresa era no cambiar los vehículos viejos, que cumplieron su vida útil, sino pagar altos valores en talleres y repuestos", dijo a SEMANA Álvaro Ortega, el gerente encargado por la Superservicios.

Los reparos ambientales que ha hecho la CVC tienen que ver con la construcción misma del basurero que hoy opera Emsirva. En 1969 se necesitaron cientos de toneladas de tierra para elevar el nivel del muro que protege a Cali de las inundaciones del río Cauca. Quedó un enorme hueco en las afueras de la ciudad, que el municipio utilizó para arrojar la basura. En esa época fue considerada una buena solución. Treinta y siete años después, y recibiendo a diario 1.800 toneladas de residuos, se ha convertido en un grave problema de salud pública. No se sabe con certeza si los líquidos venenosos que produce la basura al descomponerse estén contaminando el río Cauca, de donde el acueducto municipal saca el agua para un millón y medio de caleños.

El ambiente previo al foro se ha puesto tenso después de que Eva María Uribe, la superintendente de servicios públicos, solicitó a la empresa de aseo devolver a los usuarios cerca de 1.400 millones de pesos, ya que Emsirva nunca cumplió con dar una adecuada disposición a las basuras.

"Vamos a abrir una convocatoria para escoger el operador del nuevo relleno sanitario de Cali. Emsirva no tiene recursos para continuar con esa función y si no ajusta la convención colectiva, habrá que liquidarla", anunció Eva María Uribe al cierre de esta edición. Para los expertos en el tema, esto dejaría a Emsirva dedicada sólo a barrer las calles y sellaría su desaparición. Paradójicamente, Ortega, que fue encargado a nombre de la Superintendencia, dijo a SEMANA que prepara argumentos para demostrar que la empresa es viable económicamente, que puede operar el nuevo relleno y que no se les debe entregar a privados.

El foro promete ser polémico. Más allá de quedarse en los conocidos diagnósticos y las estériles contradicciones, lo importante es que de éste salgan acciones concretas que beneficien a la ciudad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.