Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/10/2017 5:08:00 PM

"No se puede utilizar políticamente la discusión de la seguridad": Dilian Francisca Toro

La gobernadora del Valle explica la controversia alrededor de un impuesto que financiaba programas para esta lucha. Habla de su región, de la Cumbre del Pacífico y de la crisis del Partido de la U.

SEMANA: Esta semana, la Superintendencia de Servicios tumbó un impuesto impulsado por su administración que se cobraba en la tarifa de energía de los vallunos. ¿Qué pasó? 

Dilian Francisca Toro: La Superintendencia no tumbó la tarifa. Se refirió a un asunto de forma relacionado con el método por el cual se hacia el recaudo por medio del recibo de la energía. Se trata de una tasa que tenemos por ley para financiar los programas de seguridad y convivencia del Valle. Esa tasa fue aprobada por la Asamblea del departamento para poder invertir con el Ejército, Fiscalía y la Policía en tecnología, movilidad y tener una respuesta más rápida y efectiva frente a los problemas de seguridad que afectan al departamento.

SEMANA: ¿Cuánto se recaudó con esa tasa? 

D.F.T: Este año hemos recaudado 6 mil millones de pesos y tenemos proyectado que sean 15 mil millones al finalizar esta vigencia. La tasa no es alta para los usuarios, pero representa mucho para la lucha contra la inseguridad. Una persona de estrato seis paga dos mil pesos. Teniendo en cuenta el impacto que podía tener en las empresas hay algunas excepciones, por ejemplo a quienes tienen energías amigables con el medio ambiente.

SEMANA: ¿Concretamente qué se ha hecho con ese dinero?

D.F.T: Tenemos una estrategia de seguridad denominada Corredores Seguros, en la que trabajamos por zonas centro, norte y sur conjuntamente con el ejército, Fiscalía y policía y en algunos sitios  con el sector privado, así logramos conectar las áreas rurales y urbanas. Pero necesitamos inversión en  movilidad como la que hicimos recientemente que entregamos dotación en vehículos y motos por cerca de 5 mil millones, además vamos a comprar 136 cámaras de seguridad y la meta es tener un Centro de Seguridad en Ruga para tener los siete distritos conectados y mejorar la capacidad de respuesta de las autoridades ante hechos criminales.

Puede leer: Primer ‘corrientazo‘ por impuesto a la energía en el Valle

SEMANA: ¿Por qué estos programas de seguridad no se pueden financiar con recursos propios del departamento?

D.F.T: El departamento está aún en ley 550.  Aunque el año pasado nos fue bien financieramente, todavía tenemos una deuda pendiente por pagar que esperamos sanear este año. Entonces tenemos que recaudar para poder invertir, no solo en seguridad, sino en grandes proyectos de infraestructura vial y deportiva; así como en programas sociales que generen desarrollo económico y social en los 42 municipios del departamento, incluida Cali.

SEMANA: ¿Por qué la superintendencia saca esta resolución? 

D.F.T: Una diputada interpuso un derecho de petición diciendo que ella no podía pagar la tarifa que le estaban cobrando. La superintendencia se pronunció diciendo que no se puede cobrar en la misma factura, sino aparte. Se ha dicho que la superintendencia declaró la tasa ilegal y esto no es cierto. La resolución fue de forma y no de fondo. 

SEMANA: ¿Qué quiere decir con que no fue de fondo? 

D.F.T: La superintendencia no tiene la competencia para pronunciarse de fondo. Eso le corresponde al Tribunal Contencioso Administrativo del Valle. Hay fallos similares que han autorizado este tipo de cobros en Magdalena y en Atlántico. Yo lo que creo es que no se puede utilizar políticamente la discusión de la seguridad como ha sucedido en este caso. La seguridad es de todos. Estamos haciendo un trabajo importante con resultados, pero para continuar se necesitan los recursos.

SEMANA: ¿A qué resultados se refiere? 

D.F.T: Hemos hecho un trabajo articulado con los organismos de seguridad que nos ha permitido disminuir los índices de homicidios en las principales ciudades como en Palmira que se redujeron en un 40 por ciento. En Buenaventura logramos bajar  de 56 a 13 la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, mientras en  Tuluá bajamos el 26 por ciento. El año pasado, de hecho, en todo el Valle redujimos los homicidios en un 20 por ciento. Este año vamos en un siete por ciento menos que el año pasado, porque hay una problemática difícil     en el norte del Valle, por ejemplo en Cartago y Roldanillo. Tenemos que buscar nuevas opciones y  estrategias para garantizar la seguridad. Los Corredores de Seguridad, sumados a las cámaras y el Centro de Control de Buga nos ofrecen una mayor prontitud y frecuencia en la respuesta de las autoridades para atacar todas las formas de delito.  

SEMANA: Cambiando de tema, usted como médica, ha hecho énfasis en su administración en el rescate del Hospital Universitario del Valle, que ha vivido una profunda crisis financiera. ¿Qué ha pasado con este tema?

D.F.T: Ese ha sido un tema en el que hemos tenido satisfacciones. El hospital lo recibí a punto de liquidar y nosotros con la reestructuración de pasivos (Ley 550), inyección de recursos y organización administrativa hemos logrado que el hospital se estabilice y empiece a recuperar su productividad. Actualmente el HUV atiende a 550 personas diarias, tiene 320 camas operando (150 en urgencias) y la facturación es de 19 mil millones de pesos. Ya se les paga puntualmente a los especialistas y al personal, tenemos suministros, es un hospital que funciona y que comprueba los buenos resultados.

SEMANA: ¿Cómo se vive en el Valle el tránsito de las Farc a la vida civil?

D.F.T: El Valle no tiene ninguna zona veredal, pero sí muchas zonas que fueron escenario del conflicto armado: Buenaventura, Bugalagrande, Pradera, Florida y los municipios de la cordillera central y oriental, entre otros. Hemos venido trabajando en un plan de desarrollo integral en tres ejes: reducir la pobreza multidimensional, mejorar la competitividad para alcanzar mejores ingresos económicos y la paz territorial. De ahí que con el Pnud estemos adelantando un proyecto dirigido a las víctimas y los reintegrados del sector campesino para  generarles ingresos. Iniciamos en tres municipios pero se extenderá a 23 más, porque nuestro objetivo es que la paz se haga en los territorios.

SEMANA: Usted acaba de ser anfitriona de la Alianza del Pacífico. ¿Qué significó esto para el Valle? 

D.F.T: Para  el Valle del Cauca fue muy importante la Cumbre porque tuvimos la oportunidad de dar a conocer todas nuestras ventajas y oportunidades para atraer inversión y turismo, teniendo en cuenta que el bloque de la alianza es nuestro principal destino  de exportaciones con el 20.9 por ciento del total.  Precisamente han sido esas ventajas las que han llamado la atención de 16 grandes empresas que se instalaron en la región en el último año. Y es propósito de mi gobierno seguir potenciando al Valle con la ejecución de grandes obras de infraestructura como las dobles calzadas Cali-Candelaria, Jamundi-Cali vía Cañasgordas y Cali-Yumbo, la rehabilitación de la antigua vía Simón Bolívar que va hacia Buenaventura y muchos otros. Logramos además posicionar a Buenaventura como puerta de entrada al Asia Pacifico y empezar a mostrar la marca de nuestra región, que pretende que el país se mueva precisamente al ritmo del pacifico.

SEMANA: Usted es una de las líderes más visibles del Partido de la U. ¿Cómo ve la crisis que atraviesa su colectividad, sin candidato presidencial y con algunos de sus miembros como Bernardo Elías muy cuestionados por la justicia?  

D.F.T: Yo no puedo hablar de política porque soy la gobernadora. Ahora viene una reforma política que cambiará muchas cosas y hay que esperar que pasa en el Congreso.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.