Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/2012 12:00:00 AM

"No volveré a aspirar al Senado": Dilian Francisca Toro

La senadora habla por primera vez desde cuando fue capturada por presunto lavado de activos. Se defiende y ratifica que no volverá a aspirar a una curul.

Es ni más ni menos que la baronesa electoral del Valle. Barrió en las dos últimas elecciones para Senado e influyó en las votaciones de 14 alcaldes y cinco diputados. Tuvo el privilegio, como presidente del Senado, de tomarle el juramento de posesión al presidente Uribe, del que siempre fue una aliada incondicional.

En su departamento aseguran que es la heredera política de su esposo, el exsenador y comerciante de tierras Julio Caicedo, cosa que ella niega. Ahora enfrenta señalamientos y está detenida por presunto lavado de activos en la compra de dos fincas cuyos antiguos dueños, al parecer, estuvieron ligados al narcotráfico.

Cumple su detención en el Centro de Estudios Superiores de la Policía, en el norte de Bogotá, donde va a misa todos los días y estudia Alta Gerencia e inglés por internet. Allí recibió a periodistas de Semana.com, a quienes les dio explicaciones sobre su proceso judicial.

Semana.com: La Corte le dictó medida por la compra de dos fincas por medio de la sociedad Ceiba Verde, de la que usted hace parte. Según la Corte, esa tierra provenía de personas ligadas al narcotráfico…

Dilian Francisca Toro: Se trata de una sociedad que se creó en 1997, un año después de casarme con Julio Cesar Caicedo, con el objeto de compra y venta de inmuebles. Mi esposo hace 30 años trabaja en eso y es su fortaleza como comerciante. Esa propiedad se compró en el 2005 y se solicitó un crédito a Bancolombia, que hizo estudio de tradición y títulos. El banco no encontró inconsistencias, por eso prestó cerca de 1.200 millones de pesos para la compra. Las fincas se hipotecaron.

Semana.com: ¿A quién o quiénes ustedes les compraron esas fincas?
 
D.F.T.: Una finca a un señor Héctor Fabio Giraldo y la otra a Piedad Marulanda.

Semana.com: ¿Sabían ustedes quiénes eran ellos?

D.F.T.: No supe porque yo no hacía las transacciones, las hacía el representante legal de la sociedad, que es mi esposo. Compró las fincas, se las alquiló al Ingenio Mayagüez (propiedad de la familia Holguin) y ellos la adecuaron para la siembra de caña. Hace seis meses se le vendieron ambas propiedades a otro Ingenio, Providencia (propiedad de la Organización Ardila Lulle), creo que por 2.400 millones. Si las fincas tuvieran problemas o algún tipo de duda, ¿usted cree que ese Ingenio las habría comprado?

Semana.com: La Corte dice que en la tradición de una de las fincas aparece Ignacio Álvarez Meyendorff, quien tiene requerimientos por narcotráfico. ¿Quién es ese señor?

D.F.T.: No tengo ni idea. Nosotros no hicimos negociación con él, sino con el que le dije hace un momento. Supimos que Meyendorff fue dueño de esa finca como 10 años antes de que la compráramos. Ahora supimos que en el 2008 tuvo procesos por lavado de activos en Colombia y desde el 2011 está capturado en Argentina por narcotráfico.

Semana.com: La Corte también liga esas propiedades al viejo narcotraficante Phanor Arizabaleta…

D.F.T: Sí. Según los investigadores, la finca era de Ignacio Álvarez Meyendorff y de una empresa llamada Interorbe, al parecer de Phanor Arizabaleta. Lo extraño es que el certificado de libertad estaba ‘limpio’ y si hubiera sido de él (Arizabaleta), pues era el Estado el que tenía que hacer la incautación. Solicité a la Corte que interrogara a este señor y él dijo que la finca no era de él y que no conocía ni a mi esposo ni a mí.

Semana.com: Como si fuera poco, la Corte también vincula esas propiedades al también narcotraficante Víctor Patiño Fómeque…

D.F.T: En el 2008 intentaron extorsionar a mi esposo diciendo que hablaban de parte de Víctor Patiño Fómeque. Dijeron que si no entregábamos esas fincas, me armaban un escándalo. Pusimos la denuncia y la justicia condenó a ocho años a quien intentó extorsionarnos. Él, en últimas, dijo que había mencionado el nombre de Patiño Fómeque por su propia cuenta. De ahí se desprende la investigación de las fincas y la Corte, o los investigadores, dice que, al parecer, esas tierras tienen vínculos con personas ligadas al narcotráfico.

Semana.com: ¿Víctor Patiño tuvo que ver con esas fincas?

D.F.T.: Ninguna. En ninguna de las tradiciones de las fincas aparece algún narcotraficante.

Semana.com: Pero pudieron estar a nombre de terceros que servían como testaferros…

D.F.T.: Lo que dicen es que uno de los señores que vendieron un pedazo de la tierra estaba vinculado al Sisbén y que no tendría cómo tener esa finca. Pero se ha descubierto que eso no es cierto porque se trata de un comerciante decente.

Semana.com: ¿Usted o su esposo tuvieron vínculos con Víctor Patiño Fómeque?

D.F.T.: Para nada. Primero, yo estudié muchos años afuera y, segundo, no he tenido relaciones con narcotraficantes. Julio, mi esposo, tampoco, eso es lo que él me ha dicho y no lo he visto relacionándose con narcos. Eso nadie puede decirlo.

Semana.com: Si el representante legal de su empresa era su esposo, ¿por qué él no está respondiendo?

D.F.T: Él lo está haciendo en la Fiscalía.

Semana.com: Su esposo es el mismo exsenador que habría terminado enredado en el proceso 8.000?

D.F.T: Nunca ha tenido problemas legales. Eso también fue un invento.

Semana.com: ¿Por qué, entonces, renunció al fuero de senador?

D.F.T: Él se retiró porque la política no le gustaba y a mí sí.

Semana.com: Usted dice que su esposo es experto en compra y venta de bienes. ¿No sospechó que en el pasado esas fincas tuvieran como dueños personas con problemas judiciales?

D.F.T: Si hubiera detectado, no habríamos comprado. Somos honestos y honorables y yo como senadora menos me voy a meter en un inmueble con orígenes ilícitos. Compramos de buena fe.

Semana.com: En toda esta historia aparece el nombre del coronel retirado Juan Carlos Meneses, el mismo que habló de los vínculos del hermano del expresidente Uribe con las AUC. Él dijo que usted se había reunido con el hermano de Victor Patiño Fómeque en el 2002 y recibió dinero de él.

D.F.T: Él dice que en el 2002 yo fui a una finca por Calima con un señor que parecía ser mi esposo, que en esa época era senador. Allí estaba el hermano de Víctor Patiño, quien me habría entregado un paquete, al parecer, con plata. Pregunto: Si él era mayor de la Policía de Buga en esa época ¿qué estaba haciendo por allá? ¿Eso quiere decir que él era un delincuente también? Mire, en el 2007 Meneses apoyaba a un candidato a la alcaldía de Buga y yo apoyaba a otro, hubo diferencias en esa campaña y mi candidato tuvo problemas con Meneses. En la investigación en mi contra le preguntaron a Meneses que quién podía corroborar mi supuesto encuentro con Patiño y él dijo que todos están muertos y que sólo un antiguo conductor de la Policía de Tuluá podría corroborar. Ya se contactó al señor y él dice que no es cierto. Esperamos que la Corte escuche a ese señor.

Semana.com: ¿Usted tuvo relación con el coronel Meneses?

D.F.T: Lo conocí en un consejo de seguridad en Buga en épocas del ministro de Defensa Juan Manuel Santos. Pregunté: ¿Quién es ese señor? Y me dijeron que era Meneses, que trabajaba con el candidato a la Alcaldía.

Semana.com: ¿No es mucha coincidencia que la Corte la vincule a un proceso por posible lavado de activos de tierras, al parecer de Victor Patiño, y el capitán Meneses hable de reuniones suyas con familiares de ese narcotraficante?

D.F.T: El señor Meneses es un testigo falso como otros que han aparecido en este proceso como alias el 'Cabezón’ (Armando Lugo, desmovilizado de las AUC a quien la Fiscalía procesa por ser falso testigo en otros procesos), quien trató de extorsionarme en el 2009 diciendo que un senador le iba a dar 200 millones y que si yo le daba 250, él no hablaba de mí. Yo lo denuncié porque tenía las grabaciones de su extorsión. Después empezó a hablar en Justicia y Paz donde dijo que yo había ido a Calima Darién para hablar con HH (José Ever Veloza García, desmovilizado de las AUC, extraditado a Estados Unidos) y dizque organicé el asesinato de un inspector de Policía. Tiempo después, HH lo desmintió.

Semana.com: Los políticos siempre dicen ‘lo que hay en mi contra es una persecución política’. ¿Su caso también es igual?

D.F.T: Mire lo que ha pasado: por un lado, HH; luego, el 'Cabezón’, y ahora esto de Meneses. Todo es muy extraño. Esto tiene que ser algo político, pues no le veo explicación al tema.

Semana.com: Cambiando de tema, ¿qué ha pensado de su futuro político, teniendo en cuenta que usted es la baronesa electoral del Valle?

D.F.T: Mi curul está suspendida y por ahora estoy dedicada a defenderme. Pero ya tomé una decisión: no voy a volver a aspirar al Senado.

Semana.com: Un momento, si sale bien de este proceso, ¿no vuelve al Congreso?

D.F.T: Si sale bien, yo vuelvo a ocupar mi silla mientras acaba este período, pero no volveré a aspirar en próximas elecciones. Ya lo tengo decidido.

Semana.com: Además de la codirección del partido de La U en el Valle, ¿qué más le queda políticamente a usted en esa región?

D.F.T: Nosotros tenemos 14 alcaldes y cinco diputados.

Semana.com: ¿Nosotros?

D.F.T: El Partido (risas)

Semana.com: Usted está detenida en un sitio donde coincidencialmente vive por temporadas el presidente Uribe. ¿Ha venido a visitarla?

D.F.T: Ha venido un par de veces porque aquí está Bernardo Moreno (exsecretario general de la Presidencia). Ha pasado a saludar y a dar ánimos.

Semana.com: ¿Cómo pasa sus días, cómo es su rutina?

D.F.T: Aprovecho mi tiempo. Estoy estudiando por internet una gerencia pública e inglés. Este es un espacio para reflexionar. Voy a misa todos los días y este tiempo me ha servido para fortalecerme espiritualmente.

Semana.com: ¿Dilian Francisca Toro se arrepiente de algo?

D.F.T: No me arrepiento de nada. Lo que sí quiero dejar claro es que lo que me está pasando es muy injusto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.