Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2017 6:08:00 AM

El abandono de Santos a Ñoño Elías

El senador, salpicado en el escándalo Odebrecht, cada vez se siente abandonado por el Gobierno al que ayudó a reelegir. En rueda de prensa el presidente no metió las manos al fuego por él.

“No sabía que desde el gobierno me odiaran tanto. Lástima no haberlo sabido antes. A esas personas deseo que Dios les sane el corazón. Pa‘ lante !”. Las palabras son de Bernardo Ñoño Elías, el barón electoral de Sahagún (Córdoba), y la segunda votación más alta del Partido de la U. Las publicó en la tarde de este miércoles, un día bastante enredado para él. Y dejaron entrever un cierto tono de decepción, frente a un gobierno del que  ha sido aliado incondicional.

La primera noticia que golpeó al Ñoño Elías vino por cuenta del escándalo Odebrecht. Su prima, Básima Patricia Elías Nader, se entregó a las autoridades que la investigan por presunto lavado de activos, y por servir como supuesta intermediaria de las coimas que tendrían como supuesto destino el senador de la U. Sobre ella existía una orden de captura, y la Fiscalía le prepara la imputación de cargos, los cuales rechazará, según su abogado.

Básima Patricia no solo es familiar del Ñoño Elías, sino que prácticamente era su mano derecha en Córdoba, la encargada de organizar los cuadros políticos de la Ñoñomanía, y quien tendría organizada una poderosa maquinaria en Montería, una ciudad en la que aún no se sentía la influencia del Ñoño.  

Le recomendamos: Las fincas que enredan a la prima de Ñoño Elías

Por eso, la detención de su prima fue un duro golpe para el Ñoño, pues el senador podría quedar aún más enredado en el caso Odebrecht, sobretodo después de que la Fiscalía compulsara copias a la Corte Suprema de Justicia para que esta determine si Ñoño Elías en realidad fue beneficiario de los sobornos de Odebrecht, como lo aseguran varios involucrados, uno de ellos el excongresista Otto Bula, también de Sahagún.

No sería la única mala noticia que recibió Elías recibió este miércoles. Al medio día, la saliente directora del Bienestar Familiar, Cristina Plazas, fue entrevistada por la periodista Vicky Dávila en la W Radio. Allí dijo que el senador Bernardo Elías “saqueó el ICBF durante 14 años” y manifestó que durante su paso por la entidad logró quitarle al dirigente político el control sobre los recursos de la niñez en el departamento de Córdoba.

Tras ese durísimo dardo, de una de las funcionarias más cercanas al presidente Santos, Ñoño Elías publicó el referido trino. Muchos creían que como reacción a la captura de su prima Básima, pero en realidad hacían referencia a lo dicho por la directora del ICBF. Para Ñoño fue como un gancho al mentón. Entendió que el gobierno al que ayudó a reelegir le daba la espalda, y preciso en su momento más difícil.

Ahora bien, ¿qué piensa el presidente Santos de quien fuera clave en su reelección? Este jueves, en rueda de prensa, el presidente aseguró que de dolía la situación por la que estaba pasando Bernardo Elías. Sin embargo, no se escuchó del primer mandatario una voz de respaldo: "No conocía ese trino, pero me duele mucho lo que le está sucediendo al senador Elías... pero no entiendo a qué se refiere ese trino. No tendría ningún comentario sobre el particular".

En contexto: Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Hasta ahora, Ñoño Elías se había acostumbrado a ser una especie de tinieblo para el presidente Santos. Lo escondía en público pero de puertas para adentro lo necesitaba. El presidente acudió a él para reelegirse, el Ñoño puso su maquinaria a fondo en la segunda vuelta. En la primera, en la que Santos perdió con Óscar Iván Zuluaga, Ñoño Elías se había quejado porque el presidente había sido tibio a la hora de defenderlo de los cuestionamientos por la mermelada gubernamental.

En campaña, Santos se abstuvo de subir a la misma tarima con el Ñoño Elías, pese a ser barón electoral de su partido. Durante el gobierno solo lo hizo una vez. Fue el viernes 3 de junio del 2016. El presidente visitó Sahagún para inaugurar las obras que el pueblo cordobés le atribuye al Ñoño.

Ambos llevaban puesta la camiseta de la selección Colombia. Primero recorrieron el Mercado Central de Sahagún, luego la ciclorruta que bordea la troncal del municipio. Ñoño Elías le enseñó a Santos la terminal de transportes,  y al medio día pasaron revista al coliseo de boxeo Noel Cogollo. Diez minutos después Santos inauguró el estadio de fútbol Armando Tuirán Paternina.

Puede leer: Ñoño Elías, un barón electoral en aprietos 

“Estas obras las han venido gestionando sus senadores, sus congresistas, sus representantes. Quiero decirles que son muy efectivos porque aquí están las obras, ahí las puede uno ver, las puede uno gozar, el senador Bernardo Elías, el senador Musa Besaile…”, dijo el presidente en el discurso inaugural.

En privado, Santos dejó en manos de Ñoño Elías la gerencia del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo, Fonade, una entidad en la que se tramitan la mayoría de proyectos regionales, financiados con los cupos indicativos que el gobierno traslada a través de la gestión de los congresistas. En junio del año pasado fue nombrado Ariel Alfonso Aduén Ángel, ficha del senador Elías.

El martes, Ñoño Elías ya había recibido el primer golpe de la semana. Santos al reacomodar su equipo de gobierno nombró a Luis Fernando Mejía, actual director de Planeación Nacional, como nuevo director de Fonade, un movimiento que se interpretó como de depuración de la entidad.

Le recomendamos: Para Ñoño Elías lo de Odebrecht es un "impasse"

Es probable que Ñoño Elías ya percibiera que se quedaría sin el respaldo de Santos. La semana pasada, un día después de que el fiscal general compulsó copias, el presidente le pidió llegar hasta el final de la investigación por los sobornos de Odebrecht. “No tenga ningún tipo de contemplaciones, porque esta lucha tiene que llegar hasta el final” le dijo Santos a Néstor Humberto Martínez.

El Ñoño sigue siendo el hombre de los votos para el partido del presidente Santos, pero por el caso Odebrecht nadie meterá las manos al fuego por él. Al senador de córdoba le duele es que desde el mismo Gobierno al que ayudó a elegir lo acusen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.