Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/09/14 16:37

La estrategia para "descontaminar" 48 municipios con minas antipersonal

El Gobierno anunció que el desminado humanitario se concentrará en departamentos como Antioquia, Caquetá, Meta, Tolima, Putumayo y Guaviare.

En Colombia 673 municipios tienen algún tipo de contaminación por minas en su territorio. Foto: Archivo particular

El 38,5 % de las minas antipersonal y municiones sin explotar que hay instaladas en el país se concentran en 48 municipios de 12 departamentos como Antioquia, Caquetá, Meta, Tolima, Putumayo y Guaviare.

En esos territorios se concentrará la nueva estrategia de desminado humanitario, anunció este miércoles Rafael Pardo, alto consejero para el Posconflicto, Derechos Humanos y Seguridad. Esto representa la “descontaminación” de 21 millones de metros cuadrados. Quedarían 30 millones de metros cuadrados por intervenir.

Este plan se trazó teniendo en cuenta información de la Brigada de Desminado Humanitario, de organizaciones civiles, de Parques Nacionales, de los resguardos indígenas, de los consejos comunitarios de negritudes y raizales, del programa de restitución de tierras y de los registros de cultivos ilícitos.

Actualmente se están realizando operaciones de desminado humanitario en 25 municipios y en otros 31 se están desarrollando “estudios no técnicos”. Además, muy pronto 183 municipios serán certificados como territorios sin sospecha de minas antipersonal y artefactos explosivos. Y a todo esto se suman los 48 municipios del anuncio de este miércoles, entre los que se encuentran Ituango, Urrao y Argelia, en Antioquia; Florencia, Cartagena del Chairá y San Vicente del Caguán, en Caquetá; Vistahermosa, Uribe, La Macarena y Mapiripán, en Meta; Chaparral, en Tolima; Caloto, en Cauca; Puerto Leguízamo, en Putumayo, y Miraflores, en Guaviare.

“Nuestra gestión permitirá que al finalizar el 2016 estemos interviniendo, de distintas maneras y en niveles diferentes, 287 municipios (41 %) de los 673 declarados con alguna contaminación de minas en sus territorios”, aseguró Sergio Bueno Aguirre, cabeza de la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal (DAICMA).

En Colombia hay 11.458 víctimas por minas y unicamente en San Andrés no hay presencia de estos artefactos.

Las autoridades calculan que desactivar una mina antipersonal cuesta casi 360 veces más que fabricarla. El costo máximo de uno de estos artefactos genéricos (como la mayoría de los instalados en el país) es de 14.000 pesos y, según los estimativos del Batallón de Desminado del Ejército, desactivar cada uno puede costar entre tres y cinco millones de pesos.

Se calcula que desminar la totalidad del territorio nacional en los próximos 10 años requiere una inversión de unos 200 millones de dólares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.