Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/03/17 20:30

La ‘puerta blindada’ del horror en la cárcel La Modelo

La nueva versión de un fiscal retrata las atrocidades ocurridas en este centro penitenciario. Envenenaban con cianuro y por una misteriosa salida sacaban muertos envueltos en cobijas.

La Fiscalía también indaga si la misma práctica criminal se habría presentado en otras cárceles. Foto: Archivo SEMANA

Hace pocas semanas este portal presentó el testimonio de un ex paramilitar que se acogió a la Ley de Justicia y Paz y contó el horror que se vivió durante mucho tiempo en la cárcel La Modelo, de Bogotá. Ese testimonio, que impresionó al país por la crudeza con la que actuaron los paramilitares, es sólo una de las historias que se esconden en ese penal.

“Primero le metían corriente a la gente. Al que no moría en esos  tanques lo sacaban y lo desaparecían en canecas de aguamasa (sobras de comida). Los picaban, los degollaban, los ahorcaban. Eran envenenados o atacados a cuchillo”, contó el desmovilizado.

Este jueves, ante una magistrada de la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá, el fiscal 4 de justicia transicional reveló otros detalles que hicieron estremecer a quienes asistieron a la audiencia.

Uno de los testimonios fue de Mario Jaimes Mejía, alias el ‘Panadero’, el mismo que espera condena por su participación en el secuestro y abuso sexual y psicológico contra la periodista Jineth Bedoya.

“Lo que se ha indicado por parte del postulado es que uno de los mecanismos de muertes en el penal fue la utilización de cianuro. Al principio, a las víctimas les aplicaban grandes dosis del veneno. Al ver que no morían, decidieron suministrarles dosis más pequeñas que fueron efectivas para matarlos. Las personas que eran envenenadas con cianuro eran presentadas en los registros con una causa de muerte natural”, reveló el funcionario de la Fiscalía.

En su relato, el delegado del ente acusador dejó al descubierto la complicidad de funcionarios del Inpec para cometer estas atrocidades. “El postulado referenció que otras víctimas después de ser torturadas hasta morir eran llevadas a un sitio conocido como la puerta blindada. En ese lugar envolvían los cuerpos en cobijas y los funcionarios del Inpec se encargaban de sacarlos y de allí en adelante está por establecer lo que sucedía”.

Para la Fiscalía está claro que en interior del penal funcionó una estructura criminal que fue denominada por los ex paramilitares: “Bloque Interno Capital de las AUC”, conformado por 200 hombres de las Autodefensas detenidos y que estaban bajo las órdenes de José Miguel Arroyave Ruiz, alias el ‘Patrón’.

Como dato adicional el fiscal aseguró que grupos armados, como las FARC y ELN, tuvieron participación en las muertes. “Se ha identificado que dentro del conflicto se presentaron actores armados que no se pueden perder de vista. Lo ocurrido en La Modelo se extendió a otras cárceles en la que las FARC, el ELN, las AUC ejercieron control en un régimen carcelario con ausencia del Estado y constituyeron graves violaciones a los Derechos Humanos".

Según la Fiscalía, en el penal se vivía bajo las reglas del comando criminal. “Ausencia total del Estado. Se permitió el ingreso de armas, explosivos, la comercialización de estupefacientes, autorizaron el  ingreso de mujeres para la prostitución y lo más grave, realizaron homicidios selectivos y masacres”, sostuvo el delegado de la Fiscalía.

De igual forma, reveló que en La Modelo funcionaba una economía que les permitía sustentar las actividades criminales. “Establecieron precios por el derecho a dormir en determinados sitios, e incluso la ubicación de las celdas. Se hicieron túneles con fines de fuga o para guardar elementos prohibidos o cometer delitos de tortura”.

Sobre las víctimas, señaló que se pueden clasificar en población civil privada de la libertad, gente de fuera que llevaron al penal para ajustar cuentas, miembros del Inpec u otros funcionarios que no accedieron a la ilegalidad y familiares de algunos reclusos.

El fiscal cerró su cruel relato afirmando que estos hechos se produjeron con la complicidad de muchas personas y cuestionó que se trata de casos que violaron los Derechos Humanos, realizados por gente que se encontraba con privación de la libertad.

“La investigación apenas comienza. Tenemos identificados 188 casos. Algunos de los postulados que han descubierto estos hechos han sido amenazados. La Fiscalía seguirá con el proceso para poner ante la justicia a los que deberán responder por los delitos de homicidios selectivos, masacres, desaparición forzada, delitos sexuales, porte y tráfico de armas de fuego”, dijo el fiscal.

Con el fin de acelerar las pesquisas fue conformado un grupo especial de fiscales de la Unidad de Justicia Transicional que ya practicó varias inspecciones judiciales a La Modelo, en la capital del país.

La Fiscalía también indaga si esta misma práctica criminal se habría presentado en cárceles como la de San Isidro (Popayán), La Modelo (Bucaramanga) y El Bosque (Barranquilla).

De igual forma, el ente acusador no descarta iniciar investigaciones contra funcionarios del Inpec por el presunto ocultamiento de estos hechos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.