Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2016 7:59:00 PM

Con González, La Guajira quedó en manos de una casta tradicional

En 28 minutos la Registraduría tuvo escrutado el 100% del resultado. Wilmer González Brito tiene el reto de sacar a La Guajira de una crisis profunda.

Si algo parece tener claro el gobernador electo de La Guajira, Wilmer González Brito, del partido de la U., es que llega a gobernar a un departamento en crisis y que el margen de maniobra para negociar cuotas con los jefes políticos que apoyaron su aspiración sólo puede tener como marco de acción sacar al departamento de la ingobernabilidad y enfocarse en resolver la desnutrición, la mortalidad infantil, el desempleo y la inversión en obras para resolver necesidades básicas insatisfechas.

Escrutado el 100 por ciento de los votos depositados Wilmer González del Partido de la U., obtuvo 99.117 votos, ganando en los municipios de Ríohacha, Manaure, Uribia, Hatonuevo, Urumita, El Molino, Villanueva y La Jagua del Pilar. Mientras que Norberto Tico Gómez, de Opción Ciudadana, obtuvo 90.218 votos y ganó en los municipios donde habían sido alcaldes Kiko Gómez y Oneida Pinto Pérez  -Barrancas y Albania-, así como en Dibulla, Fonseca, Distracción, Maicao y San Juan del Cesar.

Puede leer: "Hay una organización fraudulenta para las elecciones en La Guajira": candidato.

Las grandes diferencias que terminaron dando la ventaja a Wilmer González las pusieron los municipios de Manaure, Uribia y Ríohacha, donde se concentró el 40 por ciento de los votos válidos. En Uribia, de donde son oriundos González y Gómez la diferencia a favor del candidato de la U., y hoy gobernador, fue de 7.642 votos. 

El tercer candidato en estas elecciones atípicas fue el médico pediatra y exalcalde de Ríohacha Luis Gómez Pimienta, quien obtuvo 17.727 votos. Además hubo 10.632 votos en blanco, 4.655 nulos y 1.779 tarjetones no marcados, para un total de 224.128 votos depositados por candidatos, es decir, que fueron a las urnas el 39.71% de los electores habilitados; el 60.29 dejaron de concurrir.

La jornada comenzó sin ningún tropiezo y tal como se había anunciado, la Registraduría instaló 611 estaciones de biometría en los 15 municipios, y al parecer no se pudieron instalar en Nazaret, el corregimiento más al norte del municipio de Uribia.

Aunque la diferencia entre González y Gómez es de casi 8.000 votos, es la elección más reñida en los últimos ocho años, porque Kiko Gómez derrotó por más de 20.000 votos a Bladimiro Cuello y Oneida superó por más de 100.000 votos a Ovidio Mejía en las elecciones de 2015. En las atípicas de 2014, Chemita Ballesteros superó al hoy gobernador electo por más de 10.000 votos y curiosamente es la segunda vez que el médico Luis Gómez Pimienta participa en elecciones atípicas.

Este domingo, sin duda, los ganadores fueron el representante por el partido de la U., Alfredo Deluque y los exgobernadores Jorge Pérez Bernier, Jorge Ballesteros Bernier y su hijo Chemita Ballesteros. Pero no tienen mucho que celebrar, ya que Pérez Bernier está siendo investigado y José María Ballesteros también. Los Ballesteros, padre e hijo, han sido ganadores en las tres últimas elecciones, pues habían apoyado las aspiraciones de Kiko Gómez en 2011, la de José María Ballesteros en las atípicas de 2014 y la de Oneida Pinto en 2015, pero la alianza se rompió al parecer porque Oneida les habría incumplido a los Ballesteros.

Los grandes derrotados son el exgobernador Juan Francisco Gómez, quien a pesar de encontrarse detenido, participó abiertamente en la campaña de Tico Gómez, pues su hijo Fernando y su esposa Bibiana estuvieron presentes en varios actos de campaña del candidato perdedor.

Le puede interesar: Oneida Pinto tiene una investigación en la Fiscalía

También fue derrotada Oneida Pinto quien hizo campaña a favor de Tico Gómez. También resultó derrotado el representante Antenor Durán Carrillo y ocho diputados, entre otros Ildefonso  Medina, quien presentó un proyecto a la asamblea para que se le hiciera un examen siquiátrico al gobernador encargado Jorge Enrique Vélez, porque éste acusó a los diputados de entorpecer la marcha de su administración negando la aprobación de ordenanzas y autorizaciones que la administración departamental solicitó para –entre otros- contratar la alimentación escolar.

Quién es el gobernador electo 

Nacido en Uribia, municipio más al norte de la Guajira, conocido como capital indígena de Colombia porque más del 50 por ciento de sus habitantes son de la etnia wayuu. Es ingeniero civil de la Corporación Universitaria de la Costa (CUC), fue secretario de obras y alcalde de Uribia entre 1995 y 1997 y representante a la Cámara durante dos periodos.

Está casado con Laura Andriolis, de la etnia wayuu, ha sido concejal de Uribia, diputada a la asamblea departamental y secretaria de asuntos indígenas.

El grupo de Nueva Guajira, principal aliado de González Brito, es encabezado por Jorge Pérez, Alfredo Deluque y Álvaro Cuello Blanchar. Pero de otro lado, está la familia Ballesteros Bernier, de vieja traición liberal. En los últimos 25 años, en estos dos grupos políticos se ha concentrado la hegemonía política en el departamento. En ocasiones como aliados y en otras como contradictores.

Pero así como han detentado el poder de manera alternativa, sus contradictores los acusan de haber dilapidado miles de millones de pesos de regalías en un departamento que sigue sin acueducto en la mayoría de las cabeceras municipales incluida su capital Ríohacha, con problemas de saneamiento básico por la inexistencia de alcantarillados, con el más alto índice de analfabetismo a nivel nacional y la mayor tasa de mortalidad infantil en el país. 

El candidato González ha dicho que la responsabilidad es personal, que él no hereda nada, que su trayectoria está a la luz pública y fue elegido representante durante dos periodos consecutivos (2002 – 2006 – 2010) precisamente en el momento de mayor influencia de los grupos paramilitares y en su contra no existe acusación por parapolítica. La corrupción, dijo González a Semana.com en una entrevista hace unos pocos días, es un fenómeno que afecta a todo el país no sólo a La Guajira y nosotros queremos demostrarle a Colombia que en este departamento hay personas de bien que queremos cambiar esa mala imagen que hoy tiene el departamento.

Le puede interesar: Fiscalía pide que ‘Kiko’ Gómez sea condenado por homicidio

Entre sus prioridades para los tres años de gobierno está la terminación del proyecto de la represa del Río Ranchería, la construcción del distrito de riego que irrigaría 18.000 hectáreas y generaría empleos en la zona rural y la construcción del acueducto regional para nueve municipios con problemas de suministro de agua.

Wilmer González Brito asumirá el cargo una vez haya hecho el empalme con el gobernador Jorge Enrique Vélez, a mas tardar el martes o miércoles de esta misma semana.

Le recomendamos: Wílmer González, nuevo gobernador de La Guajira

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.