Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/2009 12:00:00 AM

Nuevos detalles sobre subsidios de Agro Ingreso Seguro

Una sola familia rica del Magdalena al parecer fraccionó su finca para recibir de forma injusta más de 2.000 mil millones de pesos del gobierno. Uribe ordenó devolver dineros que fueron recibidos con trampa.

En el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS) que privilegió a prestantes familias de la Costa Caribe con millonarios aportes, hay nuevos detalles que en su edición de este jueves reveló la revista Cambio. En el municipio de Algarrobo, en el departamento del Magdalena,  la familia  Dávila Jimeno, dueña de las fincas Campo Grande y La Faena, terminó siendo una de las grandes beneficiarias de dicho programa del Ministerio de Agricultura, después de un recorrido por varias fincas de la costa.

La publicación señala que “Los Dávila Jimeno fueron los únicos beneficiarios de millonarios subsidios del programa Agro Ingreso Seguro para riego y drenaje en esa zona, y una de las cuatro grandes familias en el departamento. Y llama la atención la forma en que accedieron a los recursos. CAMBIO pudo establecer que los proyectos presentados por la familia Dávila y sometidos a evaluación del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, IICA, operador del convenio Agro Ingreso Seguro para ‘riego y drenaje’ del Ministerio de Agricultura, son idénticos en su forma y todo parece indicar que ocultan un fraccionamiento de tierras para hacer posible que la misma familia pudiera beneficiarse de más recursos públicos para invertir en las mismas tierras en el mismo año”.

Como cada proyecto no podía recibir más de 600 millones de pesos, los Dávila dividieron sus tierras en seis partes, la arrendaron entre los mismos familiares, y por cada proyecto que presentaron al Iica recibieron en promedio 420 millones de pesos. Una de las favorecidas fue la ex señorita Colombia, Valerie Domínguez, novia de Juan Manuel Dávila Jimeno.

“(...) el 2 de marzo, mes y medio antes de que se cerrara la convocatoria para 'riego y drenaje' para 2009, Dávila Jimeno le arrendó a la novia de su hijo, la actriz Valerie Domínguez, 110 hectáreas de la finca La Faena por un millón de pesos mensuales. La dirección de contacto que la ex reina certificó ante el Ministerio es la misma de la sede empresarial de la familia Dávila en Santa Marta. Para el proyecto presentado por la ex reina -similar a todos los demás- fueron adjudicados 306 millones de pesos”, señala Cambio.

Antes de conocer la publicación, el ex ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, creador de este proyecto como Ministro de agricultura y hoy precandidato presidencial por el Partido Conservador, aseguró en una columna en el diario El Tiempo que “el que varias personas pertenecientes a ciertas familias del Magdalena hayan recibido incentivos de riego quiere decir que cada una de esas personas presentó un proyecto diferente, en un predio diferente, con fuente hídrica diferente, que cumplió todos los requisitos, todas las condiciones y obtuvo el puntaje para que el Iica- OEA hubiera determinado que debía ser seleccionado dentro de los miles y miles de proyectos que han sido favorecidos por el programa”.

Sin embargo, en la mañana de este jueves, el candidato Arias tuvo que recular, pues no sólo esta familia hizo triquiñuelas para beneficiarse, sino que el enlace entre el Iica y el Minagricultura es Carlos Manuel Polo, “un ingeniero civil especializado en Ciencias Agropecuarias que fue alcalde de Santa Marta en 1988 durante seis meses, y subgerente de Infraestructura del Incoder -adscrito al Ministerio de Agricultura- entre el 1º de septiembre de 2005 y el 31 de diciembre de 2007”, según Cambio, y muy amigo de la familia Vives Lacouture, otra de las beneficiarias de AIS.

Por eso, a través de un comunicado de prensa, Arias manifestó su indignación con algunos empresarios y dijo que se sentía asaltado en su buena fe porque defendió la legitimidad de los proyectos de riego. “Pensé que actuaban con la misma buena fe con la que he actuado siempre”, aseguró. 
 
Reacción del gobierno

El presidente Álvaro Uribe, quein siempre defendió la transparencia del programa AIS, ordenó devolver los dineros de AIS que se invirtieron de forma irregular. "La decisión que se ha tomado es que el Ministerio de Agricultura tiene que buscar por medios judiciales y extrajudiciales la devolución del dinero, en breve", dijo Uribe.
 
"Y segundo, como seguramente los proyectos ya están ejecutados, está bien que estén ejecutados. Los que lo hicieron correctamente, cuanto mejor. Los que no, que mantengan el dinero y que esos proyectos los financien con sus propios recursos”, agregó.
 
Sin embargo, este proceso no será fácil, ya que seguramente los benficiados con estos aportes buscarán por todas las formas de mantener sus ayudas comprobando que lo hacen para mejorar la productividad dsu negocio y, así, generar más empleo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?