Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/1997 12:00:00 AM

NUEVOS MINISTROS

Con el nombramiento de tres ministros la semana pasada se dio posiblemente el último cambio en el gobierno Samper.

Los tres cambios ministeriales de la semana pasada tienen algo en común: los nombres escogidos corresponden a personas especializadas cada una en el sector que les va a tocar manejar. En esta categoría cae inclusive el nuevo Ministro de Minas, quien ya estaba en el gabinete como Ministro de Desarrollo. Orlando Cabrales en el fondo había sido toda su vida un hombre del sector energético. Estudió ingeniería química y desde estudiante inició sus prácticas en la Refinería de Cartagena. Cuando esta fue adquirida por Ecopetrol pasó a ser vicepresidente financiero de esta empresa hasta 1994. En total fueron 22 años en la industria. Miembro de la junta directiva de Carbocol y participante de la instalación de Proeléctrica en Cartagena, en el sector energético se siente en su salsa. Fue buen Ministro de Desarrollo, pero la cartera lógica para él era Minas.Carlos Julio Gaitán tiene imagen de político hábil entre sus amigos y de politiquero entre los antisamperistas. Pero su mayor mérito ha sido triunfar en el sector industrial. Es un hombre hecho a pulso que comenzó con una microempresa con el nombre de Servintec, cuya actividad central era la producción de autopartes. Servintec nació sin capital y sin ventajas de ninguna clase diferentes de los conocimientos que había adquirido su fundador como empleado de Colmotores. En estos 30 años se ha convertido en una de las firmas de mostrar en el sector automotor. Ha tenido el enorme mérito de haber sido exitosa tanto en la época de la economía cerrada como en la época de la apertura. Este no es un tránsito fácil. Sin embargo la empresa hoy no sólo abastece a nivel nacional, sino que exporta a Venezuela, Brasil y Ecuador, donde le compran la General Motors, la Mazda y la Ford. Uno de sus grandes orgullos es que sus tres hijos han sido estudiantes estrellas en las mejores universidades de Estados Unidos y dos de ellos son ejecutivos exitosos en empresas multinacionales. Como político su hoja de vida es la de un samperista triple A. Fue fundador del Poder Popular, concejal y representante y ha estado al lado de su jefe en las duras y en las maduras. Sus dos banderas en el Ministerio son: impulso a la microempresa y lucha por la devaluación.El tercer ministro es José Fernando Bautista. Oriundo de Cúcuta, Bautista hizo un salto de viceministro a ministro, lo que constituye un premio enorme por su gestión como apagaincendios en múltiples oportunidades. Manejó con gran destreza situaciones como los recientes escándalos de Caprecom y de Audiovisuales.Sin embargo, a pesar de lo anterior, Bautista es un personaje poco conocido a nivel nacional. Quienes lo han tratado aseguran que tiene mucho talento, carácter y convicciones muy definidas. Su principal objetivo en el Ministerio es recobrar la confianza de la opinión pública en los procesos que adelanta. El primer paso que dio fue el de que va a someterse al concepto que emita el Procurador con respecto a la misma adjudicación en el resto del país. Si el Procurador recomienda que se caiga, él acogerá el concepto. Lo que es innegable es que a José Fernando Bautista le espera una titánica labor en cabeza del Ministerio. Debe ejecutar procesos como la adjudicación de larga distancia telefónica, la licitación del sistema trunking, los buscapersonas de la banda 900, el sistema PCS, que es considerado la telefonía celular del futuro, y las demás adjudicaciones de radio. La responsabilidad que recae sobre este ejecutivo de tan solo 33 años de edad es enorme. Para él y para sus dos nuevos colegas, quedan 11 meses de ardua labor.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.