Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/10/04 00:00

Nuevos testigos complican la situación a ex director de la UIAF

Tres ex directivos de la UIAF aseguran que Mario Aranguren trató de alterar pruebas en el caso de las chuzadas del DAS y que el actual director fue impuesto por él sin haber aprobado el requisito del polígrafo para su ingreso a la entidad.

Mario Aranguren, ex director de la UIAF. Foto: Karen Salamanca - SEMANA

Según reveló Noticias Uno, tres nuevos testigos complican la situación del ex director de la Unidad Administrativa Especial de Información y Análisis financiero UIAF, quien se encuentra privado de la libertad en el proceso de las interceptaciones ilegales del DAS.
La Fiscalía presentará a tres testigos que incriminan directamente a Aranguren en la presunta manipulación de información falsa para darle apariencia de legalidad.

La primera testigo es la ex jefe de prensa de la UIAF Mónica Rojas, quien le contó a la Fiscalía que recién estalló el escándalo Mario Aranguren reunió al personal de confianza para indicarle que, por razones de institucionalidad, si la UIAF salía salpicada era necesario incriminar a dos funcionarios para que todo terminara allí.

La segunda testigo es Marta Lucía Rojas, quien fuera jefe de la oficina jurídica de la UIAF. Ella contó que fue declarada insubsistente por negarse a cumplir una orden de Aranguren para modificar unas actas sobre reportes de operaciones financieras del empresario Ascencio Reyes.

Otro testigo es Diego Solis, ex subdirector de informática de la UIAF, quien afirmó que fue declarado insubsistente por negarse a modificar registros de ingreso del personal del DAS a esa entidad durante una reunión convocada por Aranguren.

Solis reveló también que las pruebas de polígrafo ordenadas por el director no fueron aprobadas por algunos funcionarios al momento de su ingreso a la entidad, pese a ser requisito, entre ellos el actual director Fernando Niño, quien según los testigos es “muy amigo de Aranguren”.

En diálogo con Caracol Radio, Fernando Niño negó estos señalamientos hechos por testigos ante la Fiscalía y dijo que presentó su carta de renuncia el pasado 2 de agosto.

Niño aseguró que sí mantuvo una relación cercana con Aranguren, pero desmintió que haya sido puesto en la dirección de la unidad por él, asegurando que sí pasó las pruebas de los polígrafos.
 
Igualmente aclaró que desde el pasado 2 de agosto puso su cargo a disposición del entonces presidente Álvaro Uribe y su ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga. Sin embargo, no se tomó ninguna decisión y ahora está en manos del actual gobierno.

Por su parte, el Fiscal General (e), Guillermo Mendoza Diago, reconoció en entrevista con Caracol Radio que existen estas denuncias e indicó que procederán a analizarlas.

“Tenemos declaraciones en ese sentido, pero debe ser explorada en su contenido mismo y verificándola a través de hechos externos a ellas”, puntualizó. Y agregó: “Nosotros, en su momento y con todo el cuidado del caso, determinaremos si en realidad ofrecen la veracidad suficiente para determinar si con eso se estuvo afectando la dinámica probatoria, porque eso es un delito ya”.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.